14/07/2018, 13.47
BAHRÉIN
Enviar a un amigo

Bahréin, la catedral de Nuestra Señora, corazón de la comunidad católica de Arabia

Se inauguraron nuevas obras, que serán concluidas para el 2021. Una vez ultimados los detalles, será el punto de referencia de la comunidad de Arabia septentrional. No sólo abarca la iglesia sino también la curia episcopal, un hogar y un centro de formación. En los fundamentos se colocó una “cápsula del tiempo”, que contiene la historia de la Iglesia y de los cristianos en el área.

Manama (AsiaNews) – Un lugar de culto abierto a las necesidades de la comunidad cristiana local, compuesta mayormente por migrantes económicos y trabajadores estacionales, y un centro multifuncional que podrá alojar iniciativas sociales, educativas y culturales. Es con este espíritu que la Iglesia de Bahréin y de todo el Golfo ha celebrado recientemente la ceremonia inaugural de las obras para la construcción de la nueva catedral de Nuestra Señora de Arabia, patrona de la península arábiga (en el sitio http://www.bahraincathedral.org/es posible acceder a información sobre las obras y consultar su avance).

Todo el complejo será levantado a uno 20 km de la capital, Manama, y no será solamente un lugar de culto: el mismo alojará, además de la iglesia, un edificio conectado, donde funcionará la Curia episcopal, un hogar y un centro de formación para el trabajo y la pastoral social. El terreno fue donado en el pasado reciente por el rey de Bahréin, Hamad bin Isa Al Khalifa; la ceremonia de inicio de la obra se celebró el 10 de junio pasado y las obras debieran concluirse hacia fines del 2021.

La catedral, dedicada a Nuestra Señora de Arabia, será un testimonio concreto de la presencia cristiana en una de las monarquías más poderosas del Golfo y en una región donde, en su conjunto, la mayoría de la población es musulmana. Segundo lugar de culto cristiano de todo el país, podrá alojar hasta 2.000 fieles y también se convertirá en la sede de la Iglesia de todo el norte del Golfo Árabe.

La ceremonia de inauguración, con la colocación de la primera piedra, fue una ocasión de fiesta para toda la comunidad, que se reunió para escuchar el Evangelio, al cual siguió un breve momento de oración.  En la función participaron sacerdotes y laicos, fieles y altos dignatarios, como los embajadores de Francia e Italia, además de un representante del rey del Bahréin. Asimismo, estuvieron presentes el nuncio apostólico, Mons. Francisco Montecillo Padilla, el vicario de Arabia septentrional,  Mons. Camilo Ballin y cristianos provenientes de Kuwait, Qatar y Arabia Saudita.

 

En los fundamentos de la estructura se colocó una especie de “cápsula del tiempo”, en cuyo interior se describe la historia de la Iglesia católica a nivel mundial, y la de la comunidad católica del Vicariato, además de información sintética sobre la catedral misma. Fuentes locales cuentan que el proyecto nació y cobró forma gracias a la fe y a la perseverancia de la comunidad de fieles, que ha sacrificado parte de sus ingresos para contribuir a la construcción del lugar de culto.

Con respecto a este punto, aún no ha sido alcanzado el presupuesto requerido para llevar a término el proyecto, y se espera obtener mayor financiamiento en los próximos meses. Por otro lado, para los católicos del lugar, en su mayor parte inmigrantes -que no es raro que se vean obligados a padecer vejaciones, discriminaciones, dificultades- la construcción de una catedral y de un centro anexo es motivo de orgullo y satisfacción.  

En Bahréin, la religión oficial es el islam, y en el país rige la sharia –la ley islámica- que es la fuente del derecho. Los católicos del país -cerca de 80.000 frente a una población total de 1,5 millones de habitantes (con un 10% de cristianos)- en sus orígenes fueron inmigrantes provenientes de Irak e Irán.

Tras el boom del petróleo, llegaron cientos de miles de cristianos provenientes de Sri Lanka, la India, el Líbano, Filipinas y de varios países occidentales. Durante la Navidad y la Pascua, las iglesias de Bahréin reciben a muchos cristianos provenientes de Arabia Saudita, donde está prohibida cualquier religión distinta del islam. En Bahréin también hay comunidades judías e hindúes.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
La expulsión de sor Fox es una advertencia para los extranjeros: “A Duterte no se le critica”
06/11/2018 15:20
Manila, terminó la batalla de sor Fox: fue expulsada, ya está en Australia
05/11/2018 12:34
Orissa, 3 mil fieles en el retiro de Cuaresma para la renovación espiritual
18/03/2017 12:12


Viajes