01/05/2014, 00.00
MYANMAR
Enviar a un amigo

Activista católica: la Constitución, los Rohingya y Kachin, el camino de las reformas inconclusas en Myanmar

de Francis Khoo Thwe
Benedict Rogers, director para Asia de CSW, analiza la situación en el país asiático a un año antes de las elecciones. Él llama a la retirada del ejército en los territorios de Kachin y critica el proceso de " deshumanización " contra la minoría musulmana rohingya. En lugar de la democracia, se le llama "flexibilización " de las cadenas de la represión. El pesimismo sobre las enmiendas constitucionales.

Yangón (AsiaNews)- "Varias veces el gobierno birmano entabló coloquios de paz y , al tiempo mismo, el ejército continuó destando ataques contra [avanzadas de los rebeldes] Kachin. Los , diálogos se basaron en la confianza y también el ejército, a través de sus generales, es parte integrante de este proceso". Es cuánto cuenta a AsiaNews Benedict Rogers, periodista y activista por los derechos humanos originario de londres, líder del grupo para el este de Asia de Christian Solidarity Worldwide (Csw), gran experto en Myanmar, país en el cual hizo su ingreso en la Iglesia catolica,  el año pasadoen la catedral de Yangon. Él ha seguido de cerca en los últimos meses los puntos críticos  del camino de reformas, iniciado-después de decenios de dictadura militar- desde el ejecutivo semi-civil guiado por el presidente Thein Sein.

Del drama Rohingya en el Estado occidental de Rakhine, a los conflictos étnicos en territorio kachin, en el norte en la frontera con China, de la reforma de la Constitución al procso de democratización, hay muchos puntos aún por resolver. Y arriesgan de cerrar las aperturas del pasado bienio, que han hecho registrar la parcial liberación de los detenidos políticos, una mayor apertura para la prensa y las Ong extranjeras, la remoción de parte de las sanciones occidentales y el ingreso de los institutos internacionales entre los cuales el Fondo monetario internacional (Fmi).

En estos días el Kachin Independence Organization (Kio) pidió un encuentro previsto para el 10 de mayo, con una delegación gubernamental para bajar las tensiones entre los frentes después de semanas de enfrentamientos durísimos de fuego. Mientras tanto los líderes de numerosos grupos étnicos de Myanmar- son más de 135 las etnias que componen la Unión- se reunieron en Chiang Mai, en Tailandia, para el reinicio de las tratativas finalizadas al cese del fuego. Por otro lado queda siempre abierta la cuastión de la minoría musulmana Rohingya, sin derecho a ciudadanía y objeto de feroces persecusiones de parte de los budistas Arakenesi, que según el vice-presidente Sai Mauk Kham. "No es más un problema interno, sino que asumió ramificaciones más amplias y requiere una ayuda internacional".

Interpelado por AsiaNews, Benedict Rogers subraya que "si un proceso de paz (con los Kachin) debe ser", antes que nada "tienen que detener los ataques" y el ejército "debe retirarse o por lo menos reducir el número de las tropas en las áreas étnicas". En lo que se refiere a los Rohingya, él afirma que "negar a un ser humano no sólo la ciudadanía en el país en el cual nació, sino impedir también también el indicar la propia identidad [como sucedió en ocasión del "censo" (ndr)] es inhumano". Se trata de un problema "radicado" y servirá "tiempo" para resolverlo. Por esto el activista auspicia una mayor participación del gobierno en el defender a las minorías y castigar a cuántos cometen vilencias: un proceso de distensión y de confrontación; investigaciones profundizadas- con la contribución de organizaciones internacionales- sobre las recientes violencias; y sobre todo, que "estén involucrados en primera persona los Rohingya en el diálogo y en la reconciliación, y que los mismos Rahine reconoscan a los Rohingya como seres humanos" y en cuanto tales sujetos de derecho.

En lo que se refiere a los "aspectos positivos" del último bienio, el activista de Csw, explica que "no representan ellos solos" el pleno cumplimiento del proceso democrático. Más bien, ellos son "la disminución y no la remoción" de una acdena que tiene atado al pueblo birmano o. Para usar otra metáfora, el ensanchamiento de la jaula, en la cual el prisionero tiene mayor libertad de movimiento. Entre los problemas no resueltos él recuerda, la existencia aún hoy, de prisioneros políticos y de arrestos arbitrarios, la intolerancia de fondo confesional, la violencia sectaria y los elementos que fomentan el odio, junto a las expropiaciones forzadas y a los "muchos desafíos" que tiene el País y el pueblo. Él se muestra pesimista también sobre un posible éxito positivo del proceso de revisión de la Constitución, tal que permita a la líder de la oposición Aung San Suu Kyi de participar en la carrera por la presidencia en 2015. "Deseo que con la debida presión internacional- concluye el activista- el escepticismo pueda resultar equivocado. Es verdad que el voto 2015 si quiere tener un mínimo de legitimación, debe estar precedido por una reforma constitucional seria".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Yangon. Católicos y activistas lloran la desaparición de Win Tin, líder democrático birmano
22/04/2014
Líderes birmanos: "Diálogo político para la paz", pero en el Estado de Kachin siguen los combates
31/01/2014
Yangon, cinco millones de firmas para Aung San Suu Kyi Presidente
14/08/2014
Se inicia la Conferencia Panglong de paz del siglo XXI
31/08/2016 10:50