22/01/2019, 14.28
ITALIA-RUSIA-VATICANO
Enviar a un amigo

Andrej Rublev, un santo ruso que también es celebrado en Roma

de Stefano Caprio

Se llevó a cabo un concierto en San Juan de Letrán en honor del monje dedicado a la creación de íconos. La celebración se enmarca en la Semana de oración por la unidad de los cristianos. Las Iglesias de Occidente, desde siempre han sido devotas de los santos rusos. Embajador ruso: Un signo de las buenas relaciones entre la Federación Rusa y la Santa Sede. 

Roma (AsiaNews) – Por primera vez en la historia cristiana, un santo ortodoxo fue solemnemente celebrado en una basílica católica de Roma. Se trata del gran iconógrafo Andrej Rublev, muerto el 29 de enero de 1430, a quien fue dedicado un concierto el 20 de enero en la basílica de San Juan de Letrán, la iglesia más antigua de Roma: se interpretó un oratorio de Mons. Marco Frisina, compuesto en honor del santo monje, uniendo las voces del Coro Sinodal de Moscú, del coro diocesano de Roma y de la orquesta sinfónica  "Fideles et Amati".

Andrej Rublev es el símbolo del renacimiento de la Santa Rusia después de dos siglos de dominación tártaro-mogola, cuando a principios del siglo XV, justamente gracias al esplendor de los íconos, el pueblo ruso redescubre su identidad cristiana y su misión como nación, en la defensa de las fronteras del mundo civilizado. El iconógrafo fue discípulo del San Sergio de Radonezh, el santo que bendijo la armada del príncipe Dmitrij Donskoj, que fue el primero en derrotar a los tártaros en la batalla de Kulikovo, en 1380. Sus monjes se esparcieron por las extenuadas llanuras rusas anunciando el Evangelio, y las escuelas de íconos acompañaron esta obra con gran eficacia.  

La canonización de Rublev, que quedó en suspenso durante varios siglos, finalmente fue declarada en el Sínodo de Moscú en 1988, durante la celebración por el Milenio del Bautismo de la Rus. Fue el primer evento del “renacimiento religioso” ruso después de otro “yugo”, el ateo soviético; el nombre del autor del famoso ícono de la Santísima Trinidad ha vuelto a acompañar, por tanto, el nuevo inicio de la historia cristiana en Rusia.

Sus íconos, casi en su totalidad conservados en la Galería Tretjakov de Moscú, son de tal valor que no permiten ser exhibidos en eventos “itinerantes”; es por ello que la gran muestra de pintura rusa, inaugurada en el Vaticano en el Brazo de Carlomagno y que permanecerá abierta hasta el mes próximo, presenta obras que abarcan “Desde Dionisij a Malevich”, y presenta bellísimos íconos de los primeros discípulos del Rublev, pero no las obras suyas. El concierto en San Juan de alguna manera viene a colmar esta “laguna” en el gran intercambio cultural que se está desarrollando entre Rusia y la Santa Sede en el último tiempo.

De cualquier manera, el maestro de los íconos es muy venerado en el mundo católico, tanto en Oriente como en Occidente. Además, los Papas oficialmente admitieron en la devoción católica a todos los santos rusos anteriores a 1439, cuando los ortodoxos aceptaron la Unión con Roma en el Concilio de Florencia. Luego, los príncipes y zares moscovitas rechazaron la comunión con Roma y proclamaron la ideología de la “Tercera Roma” moscovita, última salvación del mundo cristiano, sobre todo, luego de la caída de Constantinopla en 1453.  

La historia de la santidad en Rusia ha continuado suscitando el respeto y la participación espiritual de todo el resto del mundo cristiano hasta los tiempos modernos, recordando, entre otros, a los santos starets del siglo XIX como Serafín de Sarov y a los ascetas de Optina Pustyn’, así como a tantos mártires del comunismo ateo en el siglo XX. Precisamente en el marco de la Semana de oración por la unidad de los cristianos, el recuerdo de Andrej Rublev es un impulso a vivir una dimensión más profunda que las divisiones históricas entre los cristianos, incluidas aquellas recientes entre las mismas Iglesias ortodoxas.

Al comentar el evento en la basílica lateranense, Aleksandr Avdeev, el embajador ruso en la Santa Sede, resaltó su importancia: “Es una gran manifestación de las buenas relaciones entre la Federación Rusa y la Iglesia Católica Romana… No se trata solamente de un intercambio cultural. Sino de un evento importante para toda la historia del cristianismo, y especialmente para nuestro tiempo”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00