Harbin: la Guerra cultural contra el Thanksgiving Day; el universitario contra la empleada del campus
de Zhang Sanfeng(张三丰)

Un estudiante universitario desencadenó un ataque ideológico contra el gesto de gratitud de una empleada, en el campus del Instituto de Tecnología de Harbin, La mujer regaló unos bombones de chocolate por el “Día de Acción de Gracias” (Thanksgiving Day). El estudiante la acusó de introducir “actividades religiosas” y “fiestas extranjeras” en la universidad. Sin embargo, China festeja el Primero de enero, el Día de la Mujer, el Primero de mayo, y tantas otras fechas. La reflexión de una personalidad (anónima) en la web. 

 


Beijing (AsiaNews) – El estudiante universitario del Instituto Tecnológico de Harbin, que denunció el gesto de amabilidad de una empleada administrativa del campus, realmente ha tocado el límite moral y social (más bajo).

Para el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day, 26 de noviembre), esta señora preparó una caja de bombones con una nota: "Gracias por el apoyo de ustedes hacia el dormitorio no. 17. En Internet, un estudiante dejó tres comentarios, uno tras otro: "Siendo representante oficial, está celebrando públicamente una 'fiesta extranjera'. ¿No piensa en los efectos que tendrá?"; "Se ruega a los tutores y al campus suspender inmediatamente esta actividad", "de lo contrario me veré obligado a informar a las autoridades del ateneo".

Puedo imaginarme a este estudiante. Un científico, presa de la ira y quizás con la cara sonrojada. Sin duda es un hombre joven, pero su lenguaje es obsoleto. Estos comentarios incluyen la acusación, la amenaza y las fórmulas prefabricadas: "¡Me veré obligado a informarlo a las autoridades universitarias! Esta frase proviene de su vida cotidiana; en el momento en que escribió esta frase, su corazón seguramente estaba colmado de una sensación de seguridad.

La gente se siente muy airada por esta "denuncia"; y la mayoría de los comentarios que aparecen en el sitio web del Observador (www.guancha.cn) también critican a este estudiante. Esto se debe a que "la denuncia" y "la gratitud" son dos sentimientos opuestos. Todo individuo debe estar agradecido, de lo contrario es difícil seguir viviendo, o se vive sólo de manera "inhumana".

Se compara a la empleada del campus con el buen estudiante de una universidad prestigiosa. Esta señora no conoce los orígenes del Día de Acción de Gracias, y sin duda ama nuestra patria. Y la verdad es que en el momento de hornear esos dulces, se conmovió con la palabra "gratitud". Esta es una hermosa palabra que puede ser usada para expresar agradecimiento. Dijo que está agradecida por el apoyo de los chicos hacia el dormitorio. 17; esto demuestra que piensa que tiene responsabilidades hacia el dormitorio no. 17. Quizás no sea una persona "culta", pero en ella aún se puede ver el sentido de la justicia del ser humano.

Como siempre, la respuesta de parte de la universidad fue decepcionante. En su perfil de Weibo, la institución afirma que tanto la empleada como el estudiante que denunció el caso hicieron las cosas de buen corazón. Parte de una lógica de compromisos. de eso no cabe la menor duda. Pero en realidad, no logran ser “justos”. Según informó Phoenix, una personalidad de la administración para estudiantes de maestría dice que "en principio, las universidades no promueven Thanksgiving Day, el Día de Acción de Gracias". Por lo tanto, el estudiante no se equivoca y hay que darle la razón".

La respuesta de la Universidad, en la que se subraya que "está estrictamente prohibida la entrada de actividades religiosas en el campus", es una actitud basada en ideas preconcebidas, sin tratar de entender que el Día de Acción de Gracias no es en absoluto una festividad religiosa, y que la señora encargada del dormitorio no estaba realizando "una actividad religiosa".

La respuesta de la Universidad también sugiere otra idea: la "denuncia" del estudiante es justa (o en todo caso, lo hace de buen corazón), y hay que darle la razón. Esta es una cultura que se está volviendo cada vez más popular en las universidades, y el estudiante que quiere "denunciar" a la señora encargada se siente alentado por esta misma cultura (en cualquier caso, él mismo no se equivoca).

Este caso enseguida generó gran estruendo: mucha gente quedó sorprendida y se sintió muy enfadada, ya que este gesto tocó los sentimientos del público. ¿Sólo porque es una "fiesta extranjera" debe ser "denunciada"? ¿Y qué hay del día de Año Nuevo (1 de enero), del Día de la Mujer, el Día del Niño y el Día del Trabajo? Todos estos festivos provienen del extranjero; ¿entonces deberían estar todos prohibidos?

