03/05/2018, 19.49
CHINA
Enviar a un amigo

Dona, Dona, concédanle la libertad a Liu Xia

de Liao Yiwu

Liao Yiwu, escritor chino exilado, lanza un pedido para que la esposa del disidente pueda emigrar a Alemania. En una de sus últimas llamadas telefónicas, la mujer lloró sin cesar y dijo que “es más fácil morir que vivir”. “Dona. Dona”, un canto Yídish, como símbolo del holocausto personal.

Berlín (AsiaNews-China Change)- Liu Xia, la esposa del difunto disidente Liu Xiaobo está en una situación casi desesperada, sometida desde hace años y aislada sin haber cometido ningún crimen. Presentamos aquí una petición del escritor Liao Yiwu, en donde él explica las circunstancias de una llamada telefónica. También aquí hay un link-audio con partes de la llamada telefónica. Liao Yiwu, disidente y en exilio, es autor del libro “God is red: the secret story of how Christianity survived and flourished in Communist China (Dios es rojo: la historia secreta de cómo el cristianismo sobrevivió y floreció en la China comunista), HarperCollins, 2011.  

El 30 de abril, a las 4 de la tarde en Alemania, hablé con Liu Xia, que estaba en su casa de Beijing. Ella dijo: “Ahora, ya no tengo nada que temer. Si no me puedo ir, moriré en mi casa. Xiaobo ya se fue y ya no hay nada para mí en el mundo. Es más fácil morir que vivir. Desafiar la muerte incluso podría no ser fácil para mí”.

Me sentí como si me hubiesen dado una descarga eléctrica. Le dije que esperara. Desde que murió Xiaobo, en julio del año pasado, los agentes del Ministerio de Seguridad del Estado chino han tenido a Liu Xia bajo arresto domiciliario, llevándola por la fuerza a Dali en Yunnan por un cierto tiempo. Pero yo sé que ellos le prometieron continuamente y le garantizaron que podría salir del país y tratar de curarse de su depresión clínica. Primero le dijeron que esperase hasta que terminara el 19no Congreso del Partido en marzo pasado. El 1ero de abril, antes del cumpleaños de Liu Xia, el embajador alemán la llamó para expresarle un especial saludo de parte de la canciller Merkel y la invitó a un partido de bádminton en Berlín apenas le fuera posible.

Según las informaciones que poseo, a principios de abril, el Ministerio alemán de Relaciones Exteriores había tomado algunas medidas de cautela, como la de no alertar a los medios; sobre cómo habrían acogido en secreto a Liu Xia en el aeropuerto; cómo habrían organizado  su tratamiento médico y demás. En mis llamadas telefónicas con Liu Xia, le pedí su opinión muchas veces y discutido la cuestión de encuentros y correspondencias con algunos buenos amigos como, Herta Muller, Harry Merkle, Carolin, Silvia y Peter Sillem, el representante internacional del arte fotográfico de Liu Xia.

Hemos organizado todo posible detalle. Gracias al apoyo de Herta Muller, la Casa literaria de Berlín que quería ofrecerle un departamento por un cierto período; Carolin y Silvia estaban preparando un pedido al DAAD (Deutscher Akademischer Austauschdienst), una beca de estudios para artistas, mientras que Peter Sillem se había ya puesto en contacto con hospitales y especialistas para ella.

Todos hemos esperado con paciencia y quietud.

Todos hemos esperado con tranquilidad a este paciente especial.

Liu Xia no tenía antecedentes penales sucios y según el vocero del Ministerio chino de Exteriores ella tiene la libertad de viajar donde quiera.

Hemos mantenido un perfil bajo, porque después de la muerte de Xiaobo, Liu Xia estaba destruida por la depresión clínica que ella sufrió por años que reapareció aún con más fuerza, llevándola casi al límite del colapso mental. Hasta que permanezca en China, no tenemos ningún modo de ocuparnos de ella. Cuando Liu Xia le dijo a Xiaobo que en Alemania un equipo de socorro especial (comprendido también por Wolf Biermann de 82 años y su esposa) que estaban trabajando para ayudarla, mientras Xiaobo moría, tenía los ojos llenos de lágrimas.

El 30 de abril, en mi conversación con Liu Xia, le dije que no me quedaría parado. Me pongo en acción y revelaré en modo selectivo algunas verdades que hasta ahora las tenía guardadas. Le dije que habría hecho público su llanto, que la noche del 8 de abril estaba incontrolable si bien ella había tomado una dosis excesiva de anti-depresivos. Y ella me dijo que sí.

