20/11/2014, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Jesús llora ante el cierre de nuestro corazón, como lloró sobre Jerusalén

"Me pregunto: hoy en día nosotros los cristianos que conocemos la fe, la catequesis, que vamos a misa todos los domingos, nosotros los cristianos, ¿tenemos pastores qué están contentos con nosotros? ¿Por qué nos acomodamos todo y no necesitamos nuevas vistas del Seño.,, Y el Señor sigue llamando a la puerta de cada uno de nosotros y de Su Iglesia, de los pastores de la Iglesia.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - Como Jesús lloró sobre Jerusalén por el "cierre de su corazón", así hoy la Iglesia llora porque  nosotros rechazamos la "sorpresa" de Dios, "porque todos nos acomodamos y no necesitamos nuevas visitas el Señor". Lo dijo Francisco en la homilía de la misa celebrada hoy en la Casa de Santa Marta, y señaló la "negativa" de la "ciudad elegida, el pueblo elegido. ¡No tuvieron tiempo de abrir la puerta! Estaban demasiado ocupados, demasiado satisfechos de sí mismos".

"Jerusalén - dijo el Papa - se sentía feliz, tranquila con su vida y no tenía necesidad de Dios: nadie se había dado cuenta de que necesitaba la salvación Y es por eso que cerró su corazón ante el Señor". "El llanto de Jesús:" su Jerusalén y está "llorando por su Iglesia, hoy, por nosotros".  "¿Y por qué Jerusalén no había recibido al Señor? Por qué estaba tranquila con lo que tenía, que no quería problemas, pero también - el Señor lo dice en el Evangelio - " si supieras, en este día, lo que trae paz. Tú no conoces el tiempo en el cual será visitado"". Tenía miedo de ser visitado por el Señor; tenía miedo de la gratuidad de la visita del Señor. Estaba segura de las cosas que ella podía manejar. Nosotros tenemos confianza en las cosas que podemos manejar... Pero la visita del Señor, su sorpresa, que no puede manejar".

"Y de esto tenía miedo Jerusalén para ser salvado en la calle de las sorpresas del Señor. Tenía miedo del Señor, de su Esposo, el Amado. Y así Jesús llora. Cuando Dios visita a su pueblo, nos trae la alegría del Señor., nos lleva a la conversión y todos no debemos tener ningún miedo de la alegría - ¡no!.. pero sí de la alegría que trae al Señor, porque no podemos controlarla, Tenemos miedo de la conversión porque la conversión significa dejar que el Señor nos guíe".

"Jerusalén estaba tranquila, feliz, el templo funcionaba. Los sacerdotes hacían sacrificios, la gente venía en peregrinación, los maestros de la ley habían arreglado todo, ¡todo! ¡Todo despejado! Todos los mandamientos claros... Y con todo esto Jerusalén tenía la puerta cerrada". La cruz, "el precio de ese rechazo" nos muestra el amor de Jesús, lo que lo lleva "a llorar hoy - muchas veces - por su Iglesia".

""Me pregunto: hoy en día nosotros los cristianos que conocemos la fe, la catequesis, que vamos a misa todos los domingos, nosotros los cristianos, ¿tenemos pastores qué están contentos con nosotros? ¿Por qué nos acomodamos todo y no necesitamos nuevas vistas del Seño.,, Y el Señor sigue llamando a la puerta de cada uno de nosotros y de Su Iglesia, de los pastores de la Iglesia. Sí, la puerta de nuestro corazón, la Iglesia, los pastores, no se abre, el Señor llora, también hoy". "Pensamos nosotros - finalmente pregunta el Papa - ¿cómo estamos ahora mismo delante de Dios?".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: la vida consagrada, “un capital” de la Iglesia, autónomo pero no independiente
28/10/2016 16:45
Papa a los jóvenes, sed "revolucionarios", porque "los puros de corazón verán a Dios"
17/02/2015