05/06/2018, 11.05
RUSIA-ISLAM
Enviar a un amigo

En Daguestán, condenan la teología islámica más abierta y moderna, tildándola de ‘extremista’

de Vladimir Rozanskij

El joven Ilgar Aliev pasará ocho años en prisión por ser miembro de la secta “Nurzhular”, constituida por los seguidores del teólogo turco Bediuzzaman Said Nursi. Fethullah Gülen se inspiró en su pensamiento. Temor ruso ante la ideología nacionalista otomana.

Moscú (AsiaNews) – Días atrás, el tribunal de Izberbash, en Daguestán, sobre el Cáucaso, condenó a ocho años de reclusión al joven de 21 años Ilgar Aliev, de etnia azara, inculpándolo de la organización de una célula de la secta “Nurzhular”. Dicho grupo fue declarado “extremista”, siendo que estaría formado por seguidores del teólogo turco Bediuzzaman Said Nursi (1878-1960), un pensador sunita kurdo, autor de la Risale-i Nur (Epístola de la Luz), un comentario coránico de más de 6.000 páginas de extensión.

Durante la Primera guerra mundial, Nursi fue miembro de la Organización especial del Imperio otomano. Fue tomado como prisionero de guerra por Rusia, donde permaneció durante más de dos años, y se hizo de algunos prosélitos. Fue liberado del campo que funcionaba como prisión en 1918, para hacer su retorno a Estambul. Convencido defensor del camino conjunto que debieran hacer ciencia y fe en los tiempos modernos, luchó para lograr la enseñanza de la historia de las religiones en las escuelas secularizadas, y las ciencias modernas en las escuelas religiosas. Ubicado entre los mujaddid (renovadores) del siglo XIII islámico, inspiró un movimiento de espiritualidad religiosa islámica que contribuyó notablemente al resurgimiento del islam en Turquía, y que hoy cuenta con varios millones de seguidores en todo el mundo. Una de las personalidades que se inspiraron en su pensamiento es Fethullah Gülen, actualmente exiliado en los Estados Unidos y  principal opositor del presidente turco Erdogan.

El joven Aliev habría realizado propaganda activa para el grupo islámico, reclutando numerosos jóvenes y organizando reuniones de meditación sobre los textos de Nursi, en varias ciudades del Daguestán. En la acusación se menciona que Aliev solía viajar al exterior con frecuencia, para participar en las conferencias internacionales y en los fórums de seguidores del teólogo kurdo. Aliev fue arrestado en abril de 2017, pero recién ahora se emite la sentencia de condena.

El grupo “Nurzhular” fue prohibido en Rusia en el año 2008, mucho antes de que comenzara a regir la restrictiva “Ley Jarojov” del 2016, que impide cualquier reunión privada cuyo objetivo sea la propaganda religiosa. En el país incluso están prohibidos los textos de Nursi, como sucede con los materiales extremistas, pese a que en los mismos no hay llamamientos al terrorismo o a la “guerra santa”, e incluso cuando, según los especialistas rusos del centro inter-religioso Sova, no constituyen peligro alguno para la sociedad.

La sombra de la proscripción rusa derivaría,en realidad, de un malentendido, por el cual Nursi es considerado fundador de una ideología “pan-turca” que, hipotéticamente, constituiría una amenaza para la integridad del territorio y para la estabilidad de Rusia.  

En Rusia, y no exclusivamente en Daguestán, habrían sido varios los “casos Nurzhular”  orquestados artificialmente, en los cuales algunos ciudadanos fueron acusados de ser miembros de presuntas organizaciones que jamás han existido, por el mero interés demostrado en la cultura islámica. En los últimos años se han emitido varias condenas de este tipo, pero la del joven Aliev parece ser la más severa y demostrativa en este sentido.

La hostilidad que Rusia manifiesta en relación a la ideología nacionalista otomana, más que por el mismo islam político en general, es el legado de un pasado muy turbulento, que condujo a numerosas guerras ruso-turcas desde principios del siglo XVII. En el siglo XIX, fue la ideología imperial rusa la que preveía la conquista de la “segunda Roma”, Estambul, para lograr el triunfo de la unión de los pueblos cristianos eslavos en el mundo (lo que se conoce como “paneslavismo”). Por lo tanto, la lucha actual de los rusos contra las “herejías religiosas” se tiñe del triunfalismo eslavo oriental, y de tensión apocalíptica, que se encamina a la victoria de la verdadera fe.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Alarma en Moscú: los milicianos rusos del Estado islámico están volviendo a casa
26/06/2015
La libertad religiosa post-soviética tiene 20 años
28/09/2017 18:44
Culto baptista interrumpido por la policía. La persecución contra los grupos no ortodoxos
12/04/2019 14:38
​Rusia quiere perseguir a las "sectas", continúan las presiones sobre los Testigos de Jehová
16/12/2015