06/11/2020, 14.18
VATICANO - HINDUÍSMO
Enviar a un amigo

Como cristianos e hindúes, reavivar un clima positivo durante y más allá de la pandemia

Mensaje del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso a los hindúes para la fiesta de Deepavali. "Las experiencias de sufrimiento y el sentido de responsabilidad recíproca han unido a nuestras comunidades en la solidaridad y el cuidado recíproco, en actos de bondad y compasión por los que sufren y los necesitados".

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - Las tradiciones religiosas cristianas e hindúes "nos enseñan a ser positivos y a tener esperanza incluso en medio de la adversidad", incluyendo la pandemia actual. Podemos esforzarnos, en medio de la crisis mundial, por propagar lo que al Papa Francisco le gusta llamar 'el contagio de la esperanza' (Mensaje Urbi et Orbi, 12 de abril de 2020) mediante gestos de cuidado, afecto, amabilidad, dulzura y compasión, que son más contagiosos que el propio coronavirus". Esto afirma el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso en el mensaje tradicional a los hindúes para la fiesta de Deepavali.

La fiesta de Diwali es celebrada por todos los hindúes y se conoce como Deepavali o "fila de lámparas de aceite". Simbólicamente basada en un antiguo mito, representa la victoria de la verdad sobre la mentira, de la luz sobre la oscuridad, de la vida sobre la muerte, del bien sobre el mal. La celebración en sí dura tres días, que marcan el comienzo de un nuevo año, la reconciliación familiar - especialmente entre hermanos y hermanas - y la adoración a Dios. Este año la fiesta será celebrada por muchos hindúes el 14 de noviembre.

El mensaje del Pontificio Consejo - firmado por el presidente, Card. Miguel Ángel Ayuso Guixot, MCCJ y el secretario, Mons. Indunil Kodithuwakku Janakaratne Kankanamalage - propone el tema: "Cristianos e hindúes: Reavivemos un clima positivo y esperanzador durante la pandemia de Covid-19 y más allá".

El documento comienza con el deseo de que la fiesta de Diwali "disipe toda nube de miedo, ansiedad y preocupación, y llene sus mentes y corazones con la luz de la amistad, la generosidad y la solidaridad".

El Consejo Pontificio recuerda entonces que el presente es el vigésimo quinto mensaje a los hindúes. "Si bien representan un pequeño paso en la senda del aprecio y la cooperación interreligiosos - dice el documento - estos mensajes han mejorado y promovido a lo largo de los años el diálogo y la armonía entre hindúes y cristianos en diversos niveles. Proseguimos de buen grado esta noble tradición con el fin de forjar, fomentar y promover las relaciones mutuas entre hindúes y cristianos como medio de trabajar juntos para nuestro bien y el de toda la humanidad”.Este año, en medio de la pandemia de Covid-19, deseamos compartir con ustedes algunas reflexiones sobre la necesidad de fomentar un espíritu positivo y de esperanza en el futuro, incluso ante obstáculos aparentemente insuperables, los desafíos socioeconómicos, políticos y espirituales, y la ansiedad, incertidumbre y miedo generalizados. Nuestros esfuerzos en este sentido se basan en nuestra convicción de que Dios, que nos ha creado y nos sostiene, nunca nos abandonará. Pero alentar el optimismo puede sonar poco realista para aquellos que han perdido a sus seres queridos o sus medios de vida o ambas cosas. Incluso la esperanza y la positividad más firmes pueden disiparse frente a las trágicas situaciones causadas por esta pandemia y sus graves repercusiones en la vida cotidiana, la economía, la atención sanitaria, la educación y las prácticas religiosas. Sin embargo, es precisamente la confianza en la Providencia divina lo que nos alienta a seguir siendo optimistas y a trabajar para recuperar la esperanza en nuestras sociedades”.

“La pandemia, en efecto, ha producido numerosos cambios positivos en nuestra forma de pensar y vivir, a pesar del sufrimiento sin precedentes que ha causado en todo el mundo y de los confinamientos que han trastornado nuestra vida habitual. Las experiencias de sufrimiento y el sentido de responsabilidad recíproca han unido a nuestras comunidades en la solidaridad y el cuidado recíproco, en actos de bondad y compasión por los que sufren y los necesitados. Esos signos de solidaridad nos han llevado a apreciar más profundamente la importancia de la coexistencia, del hecho de que nos pertenecemos unos a otros y que nos necesitamos unos a otros para el bienestar de todos y el de nuestra casa común. Como señalaba el Papa Francisco, "la solidaridad es el camino que debemos recorrer hoy hacia un mundo post-pandemia, hacia la curación de nuestras enfermedades interpersonales y sociales", y "un camino para salir mejores de la crisis" (Audiencia General, 2 de septiembre de 2020).

“Basándonos en esas tradiciones y enseñanzas religiosas, en nuestros valores compartidos y en nuestro compromiso para mejorar la humanidad, los cristianos e hindúes nos unamos a todas las personas de buena voluntad para construir una cultura de positividad y esperanza en el corazón de nuestras sociedades, no sólo en estos días difíciles sino también en el futuro que tenemos por delante”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Mensaje vaticano a los hindúes: Promovamos la esperanza entre las familias
25/10/2016 15:02
Papa: Sin alegría no hay evangelización. El llamado a cuidar de lo creado
30/08/2017 11:35