18/07/2014, 00.00
TAILANDIA - CHINA - HONG KONG
Enviar a un amigo

Centenares de parejas chinas en Bangkok, para elegir el sexo del que va a nacer: un negocio millonario

Tailandia es la única nación en Asia en la cual es posible acceder a una procreación asistida con elección del género. Y a un costo mucho más inferior que en los EEUU y Sudáfrica. Un volumen de negocio de más de 150 millones de dólares y una demanda en aumento del 20% anualmente. Fuentes católicas de AsiaNews esperan una toma de posición neta y clara de parte de la Iglesia en lo que a esto se refiere.

Bangkok (AsiaNews)- Cada año centenares de mujeres provenientes de China, Hong Kong y Australia, llegan a Bangkok, para someterse a un particular tipo de Fivet. Fertilización en vitro con Embryo Transfer- que permita elegir el sexo del que va a nacer. Las futuras mamás tiene la posibilidad de descartar los óvulos o embriones del sexo no deseado; y, como siempre sucede, se trata de mujeres (o de parejas) que desean tener hijos varones. Un caso entre tantos es el de una mujer de 26 años, originaria de Hong Kong, que con el marido llegó a la capital de Tailandia para buscar un segundo hijo varón. Para estar segura del sexo, la pareja pagó al menos 9 mil dólares. "Para la tradición china- declara- tener dos hijos, una mujer y un varón, representa la perfección". Y agrega que "no hay nada de malo en las hijas", pero por tradición y costumbre "en Hong Kong y en China las familias quieren hijos varones".

Una fuente eclesiástica de AsiaNews en Bangkok, confirma que la práctica está difundida de hace tiempo y "ya de 3 o 4 años a esta parte es posible ver en las calles carteles publicitarios, junto a inserciones en la tv o en los periódicos". Es un fenómeno en continuo crecimiento, continúa la fuente, que "genera un negocio notable". La Iglesia thai "jamás tomó posición en materia", agrega, "y no existen ni siquiera discusiones serias sobre la materia". Se trata de negocios que pueden realizar las clases más pudientes, mientras que la sociedad civil razona según el principio: "vive y deja vivir", "sin ponerse el problema o cuestionarse en tal materia". "Por esto-concluye la fuente- la Iglesia debería hacer sentir su voz en modo claro y neto, porque es una temática que tiene que ver con la vida, en lo más profundo".

Por el resto, Tailandia es el único país que quedó en Asia done está permitido esta particular técnica de procreación asistida, junto a EEUU y Sudáfrica, si bien en estas dos naciones el costo es mucho más elevado. En Bangkok, decenas de clínicas más o menos conocidas y apreciadas, ofrecen a los futuros padres este tipo de "servicio", tal que permite "elegir" el sexo al interno de las familias.

Sin embargo, respecto a un fenómeno en continuo crecimiento, surgen voces siempre más críticas, y hasta contrarias; la Asociación nacional de médicos thai, organismo independiente que vigila la cualidad del sistema sanitario, hace notar que tal práctica "podría favorecer el tráfico de embriones". Pero los esfuerzos para erradicar, o al menos limitar el fenómeno hasta ahora resultaron vanos, por una serie de factores distintos entre ellos. Primero entre todos: la falta de una legislación clara en materia. No obstante años de esfuerzos, no se hicieron pasos concretos para poner fin al vacío normativo y la materia no fue puesta entre las prioridades de la política nacional, que hoy atraviesa una grave crisis con los militares en el poder a través de un golpe de Estado.

En la Fivet tradicional, los óvulos de una mujer son extraídos, fecundados y luego repuestos al interno del vientre materno para iniciar los 9 meses de embarazo; con la selección del sexo, son implantados- como sucede en la mayoría de los casos- sólo aquellos que darán vida a un varón. La práctica es objeto de crítica por parte de la orden de los médicos y organizaciones éticas de todo el mundo, pero continúa a atraer potenciales "clientes" de todo el continente, y con un volumen de negocio superior a los 150 millones de dólares anuales. Y la pregunta continúa creciendo, con un aumento del 20% más o menos por año, y como consecuencia un proliferar de centros (más o menos reconocidos) para responder a las necesidades.

La nación asiática se afirma siempre más como la meta preferida para las parejas chinas que no quieren dejar al caso el sexo del que va a nacer; y que están dispuestas a pagar sumas hasta de 30 mil dólares por un paquete de tratamientos que pueden durar hasta 3 semanas, con tal de obtener el resultado deseado. Un agente de Hong Kong llega a vender hasta 200 paquetes por año en China, pero el negocio se está afirmando con creciente interés y atención también en Australia.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
China, auto arrolla niños dejando 5 muertos y 18 heridos graves
22/11/2018 13:20
China, se desploman los nacimientos, con el pico más bajo de los últimos 70 años
17/01/2020 12:16
En China, continúa cayendo la tasa de natalidad
23/03/2019 10:36
El Nuevo Código Civil chino apunta a terminar con el control de la natalidad
30/08/2018 11:56