21/09/2018, 13.55
LÍBANO-ISLAM
Enviar a un amigo

Beirut, la Liga mundial musulmana promueve una conferencia mundial islámico-cristiana

Lo anunció ayer el secretario de la organización, promotora del “pan-islamismo”. El encuentro debiera incluir todas las confesiones musulmanas y cristianas. Se necesita “dar vuelta la página negra” de las relaciones entre chiitas y sunitas. Crítica a la política “confesional extremista” de Irán. Se busca volver a un islam abierto al mundo y a las religiones.

Beirut (AsiaNews/Agencias) – La Liga musulmana mundial (LMM) ha decidido organizar una conferencia internacional islámico-cristiana, prevista para el próximo año en Beirut. Así lo anunció ayer  Mohammad al-Issa, secretario de la organización que promueve el “panislamismo” (la unión política de todos los pueblos islámicos), considerada el brazo religioso del wahabismo saudita, que tiene como misión fomentar la enseñanza islámica a través de institutos y escuelas musulmanas. El encuentro debiera incluir a todas las confesiones islámicas y cristianas.

Ex-ministro saudita de Justicia, al-Issa está al frente de la organización desde el año 2016. Ayer, él se reunió con el presidente libanés Michel Aoun, con el presidente de la Cámara Nabih Berry, con el metropolita ortodoxo griego Elias Audeh y con el muftí jafarita [chiita, ndr] Ahmad Kabalan. Inmediatamente después, el secretario de la LMM tuvo una conferencia de prensa en el hotel Phoenicia.

Para al-Issa, el Líbano es el escenario “natural” donde alojar el proyecto de la Liga: una iniciativa de reconciliación entre musulmanes y cristianos, y en el seno de la familia isámica misma.

Al hablar con el muftí, el secretario de la Liga afirmó que es tiempo de “dar vuelta la página negra del pasado y entablar nuevas relaciones basadas en la tolerancia, la igualdad y la cooperación... y de proceder a la reconciliación fraterna musulmana, desarrollando en profundidad todo aquello que pueda conducir a la purificación de los corazones y a la disipación de los conflictos y las diferencias, en particular, entre el reino de Arabia Saudita y la República islámica de Irán, para impedir el accionar de aquellos que comercian sobre la “umma”, persiguiendo sus propios intereses personales y obrando en base a la regla del ‘divide para conquistar’”. Una línea conciliatoria que luego hizo parcialmente a un lado durante la conferencia de prensa, cuando criticó la “política confesional extremista de Irán en la región”, aunque asegurando que no estaba cargando las tintas “contra los chiitas”.

Al-Issa luego respondió a las críticas que se le dirigen a Arabia Saudita, por ser éste el país promotor del islam más rígido en el mundo: “Arabia Saudita no era así antes de 1979. Arabia Saudita y toda la región fueron marcados por el movimiento sahwa [Hermanos musulmanes, ndr], que ha tratado de propagar ideas extremistas. Queremos volver a ser lo que éramos: un islam moderado, abierto al mundo, abierto a todas las religiones”.

“Lo que hacemos y queremos hacer –agregó al-Issa- es purificar el islam, liberarnos del extremismo, de las falsas interpretaciones, y transmitir lecturas correctas del islam”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Card. Tauran en Riad: el diálogo inter-religioso requiere de una ‘educación’ y de actos ‘concretos’
26/04/2018 14:37
Laicidad y ciudadanía: de qué manera Al Azhar podría influenciar a los países árabe-islámicos
28/03/2017 11:49
Carta abierta al rey saudita Salman sobre el destino del Líbano
24/02/2016 14:54