Delhi, sacerdote católico: el gobierno ignora a los agricultores (VIDEO)
de Nirmala Carvalho

Decenas de miles de personas acamparon en las afueras de la capital durante semanas para protestar contra la reforma agraria. Piden que se derogue la liberalización y se regrese al sistema "controlado" anterior. Los grandes grupos - dicen los manifestantes - podrían imponer precios demasiado bajos.

 


Nueva Delhi (AsiaNews) - "El gobierno ignora las demandas de los agricultores, pero nunca antes se han visto protestas de esta envergadura". En declaraciones a AsiaNews, el padre Joseph Odanat, de la diócesis local de Faridabad, expresó su solidaridad con las decenas de miles de campesinos que desde hace semanas protestan contra la reforma agraria.

Junto con otros cuatro sacerdotes provenientes de Kerala, el P. Joseph visitó a los manifestantes (ver video), que acampan en las afueras de la capital. Los religiosos se preguntan cómo es posible que las autoridades pueden ser tan inhumanas: “Los campesinos se organizaron de manera autónoma, sin el apoyo de los partidos políticos. Me quito el sombrero ante su valentía y unidad”.

La legislación aprobada en septiembre liberaliza el mercado agrícola: los agricultores indios ahora pueden vender a cualquier comprador, a cualquier precio, en vez de estar obligados a entregar sus cosechas a los depósitos estatales por un precio fijo. Los agricultores - especialmente los que tienen pequeñas parcelas - quieren que se elimine la reforma y se restaure el sistema "controlado" anterior. Según la India Brand Equity Foundation, el 58% de la población india depende del trabajo agrícola y el 85% de los mismos son pequeños agricultores que poseen como máximo cinco acres de tierra.

Los líderes campesinos rechazaron ayer la propuesta de modificación de la reforma que ofreció el gobierno. Los manifestantes exigen en cambio que por lo menos se garantice un precio mínimo para sus productos. Temen que el mercado sea monopolizado por grandes grupos que podrían imponer precios más competitivos.

Los sindicatos anunciaron que intensificarán los disturbios. Amenazan con bloquear las autopistas Jaipur-Delhi y Delhi-Agra el 12 de diciembre y extender luego la protesta a todo el país. Darshan Pal, presidente de la Unión Krantikari Kisan, explicó que las últimas propuestas del gobierno tampoco satisfacen las demandas de los campesinos.

El primer ministro Narendra Modi defiende la iniciativa y afirma que traerá grandes beneficios a decenas de millones de agricultores, porque promueve una mayor circulación de productos agrícolas de un estado a otro y en su interior. Los partidarios del gobierno señalan que la legislación no desmantela el sistema de compra de arroz y granos por parte de los organismos públicos ni tampoco elimina el precio mínimo garantizado de los productos agrícolas.

 

india-farmer-protests.jpg