10/03/2018, 14.52
PAKISTÁN
Enviar a un amigo

En Lahore, movimiento por la tolerancia hace una huelga de hambre, para protestar contra leyes de blasfemia

de Shafique Khokhar

Ayer, la manifestación de protesta se llevó a cabo frente a la Asamblea de Punjab. Allí estuvieron presentes numerosos representantes políticos, de la sociedad civil y de las jerarquías eclesiásticas. Se recordaron los casos de Patras Masih y de su primo Sajid, que aún sigue hospitalizado con heridas de gravedad.

Lahore (AsiaNews) – El Rwadari Tehreek, Movimiento inter-religioso por la tolerancia, que opera en todo el Pakistán, en el día de ayer organizó una huelga de hambre como forma de protesta contra el abuso de las leyes sobre blasfemia. La manifestación se llevó a cabo frente a la Asamblea de Punjab, en Lahore, y contó con la participación de numerosos exponentes de la sociedad civil y de las jerarquías eclesiásticas. Todos juntos protestaron por los frecuentes ataques dirigidos contra las minorías religiosas so pretexto de haber insultado el islam.  Luego pidieron por la aprobación de una política y de una estrategia orientada a poner fin al abuso de las leyes, que a menudo son utilizadas para discriminar a las minorías en la vida cotidiana, en el lugar de trabajo, y para agredir sus propiedades.  

A la huelga de hambre se plegaron ciudadanos de diferentes credos, así como líderes políticos, religiosos y sociales. Ellos expresaron su preocupación por los frecuentes maltratos sufridos por fieles pertenecientes a minorías, y mostraron su solidaridad para con las víctimas. En orden cronológico, las últimas víctimas son Patras Masih, de 17 años, acusado de blasfemia por un comentario publicado en Facebook, y su primo Sajid Masih, que se arrojó desde un cuarto piso de la comisaría del Punjab para huir de las torturas de la policía, que incluso quería obligarlo a practicar sexo oral a su primo menor de edad. Él aún se encuentra internado en el Myo Hospital de Lahore con heridas de gravedad.

Entre las personalidades conocidas que se unieron a la protesta, figuran Mons. Azad Marshal, obispo de la diócesis de Raiwind, el Rev. Shahid Miraj, decano de la catedral, el Rev. Majeed Abel, moderador de la Iglesia presbiteriana, el Rev. Emmanuel Khokhar, pastor de la Church of Pakistan (protestante), Saadia Sohail y Shunila Ruth, ambos miembros de la Asamblea provincial por el partido Pakistan Tehreek-e-Insaf, Peter Jacob, director ejecutivo del Centre for Social Justice, Cecil S. Chaudhary, director ejecutivo de la Comisión Nacional Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal pakistaní, Adoo Ram, del Rwadari Tehreek, Sabira Asmat, responsable organizador del Rwadari Tehreek de Punjab, Munir Ahmed Bhatti, presidente del Rwadari Tehreek de Lahore, Vickram Manzoor, secretario general del Rwadari Tehreek de Lahore.

 

Samson Salamat, presidente del Movimiento, dijo estar muy preocupado por la “situación en vías de deterioro que atraviesan las minorías religiosas. Los frecuentes incidentes han intensificado el sentimiento de amenaza y terror. Esta no es una señal positiva para la sociedad multi-religiosa de Pakistán, como tampoco lo es la actitud partidista, discriminatoria y llena de odio con la cual los funcionarios llevan adelante los interrogatorios”.

En concreto, los activistas han planteado los siguientes reclamos:

  • Crear un equipo de investigación conjunto, para hacer nuevas averiguaciones, de manera correcta, transparente, y creíble, sobre el caso de Patras Masih, arrestado en Shahdarah (Lahore) con la acusación de blasfemia, y de su primo Sajid Masih, que fue brutalmente torturado.
  • Asegurar que sean entregados a la justicia los implicados en los abusos y quienes hayan adoptado una conducta de fomentadores de odio durante el interrogatorio a Patras Masih y Sajid Masih;
  • Garantizar atención médica adecuada y medidas de seguridad para permitir la rápida recuperación de Sajid Masih, así como la seguridad para su vida, por las ulteriores amenazas []que pudiera recibir];
  • Formular, a nivel gubernamental, tanto provincial como federal, una política y una estrategia para detener el abuso de la blasfemia, que es usada como herramienta de persecución de las minorías, que han sufrido enormemente a causa de semejantes abusos;  
  • Aplicar en lo inmediato el Plan de acción nacional y actuar contra aquellos individuos y grupos involucrados en discursos de odio, en su instigación y en alimentar la violencia contra las minorías religiosas.
Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Pakistán, cristianos ayunan por la salvación del joven herido durante un interrogatorio (Video)
27/02/2018 11:52
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Lahore, la abogada de los cristianos ‘blasfemos’ denuncia irregularidades en la investigación
14/03/2018 15:26
Activistas de todas las religiones: Construir la paz en Pakistán, contra el odio y el extremismo
25/05/2016 14:29