27/11/2014, 00.00
TURQUÍA-VATICANO
Enviar a un amigo

Francisco y Bartolomé, la larga tradición que busca la unidad entre católicos y ortodoxos

de Mavi Zambak
Francisco viajará a Turquía del 28 al 30 noviembre sobre todo para estar junto al Patriarca Ecuménico en la fiesta de San Andrés. Después de casi un millar de años de divisiones, el hielo se rompió por el Papa Juan XXIII. El intercambio de visitas se prolongó durante 50 años. Con el Papa Bergoglio los encuentros y la colaboración intensificados. Bartolomé: Este Papa es un querido amigo.

Estambul (AsiaNews) - En dos días Francisco estará en Turquía. Corazón del viaje: celebrar junto con sus hermanos griego-ortodoxos la fiesta de su patrón, como viene siendo tradición desde los últimos Papas.

Imposible olvidar que hace apenas ocho años, el 30 de noviembre de 2006, durante la fiesta de San Andrés, patrón de las Iglesias Orientales, el alegre encuentro entre el Papa Benedicto XVI y el Patriarca Ecuménico Bartolomé I en la iglesia de San Jorge festivamente iluminada. Cantos griegos maravillosos, los abrazos, los compromisos mutuos para continuar con la búsqueda de la plena unidad en la estela de sus predecesores. Esta investigación, el resultado de un largo proceso de diálogo ecuménico ha estado en curso desde hace más de 50 años. Si, de hecho, el cambio oficial entre las dos Iglesias hermanas comenzó después de reunirse en Jerusalén los bienaventurados Pablo VI y el Patriarca Atenágoras (6 de enero de 1964), no se puede olvidar que todo ha sido preparado por el trabajo lento y valioso de diálogo creado por el entonces Obispo Roncalli, cuando era delegado apostólico en Estambul desde 1935 hasta 1944. Todo comenzó a partir de un primer sencillo encuentro "silencioso" en 1939 entre el obispo de Bérgamo - el futuro Papa Juan XXIII - y el entonces Patriarca Benjamin I en ese misma pequeña iglesia: que era la primera vez que un delegado católica volvió a cruzar el umbral, después de Miguel Cerulario, patriarca bizantino, se negó a recibir a la delegación papal el 16 de julio de 1054, y de haber cerrado la puerta a una reunión con Roma causando la excomunión por el papa León IX y anatema mutuo relacionados con siglos pesados consecuentes de malentendidos, la venganza y el sufrimiento en ambos lados. Para recordar aquel famoso primer paso de acercamiento entre las dos Iglesias estuvo el Patriarca griego Ecuménico Ortodoxo en una reciente conferencia el 10 de octubre, con motivo de la conmemoración de la canonización del Papa Juan XXIII: "La veneración del mundo ortodoxo hacia Juan XXIII se expresa ya en las postrimerías de su muerte, por lo que consideramos que es un Prepadovnie, un santo y un patrón de ecumenismo. El Patriarca Atenágoras fue el primero en aplicar a su persona el pasaje evangélico: "Hubo un hombre enviado por Dios, cuyo nombre era Juan".

"El Papa Juan XXIII - continuó Bartolomé I en esa ocasión -fue realmente una gran figura espiritual en la historia de la Iglesia católica y el cristianismo Mi beato predecesor, el Patriarca ecuménico Atenágoras, reconoció públicamente la gran personalidad de este Papa, reservándose para él expresiones evangélicas que la asemejaba a Juan el Bautista".

Bartolomé I, nacido en 1940, de la isla de Imbros, ciudadano turco que hizo su servicio militar en el ejército turco, se doctoró en el Pontificio Instituto Oriental de la Universidad Gregoriana de Roma. Duecentocentesimo sucesor del apóstol Andrés, después de Atenágoras. Máxima autoridad cristiana desde el Cáucaso hasta el mar Adriático, en los siete idiomas que conoce (griego, turco, latín, francés, Inglés, Italiano y Alemán), desde que fue nombrado patriarca en 1991, creía firmemente en el diálogo ecuménico y ha estado siempre comprometido a construir la paz y lograr la reconciliación entre católicos y ortodoxos.

Deseaba con tanta fuerza que Francisco fuese a Estambul el 30 de noviembre, la fiesta de San Andrés, y esta será la cuarta reunión oficial con Francisco, todos marcados por una gran y profunda armonía.

