06/06/2014, 00.00
TAILANDIA
Enviar a un amigo

Bangkok: Relanzar la economía y la caza de los Shinawatra, las prioridades de la junta militar

Los militares, en el poder tras el golpe de Estado, buscando el apoyo de los países de Asia-Pacífico. Vietnam y proveedores de apoyo de China, Myanmar reconoce al nuevo gobierno. Levantado el toque de queda en las zonas turísticas. Fuentes de AsiaNews: fracasado el "modelo democrático" occidental, el pueblo está exigiendo un "gobierno fuerte". Primeros intentos de formar un grupo de disidentes en el extranjero.

Bangkok (Agencia Fides) - Búsqueda de apoyo entre los países de la región Asia-Pacífico y purga, lenta pero sistemática, de los miembros más cercanos del "clan Thaksin", que desde hace más de una década ha dominado el centro político y económico de Tailandia, ganando todos las elecciones en los años dos mil. Estos son los dos principales objetivos que se ha fijado la junta militar en el poder desde el final de mayo, tras el golpe de Estado que llevó a la destitución de la primer ministro Yingluck Shinawatra. Además de la reactivación de la economía nacional, echada por tierra por meses de estancamiento político y la incursión del ejército que ha alarmado a los inversores extranjeros. Por esta razón, los niveles superiores de las fuerzas armadas han decidido levantar el toque de queda en las principales zonas turísticas, donde tratan de devolver una imagen de normalidad de las actividades y la recuperación.

El 20 de mayo, el ejército ha declarado la ley marcial, impuesta la censura en los medios de comunicación y después de 48 horas, asumió el control de la nación con el golpe de Estado, poniendo fin a meses de protestas de los "camisas amarillas" que querían la renuncia de la ex primer ministro Yingluck Shinawatra. Una operación se produjo después de dos días de conversaciones entre las distintas facciones políticas que, como las negociaciones de las últimas semanas, habían terminado en un punto muerto. Las protestas contra el gobierno han causado cerca de 30 muertos y cientos de heridos; sin embargo, la decisión de los militares de realizar el golpe ha provocado las críticas de la comunidad internacional, los Estados Unidos y las Naciones Unidas a la cabeza. Diferente, sin embargo, la posición de los gobiernos en el área entre ellos China y Vietnam, que han proporcionado apoyo para el nuevo gobierno en Bangkok y el reconocimiento también viene de la vecina Myanmar, también, gobernado por una junta militar desde hace décadas

Los jefes del ejército de Tailandia continúan los trabajos de remoción de ex funcionarios y oficiales leales a la familia Shinawatra. Entre estos, los gobernadores de las 13 provincias, sobre todo en el norte y noreste del país, junto con los jefes de policía, bastiones del poder de Thaksin. Expertos en políticas tailandesas señalan que el ejército quiere completar el trabajo iniciado en 2006, el desarraigo "la influencia de la Shinawatra".  En respuesta a un grupo de 15 ex partidarios del gobierno que huyeron al extranjero, quiere formar un (primer) movimiento de desobediencia civil en contra de los militares. Jakrapob Penkair, ex ministro y uno de los fundadores de los "camisas rojas", se queja de un proceso de "destrucción sistemática" de la democracia en el país.

Una fuente diplomática de AsiaNews en Bangkok, tras el anonimato, dice que "la situación general está en calma", los principales actores en el juego "saben que tienen que mantener la calma", porque "el ejército controla todos los aspectos" de la vida pública. La presencia de los militares "es mínimo", añade, pero "el mensaje es claro: nosotros mandamos". Los soldados han promovido encuentros con los ciudadanos, con los estudiantes en las escuelas, dicen "obedecer y al mismo tiempo tratar de calmar los ánimos... tratando de hacer todo lo posible para resolver los problemas políticos y sociales" en Tailandia.

La principal preocupación de los militares, dijo la fuente, es "mejorar la economía", han eliminado el toque de queda en los lugares de vacaciones, tratando de "imponer precios moderados y contener la inflación", solucionar el problema del régimen de las subvenciones al arroz "vendiéndolo a un precio bajo". El punto es que la gente "ya no cree en el concepto de democracia según el modelo occidental", que "aquí ha fracasado", pero tiene el deseo imperante de "un gobierno fuerte para dirigir a la gente". En general, se llega a la conclusión, entre la población, incluyendo el "rojo" pro-Thaksin prevalece el consentimiento para el golpe de Estado porque "los gobernantes han defraudado al país y los intereses del pueblo."

Desde 1932 hasta hoy, el ejército tailandés ha tenido por lo menos 12 golpes. En diciembre pasado, después de meses de estancamiento, Yingluck - acusado de ser un "títere" en manos de su hermano Thaksin, en el exilio para escapar de una condena de dos años por corrupción - ha disuelto el parlamento y llamó a elecciones anticipadas. A principios de mayo, un tribunal ordenó la destitución del Primer Ministro y nueve ministros por abuso de poder; Shinawatra es objeto de investigación por el esquema de subsidios a la producción de arroz, lo que habría provocado un agujero en el presupuesto de miles de millones. Los opositores piden reformas políticas y nuevas elecciones y "el fin del régimen de Thaksin", que ganó las elecciones generales desde 2001, contando con un amplio apoyo popular en el norte y noreste.

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Bangkok, el ejército impone la ley marcial y censura en los medios. Cae la bolsa
20/05/2014
Rey Bhumibol legitima el golpe de Estado, pero el país sigue dividido
26/05/2014
Bangkok, el ejército convoca a la ex primer ministro. Prohibición de expatriación y amenazas de arresto para los políticos
23/05/2014
Bangkok, golpe de Estado del ejército. Después de meses de estancamiento, gobierno y reformas a los militares
22/05/2014
Bangkok, cae la Bolsa y los valores: el vacío de poder arriesga hundir a Tailandia
08/05/2014