30/12/2013, 00.00
SIRIA
Enviar a un amigo

Arzobispo de Alepo: "La Iglesia ayuda a todos, independientemente de la fe o de facciones"

En dos semanas, el bombardeo del régimen y los rebeldes han matado a casi 500 personas. En Navidad 12 bombas cayeron sobre los barrios cristianos de la ciudad. Mons. Antoine Audo, arzobispo caldeo de Alepo: "La gente está agotada por la guerra, el hambre y el frío La solidaridad entre los musulmanes y los cristianos un signo de esperanza para el futuro".

Aleppo (AsiaNews) - "La Iglesia de Alepo está presente a pesar de las bombas, el hambre y el frío de las últimas semanas, Queremos vivir y tener fe, mostrando nuestra solidaridad a todos sin distinción de religión o de facciones Esta es nuestra misión, nuestra tarea". Así lo afirma monseñor Antoine Audo, arzobispo caldeo de Alepo, que describe la vida de la gente en estos días de Navidad que se ha caracterizado no sólo por una " lluvia de bombas ", y más de 500 muertes, sino también por las historias de solidaridad y convivencia entre cristianos y musulmanes. Para el obispo, los repetidos llamamientos del Papa por la paz han permitido a los sacerdotes, clérigos y laicos, no perder la esperanza y tener fe en Dios

"El 25 de diciembre - dijo Mons. Audo - han caído al menos 12 bombas en distintos barrios, muchos de ellos cristianos, causando muchas víctimas". El obispo subrayó que la situación ha mejorado en los últimos días, pero en las ciudades los pobres son muchísimos. Los bombardeos del régimen y los rebeldes, el frío y la subida de los precios de los alimentos han reducido la población a la inanición. Incluso la clase media se empobrece. "Lamentablemente, no vemos el final de esta violencia - explica - nadie sabe cuándo terminará esta guerra Todo se puede aceptar, pero no esta confusión que no sugiere atisbos de cambio".

Esta situación no impide a los cristianos y la Iglesia para continuar su labor de caridad y de oración por la paz en Siria. A pesar de las explosiones y el riesgo de morir, cientos de personas asistieron a dos misas celebradas en la catedral caldea el 24 de diciembre a las 17.00 horas y en la mañana de Navidad. Los odios y las divisiones que están destruyendo la sociedad siria no hemos dejado de apoyar a las familias pobres y desplazados.

"En los últimos meses - continúa Mons. Audo - miles de familias en los barrios y pueblos de los alrededores de Alepo se han refugiado en el centro de la ciudad, sobre todo en los barrios cristianos La Iglesia acoge a todos, sin distinción, aunque a veces algunos cristianos no comprenden esta apertura que no hace distinción entre religiones y facciones políticas".

Todos los días en las instalaciones de la Iglesia caldea, Cáritas organiza un almuerzo y una distribución de alimentos para los pobres y desplazados en la zona, especialmente musulmanes. "Hace unos días - dice el prelado - un musulmán anciano me persiguió y en voz alta, expresó su gratitud por nuestro trabajo, afirmando que el verdadero oro es visto cuando hay dificultades. Para los musulmanes, este oro es. la caridad de los cristianos".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Gregorios III: los cristianos no necesitan de Assad para sobrevivir
17/10/2013
Obispo de Kurdistan: Acojamos como a hermanos a los prófugos sirios
07/10/2013
Jóvenes y voluntarios de Caritas Hanói llevan los frutos de Cuaresma a los marginados
05/04/2019 12:19
Đà Nẵng, sacerdote redentorista para la asistencia sanitaria a los 400 veteranos del sur
02/05/2018 14:54