28/09/2016, 12.56
GEORGIA-CHINA
Enviar a un amigo

El libre comercio entre Georgia y China modificará el equilibrio de Asia central

de Giorgi Menabde

Los dos gobiernos han firmado en tiempo record un acuerdo que elimina de hecho los impuestos y las tarifas aduaneros sobre la importación-exportación y se preparan, siempre en brevísimo tiempo a ponerlo en práctica. Grandes ventajas para el pequeño mercado de las exportaciones georgianas, en modo particular para los vinicultores y los pocos riesgos de “invasión” por parte de las mercaderías chinas. Beijing, de hecho, apunta a obtener el apoyo de Georgia para evitar a Rusia en las rutas de la Nueva Vía de la Seda. Por gentil concesión de la Jamestown Foundation. 

Tbilisi (Asianews)- El 13 de setiembre, el primer vice ministro del gobierno georgiano y ministro de Economía y de Desarrollo sustentable, Dimitry Kumsishvili, declaró durante una conferencia de prensa que Tbilisi y Beijing han finalizado un acuerdo de libre comercio entre ambas naciones. Él agregó: “El ministro de Comercio chino Gao Hucheng está planificando una visita a Tbilisi para firmar un acuerdo preliminar”. Este será firmado el próximo diciembre y entrará en vigor dentro de la mitad de 2017, agregó el político.

El vice primer ministro subrayó que Georgia concluyó los negociados de libre comercio con China en un tiempo record-sólo siete meses: “A las otras naciones-declaró- les necesitó de entre 5 a 10 años” [Civil Georgia, 13 de setiembre].

Así mismo el vice ministro hizo notar que Beijing está de acuerdo sobre el eliminar las tarifas aduaneras en un 95,5%, sobre las mercaderías georgianas, incluidos los productos agrícolas, vino y agua mineral. Estas exportaciones entrarán en China sin alguna tasa agregada y sin ningún período de transición significativo: el acuerdo entrará en vigor a pocos meses de la firma. “Esta- subrayó- es otra movida sin precedentes dado que con las otras naciones, Beijing normalmente emplea un largo período intermedio” [Civil Georgia, 13 de setiembre].

El ministro Kumsishvili quiso encender los reflectores en manera particular sobre el vino, una de las mayores exportaciones del país: “En 2015 hemos vendido al mercado chino 2,6 millones de botellas. En 2016 el número crecerá hasta llegar a 5 millones de botellas. Y esto no obstante el hecho que nuestros exportadores hayan pagado hasta hoy un dacio aduanero del 40%. Después de la remoción de estas tarifas, el vino georgiano se convertirá en uno de los más competitivos en el mercado chino” [Bpi.ge, 13 de setiembre].

Es significativo notar que en 2016 China se convertirá en el segundo mayor importados de vino georgiano, superando a Ucrania. Entre enero y agosto de este año, China importó 3.368.361 botellas de vino georgiano, mientras que Ucrania compró 14.664.610 botellas de enero a agosto 2016 [Kvira.ge, 13 de setiembre].

Las autoridades georgianos esperan que después de la remoción de los impuestos aduaneros chinos sobre los productos locales las exportaciones puedan crecer aún más, reduciendo como consecuencia la importancia del mercado ruso para los vinicultores de Georgia. En este caso Moscú perdería su capacidad de dañar con facilidad el mercado del vino de Georgia en caso de embargo comercial, como aquel impuesto entre el período 2006 y 2012 [Agenda. ge, 5 de agosto].

Al mismo tiempo, el ministro georgiano de Agricultura, Levan Davitashili subrayó que el acuerdo de libre comercio con China elimina también los impuestos sobre el agua mineral del país, factor que podría transformar las exportaciones de este producto hacia China en una de las mayores fuentes de ganancia nacionales. Hasta hoy ninguna nación de hecho eliminó los impuestos sobre la importación del agua mineral de Georgia [Vetsnik Kavkaza, 14 de setiembre].

En 2014 Georgia firmó un Acuerdo de libre comercio relevante y muy extenso (el Deep and Comprehensive Free Trade Agreement, DCFTA) con la Unión europea. Sin embargo, a diferencia del acuerdo con Beijing, éste permite a la UE restringir el ingreso de muchos tipos de productos agrícolas georgianos e introduce normas muy restringidas para la producción nacional. El acuerdo con China no tiene estas restricciones, que lo hace más “confortable” para los exportadores georgianos hacia el mercado chino [Vetsnik Kavkaza, 14 de setiembre].

El Premier Giorgi Kvirikashvili, a su vez, definió como “histórico” el acuerdo de libre comercio con China. El jefe de gobierno georgiano declaró: “Es un gran resultado, que puede influir en manera positiva sobre el desarrollo de la “Gran Vía de la Seda” durante esta nueva era” [On.ge, 14 setiembre].

