08/05/2020, 13.33
LÍBANO
Enviar a un amigo

Cristianos y musulmanes, y las respuesta positivas al Alto Comité para la Fraternidad Humana

de Fady Noun

Diecisiete organizaciones, movimientos y asociaciones religiosas cristianas y musulmanas han respondido positivamente a la petición. Sin embargo, los órganos oficiales, que representan a la Iglesias orientales del Líbano y a las comunidades musulmanas, aún no han respondido al llamamiento.

 

Beirut (AsiaNews) - Diecisiete organizaciones, asociaciones religiosas y movimientos  cristianos y musulmanes han respondido positivamente al llamamiento efectuado ayer por el Alto Comité para la Fraternidad Humana, convocando a una Jornada de oración, prevista para el 14 de mayo. La propuesta, que fue acogida por el Imán de al-Azhar, Ahmad al-Tayyeb y por Papa Francisco, es unirse en oración para pedirle a Dios que aleje la pandemia de coronavirus del planeta e inspire a los científicos para que encuentren una cura.

Al principios de esta semana, el Jefe de Estado acogió favorablemente esta iniciativa, de la cual ya le había hablado el Nuncio, mientras se refería a “la cercanía del Papa” en estos tiempos decisivos para el Líbano y para los libaneses. 

La adhesión de diecisiete instituciones musulmanas y cristianas es un verdadero hito. Y esto es particularmente cierto, si ahondamos en la lista y vemos que figuran las Makassed, las instituciones centrales de la comunidad sunita, el "Religions and Cultures Forum for Development and Dialogue" del jeque Ali Fadlallah y la "Imam Sadr Foundation ", dos instituciones centrales de la comunidad chiíta, distintas del movimiento político de Hezbollah. Su presencia codo a codo, en un momento crítico en la relaciones políticas de poder entre las dos comunidades, es de suma importancia, pues marca un vuelco a una dinámica de paz.

Sin embargo, los órganos oficiales representativos de las Iglesias Orientales del Líbano y de las comunidades musulmanas aún no han respondido a la llamada. El Comité Nacional para el Diálogo islámico-cristiano, presidido por Mohammad Sammak y Harès Chehab, estaría por difundir una petición en los próximos días, según fuentes informativas.  

Creado después del encuentro del 4 de febrero del 2019, en Abu Dabi, entre Papa Francisco y el Imán Ahmad el-Tayyeb (en la foto), el Alto Comité para la Fraternidad Humana afirma que debe entenderse esta iniciativa como una súplica a Dios “para que salve a la humanidad y nos ayude a poner fin a esta pandemia y a restablecer la seguridad, la estabilidad, la salud y la prosperidad, y para que después de esta pandemia, nuestro mundo se vuelva más humano y más fraterno que antes”.

A continuación, el comunicado conjunto publicado ayer por las 17 instituciones: “En respuesta  a la iniciativa del Alto Comité para la Fraternidad Humana, lanzada con el auspicio de Papa Francisco y del Imám de Al-Azhar, Ahmad al-Tayyeb, que ha invitado a todas las personas del mundo a dirigirse individualmente a Dios en oración, con el ayuno, la súplica y las buenas obras, el jueves 14 de mayo de 2020, cada cual, según su propia fe, credo y ritos religiosos para que Dios aleje la epidemia de coronavirus, que amenaza la vida de millones de personas, a fin de que nos ayude a combatir este flagelo, e inspire a los científicos a hallar una cura, y salve al mundo de las desastrosas consecuencias sanitarias, económicas y humanas que acarrea esta peligrosa epidemia;

"Como expresión de nuestra unidad nacional, de nuestra responsabilidad social y religiosa y como signo de nuestra solidaridad humana fraterna universal, especialmente en estas difíciles circunstancias que el Líbano está atravesando, y siendo que muchos han perdido los medios para una subsistencia digna en lo cotidiano, y que la población ha sufrido a causa de las dificultades económicas y financieras del hambre. 

“Nosotros y las instituciones invitamos a los libaneses y a todas las personas a responder a esta noble invitación a través de:

 

Solidaridad espiritual

“En primer lugar: el ayuno del jueves 14 de mayo, como expresión de nuestra solidaridad espiritual trans-comunitaria, sabiendo que asume un significado especial porque aún estamos en el mes bendito del Ramadán. 

“Segundo: oración y súplica, cada uno a su modo y según sus rituales, para que Dios preserve a la humanidad y nos ayude a superar esta pandemia, y ayude a nuestros conciudadanos y a aquellos que viven sobre este suelo, a mostrar solidaridad y a compartir sus bienes, para que nadie pierda su dignidad o su vida, por pura necesidad material; y también, para que nuestro mundo sea más humano y fraterno. En este mariano mes de mayo, en Nuestra Señora, la Virgen María, tenemos un modelo insuperable de búsqueda del auxilio de Dios y de confianza en su providencia.

“Tercero: la multiplicación de nuestros esfuerzos individules e institucionales para ayudar a los necesitados y asegurarles lo necesario, comenzando a dar a cada uno el valor de aquello de lo cual se ve privado; a las personas cercanas que estén en mayor necesidad e invitando a todos -de acuerdo a sus posibilidades - a sostener iniciativas humanitarias sin discriminaciones, ya que nuestro sentido de fraternidad humana nos impide permanecer indiferentes cuando vemos que hay personas hambrientas o necesitadas en medio de nosotros”. 

“A esta petición, le seguirán, a partir del 14 de mayo, varias iniciativas, que será anunciadas a su debido tiempo, y campañas mediáticas para instar a participar en esta actividad y a reforzar el sentido de solidaridad y fraternidad entre todos. Además, pedimos a todos los medios colaborar con la difusión de estas informaciones antes de la fecha indicada y resaltar los significados humanos y espirituales, dedicando a ellos programas específicos el día 14 de mayo del 2020. 

“Pedimos a Dios Todopoderoso que acepte nuestro ayuno, nuestras oraciones y nuestras buenas obras”. 

“Las instituciones que participan en esta invitación son: el Consejo de las Iglesias del Oriente Medio, el Fórum de las religiones y culturas para el diálogo y el desarrollo; la Asociación Islámica Al-Makassed; las instituciones del Imán Moussa Sadr; la Fundación Druze Al-Ourfan; el encuentro islámico-cristiano en torno a Notre-Dame Marie; la Fundación Adyan; el Forum pour le développement, la culture et le dialogue ; Darb Mariam ; Associazione Filet de sécurité pour la paix civile ; el Institut d'études du Moyen-Orient”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
La Jornada de oración en Indonesia: atención de todos por la humanidad
14/05/2020 14:36
​La oración del 14 de mayo responde a la vocación histórica del Líbano
11/05/2020 15:28
Líderes indonesios: oremos junto al Papa, para derrotar el coronavirus
11/05/2020 16:08