15/02/2018, 12.43
SINGAPUR - VATICANO
Enviar a un amigo

Arzobispo de Singapur: ‘Que Europa se deje inspirar por la religión’ (II)

de Paolo Fossati

“Occidente se ha vuelto racionalista, materialista e individualista. La religión aún no puede ser explicada, es algo que viene del corazón, es un encuentro. Fe y razón no se contradicen, pero la fe es más grande que la razón”. En Singapur, muchos empresarios se vuelven filántropos.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – “¿Cómo puede un gobierno laico ayudar a las personas a hallar la realización, si no contempla a Dios y descuida el sentimiento religioso?”; “El dominio de racionalismo y la revolución industrial son las causas de la crisis de valores que embiste a los países europeos”; “La teología es fe en busca de conocimiento, no es una explicación de la fe. Es aquí donde reside el fracaso de Europa”. De esta manera, Mons. William Goh Seng Chye (foto), arzobispo de Singapur, analiza las diferencias de la experiencia religiosa en Occidente y Oriente. Junto a los obispos de Malasia y Brunéi, Mons. Goh viajó al Vaticano, donde estuvo del 4 al 9 de febrero pasado para una visita ad limina. A continuación, transcribimos la segunda parte (de un total de tres) de la entrevista concedida a AsiaNews. Para acceder a la primera parte de la conversación, hacer clic aquí.

 

Luego de describir el clima de armonía y la relación de colaboración entre las instituciones de la ciudad-Estado y las confesiones religiosas, el arzobispo de Singapur, Mons. Goh, analiza las incomprensiones que marcan el vínculo entre la religión y las sociedades de Occidente. “Más que rechazarla, los países europeos debieran dejarse inspirar por la religión en el gobierno de las personas, volviendo mejores sus vidas, dando a ellas un significado y un cumplimiento pleno –afirma el prelado-. Considero que, en este sentido,  Singapur puede ser un ejemplo. Sin embargo, a diferencia de Europa, nuestro gobierno es laico, pero no laicista, ni anti-religioso. La debilidad europea está representada por el hecho de que muchos gobiernos son hostiles a la fe. ¿Cómo puede un gobierno laico ayudar a las personas a hallar una realización, si no contempla a Dios y descuida el sentimiento religioso? En Occidente se está perdiendo una dimensión muy importante de la vida de las personas. En el intento por secularizarse cada vez más, se relega la fe al plano de lo privado, de lo marginal. De esta manera, los hombres jamás encontrarán la felicidad en las cosas que poseen”.

A pesar de que Singapur es un país muy próspero, donde la competitividad y el desarrollo económico son objetivos primarios, la sociedad custodia “un fuerte sentimiento religioso”.  El arzobispo explica por qué: “Cuando se posee todo lo que se necesita, la pregunta a plantearse es: ‘¿Cuál es el sentido de la vida?’Es la religión la que brinda una solución a este interrogante, al cual no se puede responder sin Dios. En Singapur, incluso las jóvenes generaciones, que han crecido en el bienestar, se plantean estas preguntas: ‘¿Para qué vives?’ ¿Quieres marcar una diferencia en la vida de las personas?’ No se puede encontrar un sentido a la propia vida, sino se vive para los demás. Suelo encontrarme con numerosos empresarios, personas exitosas, que a lo largo de su vida –todos- se vuelven filántropos. Son personas que poseen más de lo necesario, una cantidad de dinero que jamás llegarían a gastar en toda su vida. Por eso, comienzan a hacer beneficencia, ofrecen su servicio por el bien del país y donan parte de sus riquezas a organizaciones no gubernamentales, a la Iglesia y a las instituciones de caridad. Las personas son muy generosas en Singapur, y donan sin prejuicios. Las parroquias están colmadas y la Iglesia es activa, llena de vida. Por eso, cuando viajamos a Europa, nos ponemos tristes al ver las iglesias vacías. A las nuestras va mucha gente, y en todas se celebran ocho misas diarias en los días festivos”.  

Mons. Goh señala el “dominio del racionalismo y la revolución industrial” como las causas de la crisis de valores que embiste a los países europeos. “Así es como Europa se ha vuelto racionalista, materialista e individualista –afirma-. La religión aún no puede ser explicada, es algo que viene del corazón, es un encuentro. Fe y razón no se contradicen, pero la fe es más grande que la razón”.

También en la experiencia religiosa hay numerosas diferencias entre Oriente y Occidente. “En general, los asiáticos son personas sentimentales, muy espirituales –explica el arzobispo-. En cambio, Europa ha perdido su dimensión espiritual y gran parte de la religión está en la cabeza de las personas. El razonamiento prevalece sobre la experiencia personal, sobre el encuentro. El Evangelio es un milagro, va más allá de las palabras humanas”. Según Mons. Goh, uno de los motivos por el cual el cristianismo, y en particular el catolicismo, ha echado raíces en Asia es “el respeto por lo sagrado”, que es algo propio de las culturas locales. “Esa es la razón por la cual las religiones en Asia son florecientes, lo que nos empuja a redescubrir nuestro encuentro con Cristo. Sin embargo, dado que Singapur está sometido a una fuerte influencia occidental, mi miedo es que nuestros ciudadanos tiendan a ser demasiado ‘cerebrales’”.

Como consecuencia, en su obra pastoral, Mons. Goh trata de renovar la fe de los católicos a través de retiros espirituales y experiencias de conversión. “Como obispo, mi  tarea es guiar este tipo de iniciativas todos los años, para ayudar a las personas a encontrar a Jesús de modo directo. Por otra parte, este es el fundamento de nuestra fe. Sin este encuentro, se puede estudiar toda la teología que se quiera, pero en el corazón de las personas no habrá ningún cambio. La teología es fe en busca de conocimiento, no es una explicación de la fe. Es ahí donde reside el fracaso de Europa, al cual contribuyen también los escándalos y los malos ejemplos de líderes religiosos. Tal como afirma el Papa Francisco, la renovación de la Iglesia pasa a través de la renovación de sus pastores. Los fieles quieren este cambio, en Singapur tienen ‘hambre’ de la Palabra de Dios. Necesitamos una conversión de los corazones que empiece por la cumbre y llegue hasta la base”,  concluye Mons. Goh.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Arzobispo de Singapur: ‘Construir una Iglesia vibrante, evangélica y misionera’ (III)
16/02/2018 14:48
Arzobispo de Singapur: ‘En Asia están los verdaderos desafíos para la Iglesia’ (I)
14/02/2018 15:17
Arzobispo de Singapur: No hay que criminalizar a los gay; pero tampoco favorecer las leyes sobre las uniones homosexuales
21/09/2018 14:55
Pascua en Singapur: fiesta para tantos nuevos católicos y un compromiso para mejorar siempre más
22/03/2016 17:19
El presidente de Singapur se encuentra en Italia: se reunirá con el Papa Francisco
24/05/2016 12:46


Viajes