Refiriéndose a la Vía de la Seda, el Premier Kvirikasvili mencionó las conexiones viales que se están construyendo a través de las zonas eurasiáticas: éstas permitirán que las mercaderías pasen de la costa pacífica de China a Europa a través de los Estados de Asia central.

De Asia central, una de las rutas planificadas permite el paso de bienes del Mar Caspio, Georgia y Turquía hasta la Unión europea, evitando así totalmente a Rusia. El primer tren lanzado para demostrar la viabilidad de esta Gran Vía de la Seda y de su corredor de tránsito de Asia a Europa llegó a Tbilisi el 13 de diciembre de 2015 [Aspny.ge, 13 de diciembre de 2015].

El gobierno de Tbilisi evaluó en manera meticulosa los riesgos de un acuerdo de libre comercio con China y en modo particular los riesgos para la economía y para el mercado interno georgiano. En 2015 el ejecutivo georgiano pidió a una compañía independiente-la PMCG- evaluar las consecuencias del acuerdo con China. Según la PMCG, con la puesta en función del acuerdo las exportaciones de Georgia a China crecerán en un 9%, mientras que las importaciones del gigante asiático oriental crecerán sólo en un 2% [Tabula.ge, 24 de julio 2015].

Estas conclusiones se convirtieron en un importante argumento en mano del gobierno georgiano, que así pudo responder a los expertos que sostenían que la remoción de los impuestos aduaneros sobre las importaciones chinas “habrían destruido el mercado georgiano”. De hecho, según el presidente de la New Chool of Economics Paata Shedshelidze, Georgia ya eliminó toda tarifa aduanera sobre los productos chinos ya hace varios años atrás.

Como consecuencia, sostiene el experto, “no habrá ningún rápido aumento de las exportaciones chinas a Georgia. Al mismo tiempo Georgia no sólo obtendrá un acceso al mercado chino, que es considerado relativamente liberal al menos en sus pedidos de productos agrícolas, sino que tendrá modo de acceder también a los vecinos de China- Singapur, Tailandia, Vietnam y a los otros” [Entrevista con el autor, 17 de setiembre].

En el período enero-agosto 2016, el entero mercado de las exportaciones georgianas fue evaluado en 1,313 millardos de dólares. Aquellas hacia China han alcanzado un valor cercano a los 117,682 millardos de dólares. También antes de la firma del acuerdo, China había casi superado a Rusia en la carrera al segundo puesto de los socios comerciales de Georgia. Turquía permanece por el momento como el mayor comprador de bienes o productos georgianos; Rusia está en el segundo lugar con 117.187 millones [Geostat.ge, 21 de setiembre].

No obstante el apenas firmado acuerdo de libre comercio, los comerciantes chinos están ya entre los mayores inversores en la economía georgiana. En el año 2015 China se colocó en el cuarto puesto después de Azerbaiján, Holanda y Luxemburgo [Geostat.ge, 21 de setiembre]. El Grupo Hualin posee el 90% del banco georgiano Basisbank, que funciona desde 1993. En el período 2013-2015 el Grupo Hualin invirtió 150 millones en la construcción de una Zona económica internacional de sesenta y cinco mil metros cuadrados en el distrito de Basisubani de la capital Tbilisi (v. EDM, 25 de marzo de 2015].

Vato Lezhava, rector de la Free University de Tbilisi, declaró al autor de este artículo que el acuerdo de libre comercio Georgia-China reforzará aún más ls inversiones directas de China. “Esto es lógico porque, de por sí, el mercado georgiano es demasiado pequeño para la enorme China; pero Georgia podría “convertirse en un vehículo” para las exportaciones manufactureras chinas hacia la Ue, dado que Tbilisi firmó el DCTFA con Bruselas”[Entrevista con el autor, 17 de setiembre].

Por lo tanto China podría ayudar a Georgia a diversificar la propia economía en manera más permanente, de tal modo que se pueda liberar de la pesada dependencia de Rusia.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Modi contra Trump: Delhi impone aranceles a 28 productos americanos
17/06/2019 10:37
Puerto de Gwadar, se inagura la zona de libre comercio en la ‘Ruta de la Seda china’. Contrariedad de Delhi
30/01/2018 15:34
Nada de arancelar el queso parmesano: Japón y la UE firman un acuerdo de libre comercio
17/07/2018 10:28
En la guerra de aranceles entre China y EEUU quien pierde es la economía de toda Asia
22/06/2018 14:20
Guerra comercial entre Ankara y Washington: tarifas y aranceles sobre los productos ‘made in USA’
21/06/2018 10:37