06/12/2013, 00.00
COREA DEL SUR
Enviar a un amigo

Carta abierta de los sacerdotes de Corea: No tenemos miedo de la verdad, la Park dimita

de Joseph Yun Li-sun
La Asociación de Sacerdotes Católicos por la Justicia pide al gobierno de arrojar luz sobre los abusos cometidos por el Servicio Secreto y a la Park para dar un paso atrás "y mantener su honor. No tenemos miedo a las represalias y llevaremos nuestra cruz, si así debe ser. Animado por las palabras del Papa y el ejemplo de los mártires de todos los tiempos".

Seúl (AsiaNews) - La Iglesia y sus ministros "tienen el deber de mantenerse firme frente a la injusticia demostrada por la sangre de los mártires de todos los tiempos, y nos lo recuerda el Papa Francisco cuando, en la Evangelii Gaudium, que repite una y otra vez que nuestra tarea es la de compartir el dolor de los que sufren. Por esto es que el presidente de Corea del Sur, Park Geun -hye debe renunciar y permitir la investigación honesta de los abusos cometidos por la Inteligencia Nacional durante y después de la elección presidencial". Le demanda la Asociación de Sacerdotes Católicos por la Justicia ( CPAJ ) en una carta abierta, firmada por más de 400 miembros y publicado el pasado 4 de diciembre.

Así, la Asociación responde a los ataques llevados a cabo por el gobierno en contra de uno de sus miembros, el p. Park Chang-shin, quien terminó en el ojo del huracán el 22 de noviembre pasado por hacer una homilía muy crítica con el Ejecutivo y por atacar a la política militarista del gobierno, que "obliga" a Corea del Norte a responder con actos militares. La cumbre del poder de Corea del Sur arremetió contra el p. Park, acusándolo de ser un "enemigo de la patria" y puesto bajo investigación por " varios cargos criminales". El arzobispo de Seúl, Mons. Andrew Yeom Soo-jung, dijo que los católicos "tienen el deber de hacer frente a las cuestiones política ", pero instó a los sacerdotes y las personas consagradas a actuar "con prudencia, sin la participación directa". A continuación el texto completo de la carta (traducción de AsiaNews).

Los protestantes, budistas y los budistas won se han unido a los católicos para pedir al presidente de confesar los intentos llevados a cabo por el gobierno para influir en las elecciones y asumir la responsabilidad por lo sucedido. Pero a pesar de todo esto, el gobierno continúa con su política de terror, que se caracteriza por la insuficiencia en la comunicación, la autorreferencialidad y la represión de cualquier persona que se opone a ella. Pero un gobierno así no puede durar mucho. A la luz de todo esto, lo más honorable para la Park es tomar la responsabilidad de lo ocurrido y renunciar voluntariamente.

El Presidente ha obstaculizado la investigación y obligó a la renuncia del fiscal general y el jefe de la investigación, que había escuchado sólo su conciencia. Incluso cuando se hizo evidente que el Servicio de Inteligencia Nacional había puesto millones de comentarios en línea y mensajes de Twitter para interferir con las elecciones, el presidente ha dejado de fingir ignorancia. A la luz de los hechos, trató de neutralizar para que nadie hable de elecciones amañadas, llamándolo un partidario de Corea del Norte.

La misa especial por la justicia en la Diócesis de Jeonju fue atacada por motivos ideológicos, algo que ofende e insulta a los católicos coreanos. Estos sacerdotes obedecían a la voz de su propia conciencia, pero el gobierno ha tratado de transmitir su mensaje como propaganda comunista. Este es exactamente el método de gestión de crisis utilizado varias veces por otros gobiernos corruptos en el pasado.

Otro factor decisivo fue la manera en que muchos medios de comunicación conservadores han seguido ciegamente el camino indicado por el gobierno. No hay duda de que esta forma de actuar dejará una huella en la historia negra del periodismo coreano.

En la historia, cada vez que la Iglesia se ha opuesto al poder establecido, tuvo que pagar un precio muy alto. Esto está demostrado por el testimonio manchado con sangre de los mártires. Pero la lucha contra la injusticia es el corazón de nuestra religión. La prueba purifica el alma y refina el espíritu de la Iglesia. Como siempre lo hemos hecho, no vamos a negarnos a seguir un camino hecho de espinas. Para los sacerdotes como nosotros, cuyas vidas se gastan soñando con el Reino de los Cielos, esto es a la vez un deber y una alegría.

Pedimos que los que están involucrados con el fraude electoral respondan por sus actos que han dado lugar a dificultades. Pero a pesar de esto, no nos negaremos a llevar la cruz que debemos tomar sobre nosotros. Porque si guardamos silencio, a pesar de las injusticias de este tiempo, entonces fallamos en nuestra tarea y rechazamos nuestra identidad como sacerdotes. Como se ha señalado una y otra vez por el Papa Francisco en su primera exhortación apostólica Evangelii Gaudium, publicado recientemente, la misión de la Iglesia es la de compartir el dolor de los que sufren. Los sacerdotes son la oferta que se realiza en este trabajo.

El trágico final de la dictadura Yushin [el asesinato del ex presidente Park Chung-hee, padre de la actual presidente ndt ] es un escalofriante mensaje a cualquiera que esté en el poder. Nunca dejaremos de luchar contra la injusticia. Pedimos a todos los sacerdotes, religiosos y laicos rezar para que la oscuridad que nos rodea hoy sea rechazada.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18