En cinco años creció el número de sacerdotes en Asia y África

La Oficina Central de Estadística de la Iglesia analizó las variaciones en el número de sacerdotes en todo el mundo entre 2013 y 2018: en total son 414 mil, un descenso muy leve en términos generales (0,3%). Aumentan los sacerdotes diocesanos (+ 0,5%), disminuyen los religiosos (2%).

 


Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - En cinco años ha crecido el número de sacerdotes en Asia y África, pero el número total - 414 mil - en todo el mundo ha disminuido, aunque solo en un 0,3%. Los datos que presentó el Anuario Estadístico de la Iglesia corresponden al período 2013 - 2018, en el cual se ordenaron 43 mil sacerdotes, la mitad de ellos en Asia y África.

La Oficina Central de Estadística de la Iglesia analizó las variaciones en el número de sacerdotes de todo el mundo entre 2013 y 2018: en total son 414 mil, una disminución muy leve en términos generales (0,3%). En el período de tiempo considerado, se ordenaron 43.000 sacerdotes, la mitad de los cuales distribuidos equitativamente entre los continentes africano y asiático.

La publicación del Anuario estadístico de la Iglesia para el año 2018 permite analizar las características estadísticas y dinámicas de los sacerdotes en las diferentes realidades eclesiales. Considerando los datos según un criterio territorial o del clero de pertenencia (sacerdotes diocesanos o religiosos), se pueden hacer algunas reflexiones interesantes.

Como hemos dicho, el número total de sacerdotes en el mundo disminuyó entre 2013 y 2018, pasando de 415.348 a 414.065. La contracción (del 0,3%) se concentra en la última parte del período. Exactamente lo contrario a lo que ocurrió en África y Asia, que registran un incremento del 14.3% y 11.0%, respectivamente, con un aumento de más de 2.200 unidades solo en 2018. En el mismo período, América se encuentra en una situación casi estacionaria con un promedio de 122.000 unidades aproximadamente. Por último, Europa y Oceanía, responsables del descenso a nivel mundial, muestran una reducción superior al 7% y el 1,1%, respectivamente.

Al observar los números de los sacerdotes diocesanos y religiosos, se puede ver que a nivel mundial los primeros muestran una tendencia creciente (con un aumento general de casi un 0,5%, igual a más de 1300 unidades), mientras los segundos registran la tendencia contraria. (con una contracción de casi el 2%, equivalente a unas 2.600 unidades menos).

En el análisis por continente, los sacerdotes religiosos disminuyeron en Europa (8,3%), en América (6,7%) y en Oceanía (3,1%) mientras que aumentaron en Asia (+12,8%) y en África (+ 9,7%). La mejora en la consistencia total de sacerdotes diocesanos, por otro lado, se puede atribuir a la rápida expansión de la presencia diocesana en África (donde el número aumentó un 16,4%), en Asia (donde el crecimiento fue del 10,8%) y en el América, excluyendo la del Norte (+ 2,2%). Por el contrario, Europa muestra una fuerte reducción (-6,7%).

En cuanto a la distribución geográfica, si bien Europa tiene el número más elevado, registra una considerable disminución en la cantidad de sacerdotes: en 2013 contaba con más de 184 mil sacerdotes que representaban el 44,3% del total, y en 2018 bajaron al 41,3%. África y Asia, por el contrario, han ganado terreno, alcanzando el 25,7% del total mundial desde el 22,9% en 2013. América conserva alrededor del 30% y Oceanía se mantiene relativamente estable con poco más del 1,1%.

Durante el período 2013-2018, las ordenaciones fueron más de 43 mil, de las cuales América representó el 28,3% del total, seguida de África (25,5%), Asia (25,2%), Europa (20,3%) y Oceanía (el 0,7% restante).

Entre los factores de reducción del cuerpo sacerdotal, se observa que, entre 2013 y 2018, el número de sacerdotes fallecidos fue aproximadamente 4.000 unidades menos que las ordenaciones, superando las 39.000 en todo el mundo. En Europa, que se caracteriza por un cuerpo sacerdotal mucho más anciano, hubo 23.365 fallecimientos, lo que significa 15 mil unidades más que las ordenaciones. Sin embargo, se ve compensado por el saldo positivo que se registra en Asia y, sobre todo, en África, donde la edad media de la población sacerdotal es menor. Por último, resulta casi perfectamente equilibrado el balance demográfico en América.

El nivel de mortalidad varía considerablemente en las distintas zonas geográficas, y en el período de tiempo considerado, algunas regiones (África, América Central Continental, Sudeste de Asia) tienen tasas de mortalidad muy parecidas y en todo caso más bajas que en todas las restantes zonas geográficas.

El fenómeno de las deserciones afectó a casi 6 mil sacerdotes en todo el mundo durante el período 2013-2018. En cuanto a la distribución territorial de los datos, más del 81% de las deserciones se produjeron en América y Europa, mientras que las otras áreas sufrieron relativamente muy poco.

Último dato: los cambios migratorios son positivos y de cierta importancia para América del Norte y Central, Europa y Oceanía, y los negativos son importantes para África, Asia y América del Sur.

 

cq5dam.thumbnail.cropped.750.422.jpeg