19/10/2018, 14.02
INDONESIA
Enviar a un amigo

Célebes, la devastación no detiene a los voluntarios católicos (Fotos)

de Mathias Hariyadi

El sismo ha causado aludes en cuando menos 16 localidades. En el lugar se despliega un equipo especial de tareas que reúne a varias organizaciones. El relato de una expedición para llevar ayuda a las aldeas de Kulawi, a unos 85 km al sur de Palu. En el remoto pueblo de Sangali, lograron llegar a 30 familias católicas que estaban atravesando un estado de necesidad desesperante. 

Yakarta (AsiaNews) – Comunicaciones interrumpidas, rutas y calles arruinadas, y la navegación de peligrosos ríos no detienen la misión humanitaria de los voluntarios católicos en Célebes Central, la provincia que ha quedado devastada por los terremotos y por el tsunami del 28 de septiembre pasado.  

Antes del desastre, había que hacer tres horas de viaje en auto para cubrir los casi 90 km que separan el centro de Palu, la ciudad cabecera de la provincia, de sus distritos más periféricos. El epicentro de la emergencia está ubicado en el territorio de la diócesis de Manado (Célebes Norte) la cual –junto a los católicos de otras circunscripciones- ha puesto en marcha iniciativas y colectas de fondos, para sostener a los sobrevivientes.

En este momento, en la zona afectada se despliega un equipo de tareas especiales que reúne a voluntarios pertenecientes a varias organizaciones. Éstas son: la Comisión para el desarrollo socioeconómico de la diócesis de Manado (PSE); Caritas Indonesia (Karina KWI) junto a Caritas de la arquidiócesis de Makassar (Célebes Sur), Semarang (Java Central), y de las diócesis de Bandung (Java Occidental), Tanjung Karang (Lampung); el Servicio Jesuita para los Refugiados (JRS) y grupos de médicos, provenientes de Manado, Surabaya (Java Oriental) y Yakarta.

Uno de los que ha venido a colaborar, proveniente de la capital indonesia es Pipit Prahoro, miembro de la Agencia humanitaria de la arquidiócesis (LDD KAJ) y padre de cuatro hijos. Junto a otros voluntarios católicos, él ha participado en una expedición de dos días de duración, que fue organizada a fin de llevar ayuda a las aldeas de Kulawi, situadas a unos 85 km al sur de Palu. Prahoro cuenta a AsiaNews cómo fue esta travesía, plagada de dificultades, tras partir de la parroquia de Sagrado Corazón de María. Situada en el centro de la ciudad, inmediatamente después del sismo, la iglesia se convirtió en un centro operativo desde el cual se han venido coordinando las tareas de socorro de la diócesis de Manado.

“Dejamos la parroquia hacia mediodía, a bordo de un convoy de vehículos 4x4 –afirma el voluntario-. Cuando llegamos a la ladera del Monte Potong, los accesos principales aún no eran accesibles a causa de graves derrumbamientos”. La situación luego empeoró, cuando, de repente,  comenzó a llover a cántaros. El viaje de los vehículos todo terreno, camionetas y motocicletas pudo retomarse recién seis horas después, cuando los voluntarios lograron despejar el camino.  

“El sismo provocó aludes en cuando menos 16 localidades –prosigue Prahoro-. Nuestro viaje dependía de herramientas y medios pesados, que iban a la cabeza del grupo”. Gracias a la ayuda de algunos católicos de Kulawi, que se ocuparon de localizar trayectos alternativos, los voluntarios llegaron a destino a las nueve de la noche.

En Kulawi viven 11 familias católicas, pero en el remoto pueblo de Sangali, en las inmediaciones de Olu (sub-distrito de Lindu) había por lo menos 30 que estaban necesitando asistencia con desesperación. “Teníamos la obligación moral de llegar a esa localidad, que estaba a 34 km más de allí”, declara Prahoro. La primera y la tercera parte del camino (17 y 7 km) requirió de la utilización de motocicletas, la segunda (20 km) de ágiles embarcaciones para surcar el río, navegando durante unos 35 minutos.

“Transportamos los artículos de primera necesidad a bordo de nuestras motos –concluye Prahoro. Luego las embarcamos y las enviamos a distintas localidades del Lago Lindu, para poder contar con ellas cuando los voluntarios tuviesen que llegar a las áreas más remotas de la región. Nos hizo muy felices poder llegar a Olu. Pero también fue doloroso ver a nuestros hermanos católicos pasando por situaciones tan desdichadas”.  

 

(Crédito de fotos: Pipit Prahoro).

Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Sulawesi, la devastazione non ferma i volontari cattolici
Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
En Célebes, católicos distribuyen alimentos y asisten a las víctimas del sismo (Fotos-Video)
05/10/2018 15:25
Célebes, el socorro de los católicos. El regalo del Papa (Video)
04/10/2018 13:19
La Iglesia católica lanza una colecta de fondos para las víctimas del terremoto en Célebes
01/10/2018 16:38
Célebes, religiosas en misión humanitaria entre las víctimas del sismo (Foto)
21/11/2018 16:33
En Célebes cuentan 2.000 víctimas. Tres días más para buscar a 5.000 desaparecidos
08/10/2018 11:09