14/11/2016, 13.38
PAKISTAN
Enviar a un amigo

Baluchistán, líderes católicos condenan el atentado al santuario sufí que provocó 52 muertos

de Kamran Chaudhry

La explosión ocurrió al atardecer en el monumento sagrado dedicado a Shah Noorani, situado a casi 750 km al sur de Quetta. El lugar es una meta de peregrinación a la cual se acude desde todo Pakistán y desde el exterior. Los fieles del sufismo son acusados de herejía por los rituales que contemplan cantos y danzas. En la región operan extremistas talibanes y del Estado islámico. 

 Karachi (AsiaNews) – Al menos 52 muertos y más de 100 heridos, entre los cuales figuran muchas mujeres y niños. Es el saldo del trágico atentado perpetrado ayer en un santuario sufí situado en la región de Baluchistán, mientras se desarrollaba un ritual sagrado típico del sufismo. Hoy, algunos líderes católicos condenaron el episodio de violencia, el último de una larga serie que está ensangrentando la región, una de las más turbulentas de Pakistán.

El Prbo. Bonnie Mendes, ex director regional de Caritas Asia, afirma: “Todo ataque terrorista ha de ser condenado, sea éste contra los lugares sagrados o civiles. Y aún más sacrílego es el hecho de que el blanco haya sido un monumento sagrado sufí. Los pobres son quienes más sufren en las tragedias de este tipo. Es verdaderamente un desastre que dichos incidentes ocurran de manera continua en nuestro país”.

El atentado ocurrió antes del atardecer, cuando los fieles estaban cumpliendo el dhamaal, una danza ritual que es acompañada por el sonido de tambores. La explosión ocurrió en el exterior del edificio, donde en ese momento se hallaban cerca de 600 fieles.  

Según datos actualizados, los militantes del Estado islámico habrían reivindicado el atentado. El sufismo es autor de un islam moderado y prevé prácticas místicas y liberatorias (como la música y la danza) a las cuales se oponen los extremistas, por considerarlas heréticas, además de rotularlas como un insulto al islam.  Recientemente, los radicales atacaron también a Amjad Sabri, uno de los cantantes sufíes más famosos del mundo,  asesinándolo a plena luz del día, con la presunta acusación de haber insultado al profeta Mahoma.

El padre Mendes considera que “quizás las autoridades no están haciendo lo suficiente. Exigimos esfuerzos sinceros a fin de eliminar esta amenaza. La violencia está profundamente arraigada en la cultura tribal de la provincia de Baluchistán. Hay franjas extremistas del Estado islámico que comparten la misma ideología y las mismas tácticas”.  

El monumento sacro de Shah Noorani, situado a aproximadamente 750 km al sur de Quetta, es considerado un lugar sagrado tanto por los sunitas como por los chiitas. El memorial está dedicado a la figura del maestro sufí  Hazrat Baba Shah Noorani, que residió aquí hace más de 500 años, viviendo en soledad en la cima de la montaña. El sitio atrae a fieles de todo el país e incluso del exterior. Debido a las difíciles condiciones del terreno, los socorristas han tenido dificultades para acceder a la zona de la explosión.

El atentado de Baluchistán no es sino el último episodio de un largo reguero de sangre dejado por lo terroristas en esta región. A fines de octubre, el grupo Lashkar-e-Jhangvi (LEJ) llevó a cabo una de las más feroces masacres ocurridas en Pakistán, contra la escuela militar de Quetta, en la cual murieron 61 personas sumando cadetes y guardias.

El Pbro. Emmanuel Yousaf Mani, director de la Comisión nacional Justicia y Paz de la Conferencia episcopal pakistaní, considera que los ataques perpetrados en la provincia occidental “son en parte una cuestión interna. Los [combatientes] provenientes del exterior no pueden estar haciendo todo, seguramente debe haber locales involucrados.  El Califato islámico tiene muchos simpatizantes en la región. Los atacantes creen que son dueños de su fe, pero no logran entender cuál es la religión que siguen”.  

“Esto es un fracaso del gobierno –concluye el sacerdote-. El jefe de ministros ahora anuncia que pondrá puestos de control en los lugares en que se desarrollen las oraciones. Debían haberlo hecho antes. Exigimos que sean puestas en práctica ulteriores medidas de seguridad en todo el país. Cada persona tiene derecho a profesar su propia fe” 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Baluchistán, el Estado islámico reivindica el ataque al mausoleo sufí: 20 muertos
06/10/2017 09:48
Lahore, enésima bomba provoca nueve víctimas. Ex general cristiano: nos estamos mintiendo a nosotros mismos
23/02/2017 13:07
En Sind, militante del Estado islámico se hace estallar en un templo sufí: 75 muertos y 200 heridos
17/02/2017 10:36
Activistas: el atentado al mausoleo pretende castigar la tradición de la música y danza sufíes
06/10/2017 14:35
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14