Hemos crecido con la compañía y el consuelo de una serie de “fiestas”: algunas son originarias de China, como la Fiesta del Dragón, la de las Lámparas o el Festival del Medio Otoño. Otras se han popularizado en los últimos dos siglos: tal es el caso del 1 de enero, el Día del Niño, el Día de la Mujer y el Día del Trabajo. En los últimos 40 años hemos asimilado varios "festivos occidentales", que se ya se han convertido en parte integrante de nuestras vidas. Ya nadie le da importancia a la palabra “internacional” en el Día del Niño o de la Mujer. De alguna manera, estos festivos reflejan la integración de China con el mundo.

En cuanto al Día de Acción de Gracias, muchos chinos no conocen su origen exacto. Según varias fuentes, que también se encuentran en Internet, es una fiesta popular en Canadá y Estados Unidos (en Europa no se celebra mucho). Al principio fue una ocasión en la que los inmigrantes agradecían al cielo y a los aborígenes por haberles ayudado en los momentos difíciles. Es por ello que el festival es "muy agrícola": comen principalmente pavo y calabaza. En el fondo, esta fiesta combina bien con los valores de los chinos, porque a lo largo de la historia, la vida del pueblo chino ha sido bastante dura.

Los chinos no respetan estrictamente las tradiciones del Día de Acción de Gracias, así que no comen ni pavo ni calabaza, pero exaltan el espíritu: la gratitud es quizás uno de los sentimientos que más necesitan los chinos. Los emoticones creados para el Thanksgiving Day, con un fuerte gusto estético, típico de la gente de mediana edad, quizás sean un poco molestos. Sin embargo, comparados con el estudiante que reportó el caso de la empleada del campus, estos amigos de mediana edad son bastante más agradables.

El Instituto de Tecnología de Harbin (una sucursal del de Shenzhen) es una de las mejores universidades del noreste de China, pero la reacción que han tenido ese estudiante y la universidad frente a este hecho, resulta realmente preocupante. Según fue reportado en los medios, en el 2018 la matriculación para ingresar a Harbin superó a la de la sede central. Como ciudad, Shenzhen es más atractiva que Herbin, esto es algo que no se puede subestimar, pero el hecho de que Harbin haya superado a la sede central es bastante sorprendente. Quizás muchos padres y estudiantes piensan que la nueva sede representa mayor apertura y tolerancia, mayores oportunidades; mientras que la antigua sede sigue sumergida en un clima conservador y cerrado. 

La interpretación radical de ese estudiante muestra esa actitud: una persona cerrada en sí misma, que abre bien los ojos y constantemente busca identificar quién es el enemigo y quién es el camarada, eliminando al enemigo y teniendo cada vez menos cosas bellas en su corazón. Boicotear la Navidad por los "factores religiosos" inherentes; boicotear el Día de San Valentín porque trata de los sentimientos entre el hombre y la mujer; boicotear el Día de Acción de Gracias porque es "occidental". Al final habrá cada vez menos blancos del boicot, y lo que es menos importante perdurará: permanecerá el acto de “boicotear”, solo ese gesto en sí, esta costumbre del pensamiento, cuya consecuencia es una continua estrechez. 

Todo esto es realmente preocupante. En un joven brillante, lo más valioso es un corazón amable y abierto, más que la búsqueda constante de enemigos. En lugar de la palabra "informar" (反映 fanying) el joven escribió "reaccionar" (反应 fanying) (las dos palabras en chino tienen la misma pronunciación, los jóvenes de hoy en día suelen cometer errores en la escritura). Tal vez sea un error de tipeo, pero de alguna manera refleja su naturaleza. Si una persona pierde su mente abierta y su capacidad de pensar, termina siendo como un animal que "reacciona" por instinto, y ya no tiene los sentimientos y la capacidad de expresar ("reflexionar") que caracterizan al ser humano.

Un sacerdote chino que vive en Alemania, comenta: "Durante el Año Nuevo Chino, la televisión estatal siempre transmite saludos de otros países del mundo. Por ejemplo, la Torre Eiffel de París siempre se ilumina de rojo, al igual que el Empire State Building de Nueva York. Sin embargo, algunos de nuestros medios nos instan a no celebrar las fiestas occidentales, pero quieren que otros celebren las nuestras.  Al hacer esto, ¿acaso no contradicen nuestra tradicional virtud de reciprocidad, ensombreciendo nuestra imagen de "país ceremonioso"?

CINA-_Thanksgiving_gift.jpg