Ya el episcopado de Bergoglio de Buenos Aires, por otra parte, se ha caracterizado por una fuerte voluntad de diálogo y respeto mutuo con la Iglesia Ortodoxa. El Obispo Juan, de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el extranjero que vive en Buenos Aires, afirma que fue la costumbre del cardenal Bergoglio participar en la liturgia de la Navidad ortodoxa en la ciudad argentina.

Los dos "hermanos" se sintieron inmediatamente en la misma longitud de onda y no han dudado en encontrarse. El patriarca ortodoxo griego estuvo presente en la misa de inicio del ministerio petrino de Francisco, e incluso antes se habían conocido en una audiencia privada; entonces, incluso en el día de 20 de marzo de 2013, en la reunión con los delegados fraternos de otras confesiones cristianas y de otras religiones. En esa ocasión, Francisco se volvió hacia Bartolomé llamándolo "hermano Andrés", en referencia a la relación familiar entre los apóstoles Pedro y Andrés, de los cuales el Papa y el Patriarca de Constantinopla son los sucesores ideales.

Y, también, durante la peregrinación a Tierra Santa (24 a 26 mayo, 2014), con motivo del 50 aniversario de la reunión en Jerusalén entre el Papa Pablo VI y el Patriarca Atenágoras, se celebró una reunión privada entre los dos, haciéndose el domingo 25 de mayo una declaración.

En esa ocasión Bartolomé instó a no tener miedo, tomando como ejemplo a Pablo VI y Atenágoras, capaces de "disipar el miedo que había mantenido divididas por un milenio las dos Iglesias", cambiando así "el temor en el amor", y indicando que "esta es la única manera de asegurar que "todos sean uno".

Por su parte, Francisco invitó a "redescubrir la grandeza de nuestra vocación cristiana: somos hombres y mujeres de la resurrección, no de la muerte", porque "cada herida, cada dolor se cargaron sobre los hombros del Buen Pastor, que se ofreció a sí mismo y con su sacrificio ha abierto el camino a la vida eterna. Sus heridas abiertas son la apertura por donde fluye en el mundo la corriente de su misericordia". Con realismo él señaló que "no podemos negar las divisiones que aún existen entre nosotros, los discípulos de Jesús", pero las diferencias "no nos deben asustar y paralizar en nuestro camino", a fin de indicar que "hay que creer que, como fue removida la piedra de la tumba, puedan ser eliminados todos los obstáculos que aún impiden la plena comunión entre nosotros".

Por último, dos semanas después del viaje a la Tierra Santa (8 de junio de 2014), Francisco organizó una oración en el Vaticano y, junto con los presidentes Abbas y Shimon Peres, Bartolomé I visitó nuevamente a Francisco para orar, todos juntos, por la paz. Una "cumbre de la oración", un paso hacia la reconciliación esperada.

"Este Papa - dijo Bartolomé a los periódicos turcos en esos días - es un buen pastor de los fieles y es una gran amigo querido... Yo creo que la Iglesia Católica necesitaba de un pastor y sus acciones indican una cercanía al pueblo. La enajenación de los viejos tiempos, ya no existe. Como dos iglesias hermanas, nos acercamos el uno al otro cada día. También tenemos un diálogo teológico, y el papel del papa en el mundo cristiano es el foco de este diálogo".

Con estos sentimientos, los dos se reunirán una vez más en las primeras Vísperas de la fiesta de san Andrés el sábado 29 y luego durante la Santa Eucaristía el domingo 30 en el Fanar.

Los cristianos en Turquía están convencidos de que si dependiera de estos dos pastores, las distancias aún presentes en el camino hacia la plena comunión entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa se llenarían en el tiempo de un abrazo. Tal vez uno de esos, intensos y elocuentes, que se negocian en la impresionante ceremonia celebrada en la Basílica del Santo Sepulcro y ahora se esperan ver estos días en Constantinopla.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa y Patriarca ecuménico: El martirio del Medio Oriente fecunda el camino unitario de los cristianos
30/11/2014
Una Turquía replegada sobre sí misma espera con simpatía la visita del Papa Francisco
26/11/2014
Francisco en Turquía. Ecumenismo del martirio
28/11/2014
Cristianos turcos, migrantes y refugiados esperan al Papa Francisco
26/11/2014
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013