03/01/2019, 13.35
EMIRATOS - ASIA
Enviar a un amigo

Emiratos: en medio de la diplomacia, la guerra y el balón, comienza la 17ma edición de la Copa de Asia

En el calendario figuran retos como Irán-Irak y Arabia Saudita-Qatar, donde se unen el futbol y la política. Debut absoluto para Kirguistán, Filipinas y Yemen en la cita continental. Participación en tono menor para China, un país al que le está costando afirmarse en el panorama futbolístico internacional, a pesar de los millardos destinados a tal fin.  

Abu Dabi (AsiaNews) – Con la partida inaugural, prevista para el sábado 5 de enero a las 17 horas (hora local) donde se enfrentarán el dueño de casa, los Emiratos Árabes Unidos, y Bahréin, se dará inicio a la 17ma edición de la Copa de Asia,  el máximo evento futbolístico del continente más poblado del mundo.  La carrera que sigue a Australia, la nación anfitriona y campeona en 2015 tras batirse con Corea del Sur, se concluirá el primero de febrero con la final programada en el estadio Sheikh Zayed de Abu Dabi. Entremezclando política y balón, la competición brindará varios retos de alto valor deportivo (y político): entre otros, el de Arabia Saudita y Qatar (desde hace más de un año, protagonistas de una grave crisis diplomática e institucional) y el 17 de enero, el día previo, el match en el que habrán de enfrentarse Irán e Irak.

Por primera vez en la historia, en la Copa de Asia participarán 24 naciones, en lugar de las clásicas 16 de las ediciones pasadas. Los equipos participantes están subdivididos en seis zonas, con cuatro equipos cada una: los primeros dos de cada grupo accederán a los octavos de final, y se les sumarán los cuatro mejores terceros clasificados para la segunda fase, de eliminación directa.   De las formaciones presentes, despiertan particular curiosidad Yemen, una nación desgarrada por la guerra y escenario de la peor crisis humanitaria del nuevo milenio, Siria –que se perdió la posibilidad de acceder a los últimos mundiales- y las Filipinas.

Esta es la segunda vez que los Emiratos son anfitriones del torneo, luego de la primicia absoluta que marcó 1996, cuando el equipo local llegó a la final, contra todos los pronósticos. Son ocho los estadios donde se jugarán las partidas, todos modernos y equipados con tecnología y ya fueron utilizados en el último bienio para las fases finales de la Copa del mundo por clubes. En la 17ma edición, participan todos los grandes equipos del fútbol continental, siendo los favoritos Irán, Japón, Corea del Sur, Australia y Arabia Saudita. Son tres los que marcan su debut absoluto: Kirguistán, Filipinas y Yemen. También cabe señalar el retorno del Líbano, tras varios años de ausencia, al igual que Vietnam y Tailandia.  

En otra época, el fútbol asiático estuvo dominado por Corea del Sur y Australia; sin embargo, la última edición de la Copa Mundial, en Rusia 2018, hizo saltar a escena realidades como Japón e Irán, que marcó la novedad del fútbol continental, quedando a un paso de la clasificación en una zona de hierro junto a España y Portugal. Despierta curiosidad la presencia de Siria, así como la de Yemen, escenario por años de un terrible conflicto pero que, gracias al balón, ha hallado una plataforma desde la cual relanzarse al plano internacional.

Tras años de inversiones multimillonarias y contrataciones faraónicas de futbolistas extranjeros, la China que ostenta como entrenador al campeón del mundo Marcello Lippi se presenta en tono menor en este evento y con el futbolista de edad más avanzada de todo el torneo (Zheng Zhi, de 38 años). Es que precisamente la compra de jugadores europeos y sudamericanos –a menudo, hacia el final de su carrera- ha terminado por impedir el crecimiento de jóvenes futbolistas chinos interrumpiendo un camino de desarrollo que en el pasado veía en el fútbol un elemento de afirmación, tal como ha sucedido con muchos otros deportes.

Por último, quedan incógnitas respecto a la efectiva atención del público y de los espectadores en  los Emiratos, el país anfitrión; a pesar de la inversión realizada y de las enormes sumas de dinero destinadas al evento –con el riesgo de las apuestas ilegales, siempre a la vuelta de la esquina en estas ocasiones- lo cierto es que la atmósfera dista mucho de la propia de un evento sin igual y la venta de billetes arriesga transformarse en un fracaso a medias

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Católico arrestado por cultivar cannabis para tratar a su esposa en fase terminal
08/04/2017 12:24