22/02/2019, 15.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Card. Cupich: La creciente desconfianza en nuestra leadership, por no hablar del ultraje a nuestra gente

Segunda ponencia de la jornada dedicada a la “accountability” (el deber de rendir cuentas) en el encuentro sobre la “Protección de los menores en la Iglesia”. El purpurado representa una Iglesia, la de los Estados Unidos, que hace tiempo está siendo golpeada por las acusaciones de abusos y por el silencio de las jerarquías. Él mismo ha quedado bajo sospecha, acusado de haber hecho silencio sobre el caso McCarrick. Es necesaria una reforma estructural, legal e institucional. 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Una “creciente desconfianza en nuestra leadership, por no hablar del ultraje a nuestra gente”: son los efectos causados por la “escasa atención prestada a los niños abusados, o incluso peor, cuando el abuso es encubierto para proteger al agresor o a la institución”. De esta manera introdujo su exposición el Card. Blase Cupich, arzobispo de Chicago y presidente de la Comisión para la Protección de Menores de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos. La ponencia del purpurado es la segunda de la jornada dedicada a la “accountability” (el deber de rendir cuentas) en el encuentro sobre la “Protección de los menores en la Iglesia”, que se está desarrollando en el Vaticano.

El Card. Cupich es representante de una Iglesia que hace tiempo está siendo golpeada por las acusaciones de abusos y de silencio de las jerarquías. El purpurado mismo muchas veces ha sido acusado de ser parte activa en la causa, por haber sido un colaborador y amigo del Card. Theodore McCarrick, ahora reducido al estado laical, y por haber callado durante años acerca de sus tendencias pedófilas y homosexuales ejercidas sobre menores y seminaristas. Quizás iba referida justamente al caso McCarrick una observación de su ponencia, en la que él dice: “El año que acaba de pasar nos ha enseñado que las fallas sistemáticas a la hora de considerar responsables a los clérigos de todos los rangos se deben, en gran parte, a los defectos en el modo en que interactuamos y nos comunicamos en el colegio de obispos, en unión con el sucesor de Pedro”.

Para el Card. Cupich, ha llegado el momento de llevar adelante una “reforma estructural, legal e institucional” de la Iglesia. Esto conlleva, ante todo, “una posición perenne dispuesta a la escucha total, para entender la experiencia denigrante de aquellos que han sido abusados sexualmente por el clero”, dejando a un lado “la distancia institucional y las anteojeras interpersonales”. Luego es menester integrar en esta tarea a la comunidad de laicos, sobre todo a los progenitores: “Cada miembro de la Iglesia tiene un rol esencial a fin de contribuir a eliminar la horrible realidad de los abusos sexuales del clero. En gran parte, es el testimonio de los laicos, sobre todo de madres y padres con gran amor por la Iglesia, lo que ha resaltado de manera conmovedora y dura, que la comisión, el encubrimiento, la tolerancia del clero y el abuso sexual son gravemente incompatibles con la esencia y el significado mismo de la Iglesia”. Y prosigue: “obispos y superiores religiosos, a menudo hemos sido ciegos frente a la magnitud y frente a los daños de los abusos sexuales cometidos sobre menores. Los progenitores están testimoniando la doble realidad que debe ser perseguida hoy en la Iglesia: un esfuerzo incesante para erradicar los abusos sexuales del clero y el rechazo de la cultura clerical que tan a menudo ha generado ese abuso”.

Para responsabilizarse de esto, para realmente “rendir cuentas”,  es necesario, sobre todo, el acompañamiento: “Cada instancia de un sobreviviente que se acerca a la Iglesia, que está buscando consuelo, justicia, castigo o paz, es siempre una invitación a que la Iglesia sea verdaderamente Piedad, que se caracteriza por la ternura y la empatía”.

Por último, el cardenal sugiere que se pongan en acto “estructuras institucionales y legales específicas”, sobre todo, “en casos que atañan a la mala conducta de obispos y a un manejo indebido de los casos de pedofilia”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sor Verónica Openibo: también hay abusos sexuales en África y Asia
23/02/2019 11:54
Papa: El abuso de menores, el misterio de mal, que se debe afrontar dentro y fuera de la Iglesia
24/02/2019 13:07
La celebración penitencial delante de una víctima de abuso.
23/02/2019 22:12
Card. Gracias: Para combatir los abusos, los obispos deben trabajar juntos y con los laicos
22/02/2019 12:23
Víctima de abusos: Una bomba de relojería en la Iglesia que está en Asia
21/02/2019 19:43