20/09/2014, 00.00
CHINA
Enviar a un amigo

China, el gobierno demuele dos iglesias católicas

Los lugares de culto surgían en terrenos que se quiere utilizar para un plan de desarrollo comercial. Fueron demolidas el mismo día en provincias distintas: sacada también la cruz del techo de una tercera iglesia. El párroco de Jinxi (Hunan) trató de frenar a los obreros y por esto fue arrestado. El párroco de la iglesia de la Virgen de Jindezhen (Jiangxi) fue alejado engañado antes que llegasen las topadoras; el guardián nocturno fue raptado y liberado sólo cuando la iglesia estaba ya demolida.

Beijing (AsiaNews)- En un solo día, los gobiernos de 3 provincias chinas han ordenado la demolición de dos iglesias católicas y la remoción de la cruz que estaba en el techo de una tercera. El clero local denuncia que las estructuras fueron demolidas sin el acuerdo con la comunidad o no respetando los planos preestablecidos. Esto porque los lugares de culto surgían en algunos terrenos elegidos por los funcionarios para un plan de desarrollo comercial. El párroco de una de las iglesias destruidas, que trató de impedir a las topadoras, atado y llevado por la policía.

La iglesia de Jinxi, en la provincia central de Hunan, fue demolida el 15 de septiembre pasado. La iglesia dedicada a la Virgen de Jingdezhen, en la provincia oriental de Jiangxi, fue destruida después de la medianoche del mismo día. La cruz de la iglesia de Jingtou, en la provincia meridional de Zhejiang, fue removida siempre el 15 de septiembre.

La narración de estas demoliciones se publicó en los sitos de internet católicos chino. El primero en circular, firmado por "la Iglesia católica de la ciudad", comenta que el párroco de la iglesia de Jingdezhen fue engañado por los agentes de Asunto religiosos. Éstos han convocado al p. Dong Guohua a una cena la noche del 14 de septiembre a un lugar muy distante de la iglesia: el argumento del encuentro era la restructuración de la parroquia de la Virgen. Después de haberse quedado hasta tarde, los funcionarios han convencido al sacerdote a dormir en una habitación reservada "a propósito para él". A medianoche, una llamada telefónica lo despertó para informarlo que la iglesia había sido demolida (v. foto).

El otro texto está firmado por "el guardia de la iglesia". El autor escribe que fue raptado por algunos desconocidos mientras estaba de guardia en el ingreso de la parroquia. Los raptores le dijeron que estuviese calmo y cooperase "para que todo terminase bien". Después de haber pasado toda la noche en un automóvil, lo abandonaron la mañana del 15 de septiembre lejos de la parroquia. Volviendo al lugar, encontró sólo ruinas. Algunos artículos religiosos se los llevaron antes de la demolición, pero el tabernáculo fue dañado por las topadoras y cubierto de escombros.

La destrucción de la iglesia de Jinxi fue en vez confirmada por la agencia Ucan, por el obispo de Changsha, mons. Metodio Qu Ailin. El prelado confirma que el gobierno local "había elegido los terrenos para un proyecto de desarrollo. Le habían prometido que le habrían construido otra iglesia antes de la demolición. Lo hicieron, pero no han construido ni un lugar para los sacerdotes ni el oratorio. No sabemos qué hacer". El sacerdote arrestado "fue liberado y los agentes pidieron disculpas". "Ahora está en un hostal".

De hace meses en China hay toda una campaña de demolición de iglesias cristianas. Epicentro de esta campaña es justamente la provincia de Zhejiang, donde casi un centenar de iglesias fueron destruidas o les han removido las cruces. Las autoridades locales sostienen que los lugares de culto violan los planos edilicios, no obstante los planos de construcción de las iglesias fueron todos aprobados por la administración competente.

En realidad, la campaña inició después que Xia Baolong, secretario del Partido de Zhejiang, al inicio del año realizó una inspección y notó en Baiquan una iglesia con una cruz que se mostraba "demasiado evidentemente" y ofensiva a la vista. Viendo después en otras ciudades una selva de cruces en el skyline, dio la orden de "rectificar" esta visión. Desde ese momento, demoler las cruces, destruir las estatuas y demoler iglesias se convirtió en el compromiso más conspicuo del Partido.

Mons. Vincenzo Zhu Weifang de Wenzhou (Zhejiang) y sus sacerdotes de la Igelsia oficial, han denunciado al gobierno ocal por esta campaña. En una carta pastoral, difundida el pasado 30 de julio, el prelado subrayó que esta campaña "aumenta la inestabilidad".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Adiós a la Oficina de Asuntos Religiosos: ahora las religiones están bajo el control directo del Partido
22/03/2018 14:18
Xi Jinping en la APN: Sólo el socialismo con características chinas salvará el país
20/03/2018 13:07
Zheijiang, arrestada una periodista: investigaba sobre las demoliciones de las cruces
27/01/2015
Crecen los protestantes en China: las frustraciones de Wang Zuoan
07/08/2014
Obispo y sacerdotes de Wenzhou denuncian la campaña del gobierno contra los cruces e iglesias de Zhejiang
04/08/2014