Las declaraciones que vienen a continuación son transcriptas de la conversación de aquella noche. Ante todo, yo la he llamado y le manifesté mis preocupaciones: yo temía que Liu pudiese otra vez ‘desaparecer’. Estaba preocupado de que el gobierno chino hubiese hecho lo mismo que el año pasado, cuando anunció que Xiaobo y Liu Xia no querían salir del país. Afortunadamente tengo conmigo un escrito suyo que demuestra lo contrario y en modo evidente esto se convirtió en la prueba más fuerte que mata las mentiras.

Insistí para que Liu Xia escribiese otro pedido para dejar el país y al principio Liu Xia se había opuesto. Luego le agarró el pánico y colgó el teléfono. Yo esperé por un poco y la volví a llamar y entre lágrimas (dijo):

“La embajada alemana conoce todo sobre mi situación. El mundo entero la conoce. Entonces, ¿por  qué debo escribir otra vez esas cosas?”.

“Pero, lo que tú estás enfrentando es muy especial… El gobierno alemán viene discutiendo sobre esto desde hace mucho tiempo…”

“No tengo nada, no hay manera de enviarla. Ni siquiera tengo un celular, ni una computadora”.

“Está Bien. Así está bien”.

“Sabes que no tenemos todas esas cosas, pero tú continúas queriendo que yo te haga esto y aquello…”

“De aquí, nosotros…”.

“Entonces te escribiré y lo enviaré mañana. Y ahora puedes grabar: Estoy tan enojada que estoy dispuesta a morirme aquí…Si me muero, todo terminará… Es obvio que no tengo todas las vías ni todos los medios en mis manos…”.

“Ese vocero del Ministerio de Exteriores dijo que tú gozas de todas las garantías de la ley china…”

“Sé todo esto. No hay necesidad de que me lo repita. No soy idiota”.

“Ok. Déjame decir al respecto de nuestros planes: después que tú llegues aquí, hemos encontrado un lugar llamado la Casa de la Literatura donde podrás estar por un poco de tiempo y por lo tanto enviar la solicitación para participar en un programa de arte. Hasta hoy, las respuestas son todas muy positivas y todos están de acuerdo que esto debe der hecho en una manera muy tranquila…”

No pude ir más adelante porque Liu Xia se puso a llorar sin interrupciones. La grabación audio va adelante por 16 minutos y 30 segundos. Yo tomé sólo los primeros 7 minutos y casi al cuarto minuto hice escuchar el solo para piano “Dona, Dona”. Tuve como olas de emociones dentro de mí. Cuando apagué la música, grité: “¡Liu Xia!”. Su llanto disminuyó y dijo: “después que el embajador alemán me llamó por teléfono, comencé a preparar las maletas. No prdí tiempo- ¿qué más quieren que yo haga?

“Dona, Dona” es una melodía hebrea del período de la segunda guerra mundial, que se hizo popular a través del escritor hebreo americano Aaron Zeitlin en la obra teatral Yídish Esterke.

El significado general de la poesía es este: un ternero es llevado a las manos de los carniceros, mientras tanto una golondrina revoloteaba alrededor de su cabeza. El ternero piensa: si sólo pudiese transformarme en una golondrina con las alas y escapar, cómo sería magnífico. Lamentablemente, el ternero no es una golondrina.  

Como su marido Liu Xiaobo, Liu Xia tiene una gran pasión por las obras relacionadas al tema del Holocausto. Liu Xia hasta llegó a decir que ella siente que en su vida pasada fue una persona hebrea.

‘Dona, Dona’ se convirtió en sinónimo del genocidio: los millones de hebreos fueron los terneros que uno detrás del otro se resignaron a su destino, arrastrados al matadero.

Gente, os ruego, con Liu Xia ahora es Dona, Dona y permítanme usar los sollozos de Liu Xia como una nueva poesía suya…

Dona, Dona, de las libertades.

Dona, Dona te ruego, gruita y llora fuerte por ella.

Esto fue escrito durante la madrugada del 30 de abril de 2018 en Berlín.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
‘Amar a Liu Xiaobo es un crimen, una sentencia de muerte’
01/06/2018 18:43
Prohíben a diplomáticos europeos efectuar visitas a Liu Xia
14/05/2018 12:42
Beijing, internada Liu Xia: los amigos acusan a las autoridades de haberle destruido la salud
20/02/2014
Escritores de fama mundial piden la liberación de Liu Xia (Video)
17/05/2018 15:20
Bao Tong: Liu Xiaobo fue un gran patriota chino
26/07/2017 14:56