14/07/2017, 12.54
JAPON
Enviar a un amigo

El gobierno realizó otros dos ahorcamientos

El ministro de Justicia, Katsutoshi Kaneda ordenó las ejecuciones n° 18 y 19, desde cuando el Premier Shinzo Abe llegó al poder, en diciembre de 2012, sin dar ningún preaviso a los familiares ni a los abogados. Los obispos en primera fila contra las ejecuciones. La protesta de Amnesty International: uno de los condenados había pedido se revisión de su caso, el otro había renunciado a su propia defensa.

Tokio (AsiaNews/Agencias)- Ayer fueron ahorcados dos detenidos en Japón, entre los cuales un hombre acusado como asesino serial que estaba tratando de obtener la revisión de su proceso. La noticia fue dada por el ministerio de Justicia.

Masakatsu Nishikawa, de 61 años, uno de los dos detenidos ajusticiados, había presentado una apelación para la revisión de su caso. Hab+ía sido condenado por haber asesinado a cuatro mujeres administradoras de bares en Himeji, prefectura de Hyogo, en 1991.

El otro detenido ahorcado fue Koichi Sumida, de 34 años, condenado a muerte en el mes de febrero de 2013 por la Corte del distrito de Okayama por haber asesinado a su colega Misa Kato, de 27 años, trabajador precario el 30 de setiembre de 2011.

El ministro de Justica Katsutoshi Kaneda ordenó las ejecuciones n° 18 y 19, desde cuando el Premier Shinzo Abe llegó al poder, en diciembre de 2012, sin dar ningún preaviso a los familiares ni a los abogados.

La precedente ejecución, la primera ordenada por Kaneda, fue efectuada en el pasado noviembre, cuando un hombre fue ahorcado por haber asesinado a dos mujeres en la prefectura de Kumamoto.

Amnesty International protestó contra las ejecuciones de los dos detenidos, afirmando que en el caso de Nishikawa tenía que haberse tenido en cuenta la revisión que el mismo detenido había solicitado. En el caso de Sumida en cambio el retiro de la defensa de la causa procesual llevó automáticamente a la sentencia de condena.

En primera fila contra las ejecuciones está siempre la Iglesia católica: “Nosotros obispos, todos los obispos japoneses, estamos de acuerdo con la abolición de la pena de muerte: no hay ninguna diferencia entre nuestras posiciones. Porque también quien muere es un asesino, con su muerte se verifica un nuevo asesinato: esta vez cometido por el Estado. Es necesario renovar en la humanidad el sentido de la vida en común: debemos volver a considerarnos todos hijos de Dios” fue la toma de posición de la Conferencia episcopal de Japón en 2012 el reinicio de las ejecuciones después de un período de suspensión.

Según las estimaciones, actualmente en Japón serían más de un centenar las personas en espera de ser ejecutadas.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Los científicos japoneses contra la investigación con fines militares en las universidades
10/03/2017 13:19
Imanes paquistaníes piden la ejecución de Asia Bibi, después del linchamiento del estudiante de Mardan
18/04/2017 14:06
Dos ejecuciones en Japón. Mons Kikuchi:. Si se invita al Papa Francisco también debería ser escuchado
25/03/2016 12:44
Caducó el ultimátum para los rehenes japoneses. Es estado islámico empieza la cuenta al revés
23/01/2015
Tokio y Beijing: intentos de alianza entre los dos colosos del Asia
08/06/2018 14:54