04/09/2020, 12.08
VATICANO
Enviar a un amigo

El Papa insta al Foro de Cernobbio a una reconversión ecológica y a la creatividad

En el mensaje, Francisco afirma que la pandemia ha puesto de relieve la unidad de la familia humana y por ende, la necesidad de un nuevo modelo de desarrollo. “Hoy, más que nunca, Europa es llamada a ser protagonista de este esfuerzo creativo para salir de los cuellos de botella del paradigma tecnocrático, que se ha extendido a la política y a la economía”. 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Aspirar a una “reconversión ecológica” de la economía, “sin ceder a la aceleración del tiempo, de los procesos humanos y tecnológicos, sino volviendo a las relaciones que se viven y no se consumen”, y ser “creativos”, para construir “caminos nuevos y originales que tiendan al bien común”. Son los temas clave que Francisco sugiere en un mensaje publicado hoy, dirigido a los políticos y economistas que participan en el Forum de European House – Ambrosetti, reunidos en Cernobbio.

Francisco parte de la afirmación de que “al no ser capaces de volvernos solidarios en el bien, compartiendo los recursos, hemos vivido la solidaridad del sufrimiento”,  creada por la pandemia. Además, esta “ha mostrado la grandeza de la ciencia, pero también sus límites; ha puesto en crisis la escala de valores en cuya cumbre están el dinero y el poder; ha vuelto a proponer  – al estar juntos en casa, padres e hijos, jóvenes y ancianos  – las fatigas y las alegrías de los vínculos; nos ha forzado a desestimar lo superfluo y a ir a lo esencial. Ha derribado las motivaciones frágiles en las que se apoyaba cierto modelo de desarrollo”. 

“De cara a un futuro que parece incierto y difícil - se lee en el documento -, especialmente a nivel social y económico, se nos invita a vivir el presente con un discernimiento entre lo que permanece y lo que pasa, entre lo que es necesario y lo que no lo es. En esta situación, la economía, en su sentido humanístico, como ‘ley de la casa del mundo’, es un campo privilegiado, por su estrecho lazo con las situaciones reales y concretas de todo hombre y de toda mujer.  Esta puede convertirse en una expresión de ‘cuidado’, que no excluye sino que incluye, que no mortifica sino que vivifica, que no sacrifica la dignidad del ser humano a los ídolos de las finanzas, que no genera violencia y desigualdad, que no usa el dinero para dominar, sino para servir (cfr Exhort. ap. Evangelii gaudium, 53-60). En efecto, el auténtico beneficio consiste en una riqueza a la que todos puedan acceder. «Lo que realmente poseo es aquello que sé dar» (cfr Audiencia general del 7 de noviembre de 2018)”.

“En nuestra relación con la naturaleza, y con mayor razón, con las personas, es necesario un cambio de mentalidad que dilate la mirada y oriente la técnica, colocándola al servicio de otro tipo de modelo de desarrollo: más sano, más humano, más social y más integral”. “A tal fin, hay dos elementos que hemos de considerar: la conversión y la creatividad. Por un lado, se trata de vivir una conversión ecológica, para poder desacelerar un ritmo de consumo y producción que es inhumano, y aprender a comprender y a contemplar la naturaleza, a re-conectarnos con nuestro ambiente real. [Se trata de[ enfocarse en una reconversión ecológica de nuestra economía, sin ceder a la aceleración del tiempo, de los procesos humanos y tecnológicos, sino volviendo a la relaciones que se viven y no se consumen. Por otro lado, se nos llama a ser creativos, como los artesanos, forjando caminos nuevos y originales en favor del bien común. Y solo se puede ser creativo si se es capaz de acoger el soplo del Espíritu, que empuja a atreverse a tomar decisiones maduras y nuevas, a menudo audaces, transformándose en hombres y mujeres que son intérpretes de un desarrollo humano integral al que todos aspiramos. Es la creatividad del amor lo que puede devolver el sentido al presente, para abrirlo a un futuro mejor”.

“Para esta conversión y creatividad es indispensable formar y sostener a las nuevas generaciones de economistas y empresarios. Por eso los he invitado a estar, del 19 al 21 de noviembre, en la Asís del joven Francisco que, “despojado de todo «para elegir a Dios como estrella polar de su vida, se hizo pobre con los pobres, y hermano universal”.

Por último, el Papa, al referirse al tema de una agenda para “Europa, que figura entre los [temas] previstos en el Foro" recuerda que han pasado setenta años desde la declaración Schuman, que en 1950 “instituía la forma embrionaria de la Unión Europea. Hoy, más que nunca, Europa está llamada a ser protagonista de este esfuerzo creativo para salir de los cuellos de botella del paradigma tecnocrático, que se ha extendido a la política y a la economía. Este esfuerzo creativo es el de la solidaridad, el único antídoto contra el virus del egoísmo, mucho más potente que el Covid-19. Si en aquél entonces se proyectaba una solidaridad en la producción, hoy esta solidaridad ha de extenderse al bien más preciado: la persona humana. Esta debe ser colocada en el lugar que le corresponde, es decir, en el centro de la educación, de la salud, de las políticas sociales y económicas. Esta debe ser acogida, protegida, acompañada e integrada cuando toca a nuestra puerta, en busca de un futuro de esperanza”. (FP)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: la paz es camino de diálogo, reconciliación y conversión ecológica
12/12/2019 14:09
Encíclica: sirve una "conversión ecológica" para recuperar la dimensión ética del desarrollo (3)
18/06/2015
Obispos filipinos: formación y encuentros sobre el clima en vista de la Conferencia de París
25/07/2015
Davos: Bartolomé, seremos juzgados por la urgencia con la cual respondemos a la crisis ecológica
22/01/2020 14:07
Papa: la lógica del Evangelio se expresa en la humildad y en la gratuidad
22/11/2015