28/10/2014, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: la Iglesia la hace Jesús, tienes que entrar y no quedarse en la recepción

Cuando eligió a los apóstoles eran "todos pecadores", pero Jesús no veía el pecado, sino el corazón. "No podemos entender la Iglesia sin este Jesús que reza y este Jesús que sana. Que el Espíritu Santo nos haga comprender, a todos nosotros, que esta Iglesia tiene el poder en la oración de Jesús por nosotros y que es capaz de curar a todos nosotros". Somos ciudadanos de esta Iglesia. "Si nosotros no entramos en este templo, y nos hacemos parte de esta construcción a fin que el Espíritu Santo more en nosotros, no estamos en la Iglesia".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - El "trabajo" de hacer la Iglesia lo ha hecho Jesús hace dos mil años, cuando eligió doce columnas para edificar la Iglesia y colocandose a sí mismo como una "base" y la "piedra angular". Él eligió "todos pecadores", pero Jesús no mira el pecado, sino el corazón. Francisco lo dijo en la homilía de la misa celebrada hoy en la Casa Santa Marta, al comentar sobre el Evangelio del día, que narra el nacimiento de la Iglesia con la llamada de los apóstoles, y la lectura de Pablo, quien describe a la Iglesia como un edificio creciente "bien ordenado" en sus fundamentos.

"Jesús ora, Jesús llama, Jesús elige, Jesús envía a los discípulos, Jesús cura a la multitud. Dentro de este templo, este Jesús que es la piedra angular hace todo este trabajo: Él es quien lleva adelante la Iglesia, así como dice san Pablo, esta Iglesia está construida sobre el fundamento de los apóstoles. Esto que Él ha elegido, aquí: escogió a doce. Todos los pecadores, todos. Judas no era el más pecador: no sé quién era el más pecador... Judas, pobrecito, es aquel que está cerrado al amor y por eso se convirtió en un traidor. Pero todos ellos huyeron en el momento difícil de la Pasión y dejaron a Jesús solo. Todos son pecadores. Pero Él los eligió".

Y frente a la traición de Pedro: "Jesús no le importo el pecado de Pedro, miraba su corazón. Pero para encontrar este corazón y sanarlo, oró. Jesús que ora y Jesús que cura, incluso por todos nosotros. No podemos entender la Iglesia sin este Jesús que ora y este Jesús que sana. Que el Espíritu Santo nos haga comprender, a todos nosotros, que esta Iglesia tiene el poder en la oración de Jesús por nosotros y que es capaz de curar a todos nosotro".

Jesús - ha dicho poco antes, citando a San Pablo -  nos quiere "dentro" de la Iglesia no como invitados o extranjeros, sino "con el derecho de un ciudadano". En la Iglesia "no estamos de paso, estamos arraigados allí. Nuestra vida está ahí". "Somos ciudadanos, ciudadanos de esta Iglesia. Si no entramos en este templo y somos parte de esta construcción a fin que el Espíritu Santo more dentro de nosotros, no estamos en la Iglesia. Nos encontramos en la puerta y miramos: 'Pero, eso es genial. .. Sí, esto es agradable... ". Los cristianos que no van adelante, de la recepción de la Iglesia están allí, en la puerta...' Sí, yo soy católico, sí, pero no demasiado... así que...".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: La humillación en sí no es bella, “sería masoquismo”, pero aquella sufrida y aceptada por Jesús te hace imitarlo
17/04/2015
Con el Papa Francisco, la misión ad gentes renueva la Iglesia
16/10/2014
Mirpur, la parroquia ‘de los migrantes’ María Reina de los Apóstoles
14/11/2018 15:43