07/02/2018, 15.29
PAKISTAN
Enviar a un amigo

Caso del joven estudiante ‘blasfemo’: el asesino fue condenado a muerte; los otros 30, a prisión

de Shafique Khokhar

La sentencia fue emitida ayer por el Tribunal de anti-terrorismo de Haripur. Fueron procesados 57 agresores. La ley sobre blasfemia “es utilizada para redimir cuestiones de índole personal”. “El veredicto es sólo un primer paso”. 

Abbottabad (AsiaNews) – Hoy, el Tribunal de anti-terrorismo de Haripur, en la provincia pakistaní de Khyber Pakhtunkhwa, dictó sentencia contra los asesinos de Mashal Khan, el estudiante pakistaní que fue linchado a muerte por presunta blasfemia en Facebook.  En diálogo con AsiaNews, católicos y activistas sostienen que “se hizo justicia a medias, porque muchos fueron exonerados”.  Mientras sigan rigiendo las leyes sobre blasfemia, según su opinión, “éstas serán utilizadas para justificar fines personales y venganzas individuales o políticas”.

Las condenas se refieren a 57 personas -arrestadas inmediatamente después del homicidio, que tuvo lugar en abril pasado- sobre un total de 61 acusados. Imran Ali, el asesino y reo confeso de haber propinado el golpe mortal, fue condenado a muerte; otros cinco agresores deberán descontar 25 años en prisión; 25 acusados fueron condenados a tres años de reclusión; 26 personas fueron absueltas de las acusaciones.  

El brutal homicidio del joven de 23 años de edad provocó profunda indignación. Las imágenes de su violenta golpiza y de las bárbaras torturas infligidas sobre su cuerpo ya exánime por parte de un centenar de compañeros se difundieron rápidamente por los medios de comunicación. Él estudiaba comunicación social en la Abdul Wali Khan University de Mardan. En el muro de su habitación en el campus, hay numerosas leyendas en apoyo de la libertad de expresión. En junio pasado, una investigación llevada adelante a pedido de la Corte Suprema ha establecido que Khan jamás pronunció ofensas contra el profeta Mahoma. El informe da cuenta de que su muerte fue el resultado de una conspiración “orquestada por miembros de la facultad y por estudiantes rivales” que querían castigarlo por haberse atrevido a denunciar la corrupción imperante en el lugar.

Según Samson Salamat, presidente del Rwadari Tehreek [Movimento por la tolerancia, ndr], “el veredicto es sólo el primer paso, debemos ver cómo evolucionará en caso ante los jueces supremos”. El activista se queja de que “a pesar de que las imágenes de video del linchamiento muestran claramente que al menos un centenera de estudiantes estuvieron involucrados, la mayor parte de ellos fueron exonerados, en tanto muchos culpables pertenecientes al partido de gobierno ni siquiera fueron arrestados. Es un caso que expone ante la mirada del Parlamento la delicada cuestión de la abolición de las leyes sobre blasfemia. Se abusa de éstas para perseguir a las minorías, como ocurrió con la pareja cristiana que fue quemada viva en un horno de una fábrica de ladrillos,  como pasó en el incidente de Shantinagar en 1997 y también fue el caso del incendio del asentamiento cristiano de Joseph Colony, en 2013”.

Ata-ur-Rehman Saman, coordinador de la Comisión Nacional Justicia y Paz, agrega: “La sentencia llega cuando la sociedad pakistaní ya está deteriorada. Ciertamente, esto desalentará a aquellos que quieran hacer justicia por mano propia. Lamentablemente hay varios incidentes que siguen impunes, como el de Sangla Hill en 2005, el de Gojra en 2009 y muchos más. La impunidad envalentona a algunos sectores de la sociedad para cometer semejantes acciones contra los más débiles”.

Rojar Noor Alam, director de operaciones de Caritas Pakistán, pregunta: “La muerte de un estudiante, ¿puede llevar a cambiar la ley sobre blasfemia? La pregunta sigue abierta”. Para el católico, la sentencia “brinda un rayo de esperanza, para hacer entender, a aquellos que quieren resolver disputas personales, que no pueden osar ponerse en el lugar de la ley. El reporte de la comisión evidencia que el asesinato fue planificado, y que, por lo tanto, la blasfemia fue usada como instrumento. Alcemos nuestra voz y roguemos juntos para que ya no ocurran más homicidios como el de Mashal Khan”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Pakistán, activistas católicos y musulmanes: El Estado haga justicia por el estudiante linchado
24/04/2018 14:46
Lahore, condenan a un cristiano a muerte por ‘blasfemia en Whatsapp’
16/09/2017 13:19
Pakistán, informe sobre el estudiante linchado: no era blasfemo
06/06/2017 13:05
Sentencia de Asia Bibi: veredicto emitido, pero bajo "reserva"
08/10/2018 16:12
Lahore, pena de muerte para los asesinos de la pareja cristiana que fue quemada viva por blasfemia
24/11/2016 14:08


Viajes