18/06/2015, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Encíclica: card. Turkson, el centro del documento es el concepto de ecología integral

Metropolitano Zizioulas, "el significado de la encíclica no se limita al tema de la ecología como tal", sino que también tiene "una importante dimensión ecuménica", del ecumenismo "existencial", que es "el esfuerzo para hacer frente juntos a los problemas existenciales más profundos". "Lleva a los cristianos divididos previamente en una tarea común que deben enfrentar juntos".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Es ''en la clave del camino de conversión y esperanza un futuro renovado", que el papa "pone en el centro de encíclica el concepto de la ecología integral, como un paradigma capaz de articular las relaciones fundamentales la persona con Dios, consigo mismo, con los demás seres humanos y con la creación". Asimismo, destacó el cardenal Peter Turkson, presidente del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz, que hoy presentó en el Vaticano el “Laudato si’”, junto con el Metropolitano de Pérgamo John Zizioulas, en representación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla y la Iglesia ortodoxa.

Una encíclica, dijo el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, "preparada de una manera nueva. Desde hace aproximadamente un mes, aprovechando los modernos medios de comunicación", el Papa ha trabajado para una "promulgación de la Encíclica junto con los obispos del mundo, mediante el envío, a través de e-mail" de varios pasajes del documento en varias etapas.

Por su parte, el cardenal Turkson - autor, según lo revelado el Papa, del primer borrador de la encíclica – ha dado como una referencia específica lo que leemos n. 139: "Cuando se habla de «medio ambiente», se indica particularmente una relación, la que existe entre la naturaleza y la sociedad que la habita. Esto nos impide entender la naturaleza como algo separado de nosotros o como un mero marco de nuestra vida. Estamos incluidos en ella, somos parte de ella y estamos interpenetrados. Las razones por las cuales un lugar se contamina exigen un análisis del funcionamiento de la sociedad, de su economía, de su comportamiento, de sus maneras de entender la realidad. Dada la magnitud de los cambios, ya no es posible encontrar una respuesta específica e independiente para cada parte del problema. Es fundamental buscar soluciones integrales que consideren las interacciones de los sistemas naturales entre sí y con los sistemas sociales. No hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza".

"Es esto - explicó - el marco en el que deberían colocarse algunos temas cubiertos por la Encíclica, en la que se registran varios capítulos y constantemente enriquecido a partir de diferentes perspectivas. Es la relación íntima entre los pobres y la fragilidad del planeta; la creencia de que todo en el mundo está conectado íntimamente: la crítica del nuevo paradigma y las formas de poder que surgen de la tecnología; el valor intrínseco de toda criatura; el sentido humano de la ecología; la necesidad de debates sinceros y honestos; la grave responsabilidad de la política local e internacional; la cultura de los residuos y la propuesta de un nuevo estilo de vida; y una invitación a buscar otras formas de entender la economía y el progreso".

Por su parte, Metropolitana Zizioulas mostró por primera vez como la “Laudato si’” da un amplio espacio a la dimensión teológica de la relación entre el hombre y la naturaleza, generalmente marginal en los planes de estudios académicos católicos, ortodoxos y protestantes. "La encíclica - dijo - dedica todo un capítulo (cap. 2) para mostrar las profundas implicaciones ecológicas de la doctrina cristiana de la creación. Señala que de acuerdo a la Biblia la existencia humana se basa en tres relaciones fundamentales estrechamente relacionados: la relación con Dios, uno con el otro y el que tiene con la tierra" (n 66).

El segundo aspecto destacado por el teólogo ortodoxo es la dimensión espiritual de la crisis ecológica. "Como se desprende de la encíclica - dijo - la crisis ecológica es esencialmente un problema espiritual. La correcta relación entre la humanidad y la tierra y su entorno natural se ha roto con la caída, tanto en el exterior como en el interior de nosotros, y esta ruptura es pecado. La Iglesia debe ahora presentar su doctrina sobre el pecado contra el medio ambiente, el pecado ecológico. El arrepentimiento debe incluir también el daño que hacemos a la naturaleza, como individuos y como sociedad. Esto hay que señalar a la conciencia de cada cristiano que se preocupa por su seguridad”.

El Metropolitano Zizioulas también considera que "la importancia de la encíclica no se limita al tema de la ecología como tal", sino que también tiene "una importante dimensión ecuménica" del ecumenismo que llamó "existencial", que es "el esfuerzo para hacer frente a los problemas existenciales más profundos que preocupan a la humanidad como un todo - no sólo en lugares particulares o entre clases de personas. La ecología es, sin duda, el candidato más obvio para tal categoría".

El documento papal es parte de este aspecto del ecumenismo porque, según Zizioulas, "lleva a los cristianos divididos previamente en una tarea común que enfrentan juntos. Vivimos en una época en que los problemas fundamentales de la vida abruman nuestras divisiones tradicionales y relativizan casi hasta el punto de extinguir. Veo en él una importante dimensión ecuménica que plantea a todos los cristianos divididos una tarea común que deben enfrentar juntos. Vivimos en una época con problemas existenciales fundamentales que superan nuestras divisiones tradicionales y las relativizan casi hasta el punto de la extinción. Mirad, por ejemplo -dijo- lo que está sucediendo hoy en Medio Oriente: ¿Los que persiguen a los cristianos les preguntan a qué iglesia o a qué confesión pertenecen? La unidad de los cristianos en casos como éstos se realiza de hecho por la persecución y la sangre: es un ecumenismo del martirio”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Obispo de Hyderabad: La encíclica del Papa fuente de inspiración contra la crisis ambiental
07/07/2015
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
El Mensaje de Bartolomé I para el Día de la Oración por el cuidado de la creación, junto con los católicos
31/08/2015
Papa: Multiplicar las reuniones y la colaboración entre las Iglesias de Roma y Constantinopla
27/06/2015
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013