26/02/2020, 11.30
IRAK
Enviar a un amigo

‘Cuaresma de solidaridad’ para con los cristianos de Mosul y Nínive

Para Don Paolo Thabit Mekko es la "palabra clave" que inspira gestos y acciones de los fieles "atentos no sólo a la realidad local, sino a todo el país". En Karamles un centro comunitario por Pascua, un punto de encuentro y convivencia. Desde la antigua fortaleza del Califato la esperanza de un nuevo modelo de coexistencia.

Karamles (AsiaNews) - Los cristianos de Mosul y de la llanura de Nínive se preparan para vivir "una cuaresma de solidaridad", ésta es de hecho "la palabra clave" que "inspira" gestos y acciones de los fieles "atentos no sólo a la realidad local, sino a todo el país". Esto es lo que dice a AsiaNews Don Paolo Thabit Mekko, jefe de la comunidad cristiana de Karamles, en la llanura de Nínive, en el norte de Irak, según el cual "la gente llena las iglesias" durante "las celebraciones y los momentos de encuentro para reforzar los lazos y superar las divisiones".

El sacerdote caldeo, que ha estado involucrado durante años en el cuidado de las miles de familias que huyeron en el verano de 2014 tras el surgimiento del Estado Islámico (EI, antes Isis), hoy en día en la vanguardia de los trabajos de reconstrucción, confirma "la gran afluencia de gente" en la iglesia y en las reuniones. "En estos días", dice, "la prioridad es reunir a la comunidad, superar las divisiones y fortalecer la solidaridad, especialmente hacia las familias que no tienen nada o viven en situaciones de debilidad". La atención también se dirige a aquellos núcleos que no son de la zona, pero que viven en otras partes del país".

"Todos los días -continuó- celebramos la misa y momentos de oración, el Vía Crucis, lecturas y reflexiones, propuestas de gestos colectivos para toda la comunidad, colectas. También pedimos pequeñas sumas, pero juntas pueden ser de gran ayuda. Somos capaces de crear pequeños fondos para ayudar a las personas en dificultades, desde los que necesitan alimentos hasta los que necesitan apoyo financiero para hacer frente a las deudas, las reclamaciones de indemnización, como los accidentes de tráfico o los enfermos que necesitan atención... la propuesta es hacer más en una perspectiva de solidaridad”.

En lo que respecta a los trabajos de reconstrucción, "muchas casas siguen quemadas, otras parcialmente destruidas, otras completamente demolidas. Pero el trabajo continúa: estamos a punto de terminar -explica- un centro comunitario en Karamles, el objetivo es inaugurarlo para la Pascua. En el interior habrá actividades pastorales, juegos, catecismo y un gran salón para fiestas, bodas, porque hoy en día la gente todavía se ve obligada a ir a Qaraqosh donde hay más espacios. Ahora, sin embargo, con esta sala ya no será necesario ir a otro lugar".

El (lento) camino del renacimiento también abarca la ciudad de Mosul, metrópoli del norte del Iraq que durante años fue la plaza fuerte del Califato Islámico en el país. "Tenemos una parroquia en Mosul -dice Don Paolo- donde cada domingo celebramos la misa a la que asisten varias familias, algunas de las cuales han regresado de forma estable. Los servicios son ahora regulares, aunque la mayoría de la población cristiana original está todavía lejos. Estamos esperando un punto de inflexión en el camino del renacimiento, Mosul sigue siendo una ciudad aún por reconstruir, con una corrupción muy fuerte".

Muchos jóvenes, continúa el sacerdote, colaboran para que "se produzca este cambio radical" y precisamente de lo que fue una vez el bastión del yihadismo pueda surgir "un signo de novedad, del trabajo a un nuevo modelo de convivencia". Hay muchos jóvenes que quieren construir una nueva sociedad, que luche contra el fundamentalismo, multicolor, con diferentes grupos étnicos y religiones, abierta". Mosul, continúa, "podrá convertirse en un laboratorio de coexistencia entre cristianos y musulmanes, gracias también a la labor de organizaciones y personalidades que buscan cambiar la mentalidad, unir en la diversidad a árabes, yazidis, musulmanes, cristianos, etc.".

"Esperamos que esta Cuaresma -concluye Don Paolo- sea el comienzo de una nueva etapa para Irak, en la que también se pueda producir un cambio político, una verdadera lucha contra la corrupción que ha destruido el país. Necesitamos un pacto común entre los ciudadanos para que prevalezca una nueva visión, una paz real y un cambio concreto que esperamos desde 2003 para el pleno desarrollo de la nación".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Nínive, nuncio en Irak: en la obra de reconstrucción aumenta la unidad y la comunión entre los cristianos
17/05/2017 13:22
Irak: los jóvenes cristianos, musulmanes y yazidíes, semillas de diálogo en la tierra devastada por el ISIS
12/05/2017 14:31
Mosul, universitarias cristianas: después del ISIS, el estudio hace vislumbrar una esperanza de paz y unidad
06/10/2018 11:22