23/10/2015, 00.00
SÍNODO
Enviar a un amigo

El Sínodo está preparando una declaración suya sobre la situación de las familias de Medio Oriente

Se trabaja en la elaboración del informe final. Se presentaron 1355 enmiendas. Mons. Vanlooy: "este sínodo es el fin de juzgar a las personas, es el final de una Iglesia que hace juicios sobre todas las situaciones, es el signo de una Iglesia que acoge". Cardenal Lacroix: "no ha sido un sínodo sobre homosexualidad, pero la homosexualidad ha estado como un tema presente, no hablaría de tabú, porque por el contrario, se ha hablado del tema de una manera abierta y compartida".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - El Sínodo de los Obispos sobre la familia está preparando una declaración sobre la situación de las familias en el Medio Oriente. Un borrador de este documento fue presentado esta mañana. El anuncio fue hecho hoy por el padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede durante la rueda de prensa diaria en el trabajo del Sínodo.

Al informar sobre el trabajo, el padre Lombardi recordó que ayer por la tarde se produjo la intervención de Francisco de anunciar la creación de un dicasterio para la familia. En este sentido, el cardenal Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz, presente en la reunión, en respuesta a preguntas de los periodistas, dijo que "el anuncio hecho ayer por el Papa es el final de un proceso: el Papa había hablado en reuniones públicas con los obispos y cardenales: él había hablado con los jefes de los departamentos al final de la reunión del Consejo de Cardenales después del último Sínodo". "El deseo del Santo Padre es reformar la Curia", el cardenal recordó. "Había dos opciones: poner juntos familia y laicos y crear otro organismo para los jóvenes y las mujeres. Familia, la juventud y Pontificia Academia de la vida se han puesto juntos y con el apoyo de todos los grupos. Nada más específico se dijo ayer".

Después de la intervención de Francisco ha sido la elección de los miembros del Consejo de la Secretaría del Sínodo. La composición se dará a conocer al término de la secretaría por el Papa.

El trabajo de hoy comenzó con un discurso del ponente general, del  cardenal Peter Erdo, quien presentó el proyecto de informe final. Una intervención que el padre Lombardi llamado " de carácter general sobre el espíritu y la configuración del documento". "Puedo decir que la gama de temas tratados fue, por supuesto, muy grande, sin embargo, todos ellos hicieron una clara agradecimiento, diré admirable, por el trabajo de la Comisión, porque realmente es un texto mucho más ordenado, más satisfactorio - incluso de acuerdo con padres - en comparación con el Instrumentum Laboris que era más fragmentado, menos organizado y coherente. Por lo tanto, la satisfacción de la asamblea por el trabajo bastante increíble, dicha la verdad: Pensando en 1355 maneras ... ha sido mucha la gratitud y admiración por el trabajo realizado en la redacción".

Esta mañana, a continuación, hubo 51 intervenciones sobre el proyecto de informe final. Son consideradas las propuestas de mejoras o modificaciones realizadas individualmente y por lo tanto no 'modi' votadas colectivamente. Los "modi" abarcan una gama muy amplia, desde las referencias bíblicas a los migrantes, de la formación Pastoral al acompañamiento, de la violencia en las familias a la relación fundamental entre la conciencia y la ley moral.

En el briefing estaban presentes también el Card. Gerard Cyprien Lacroix, arzobispo de Québec, y Mons. Lucas Vanlooy, obispo de Gantes. Éste último, durante su intervención, sostuvo que “este sínodo es el fin del juicio a las personas, es el fin de una Iglesia que da juicios sobre todas las situaciones, es el signo de una Iglesia que acoge, que habla también con claridad, pero la última palabra que permanece, para mí, de este sínodo, es la palabra ternura, que la Iglesia hace suya para la situación que sea, no sólo en la familia, ternura hacia todas las personas; podría ser el inicio de una Iglesia nueva”.

“Estoy en la misma sintonía", dijo el Card. Turkson. “Diría - explicó el purpurado africano - que se puede considerar a este sínodo como un sínodo emblemático de la Iglesia, en el sentido de que el matrimonio celebrado en la Iglesia es un sacramento, y es una suerte de apostolado que conduce a otros sacramentos, y este sínodo nos ha de dar la ocasión de revivir esta realidad . Al matrimonio celebrado en la Iglesia -subrayó- le sigue un apostolado, los esposos que lo celebran son discípulos, gente que ha aceptado hacer el camino junto al Señor, de abrirse a la gracia del Señor, y esto no se hace con nuestro poder. De la misma manera, nuestro sacerdocio, de nosotros, los sacerdotes -explicó-  no está destinado a ser vivido gracias a un poder nuestro originario, sino que, por el contrario, es un sacramento y requiere la gracia del Señor, desde el momento que tomamos esto en serio, tanto para el sacerdocio como para la vida matrimonial, cambia todo; cambia la vida si nos dejamos conducir por ella de la mano del Señor, esto nos ayuda, de otra manera los problemas sobrevienen uno tras otro”.

El cardenal canadiense Lacroix, respondió, en cambio, a un pregunta sobre la cuestión de la homosexualidad.  "No sé  – dijo - cómo será el documento final, pero es cierto que durante todo el Sínodo se habló de la homosexualidad en nuestras familias, y es posible que el tema sea abordado en el texto. No ha sido un sínodo sobre los homosexuales, pero la homosexualidad ha estado como un tema presente, no hablaría de tabú, porque, por el contrario, se ha hablado del tema de una manera abierta y compartida”. El tema - agregó el Cardenal Turkson - fue discutido, incluso en mi círculo menor: hemos escuchado a los obispos y cardenales con experiencia en el tema de la homosexualidad en sus familias”. “No criminalizamos este fenómeno - concluyó- y tampoco victimizamos a las personas que tienen un ‘problema’ con esto”.

"Votaremos– dijo finalmente- la Relatio finalis, y esto es muy importante, pero toda la experiencia del Sínodo, de los dos últimos años hasta hoy, es importante; el Papa no recibirá tan sólo un documento, el Papa ha escuchado, conoce las problemáticas, no solamente a partir de cuanto hemos dicho, sino también, a partir del trabajo de los círculos menores, de los documentos entregados al secretariado”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Nuevo dicasterio para Laicos, familia y Vida. Los obispos podrán ser removidos si son “negligentes” ante los casos de abuso sexual
04/06/2016 14:42
La comunidad internacional debe encontrar una "solución política" para poner fin a la violencia en el Medio Oriente
24/10/2015
Patriarca Sako: La oración, fuente de salvación para las familias cristianas en Medio oriente
13/10/2014
Año Nuevo bangladesí: el primer ministro hizo un llamamiento al respeto de todas las religiones
15/04/2016 13:12
El lobby gay y los cónsules de Occidente contra el obispo de Hong Kong
08/11/2015