22/04/2014, 00.00
SIRIA
Enviar a un amigo

Gregorio III, es un "verdadero crimen de guerra" la destrucción de las iglesias de Ma'aloula

de Fady Noun
El Patriarca visitó la aldea de Ma'aloula, tomada por el ejército al frente islámico al-Nosra. "Se ha presentado un espectáculo apocalíptico. " Occidente asiste "con indiferencia criminal" a la destrucción de Siria.

Beirut (AsiaNews) - La destrucción de las iglesias de Ma'aloula ha sido descripta como "un crimen de guerra "por el Patriarca de Antioquía de los católicos griego-melquita, Gregorio III Laham, que el domingo pudo visitar el histórico pueblo cristiano, retomada por el ejército sirio al Frente Islámico al-Nosra.

"Es el misterio de iniquidad que se ve en lo hecho" dijo de nuevo, al no encontrar palabras suficientemente fuertes como para traducir los sentimientos al ver la desolación que se le ofreció. " Es la devastación del Templo, el misterio de la iniquidad", repitió en una entrevista telefónica con Beirut, la noche de su visita.

El Patriarca griego - católico visitó la aldea junto con el patriarca ortodoxo griego Youhanna Yazigi y con representantes del Patriarcado ortodoxo siríaco, ortodoxa armenia y siríaco-católicoa, acompañado por algunos periodistas y hombres de seguridad. Y un poco más tarde él también hizo una visita al jefe de Estado sirio, quien también está de visita en la aldea.

"Se ha presentado un espectáculo apocalíptico. Otras iglesias han sido destruidas en Siria, pero nunca he visto ese tipo de cosas. He llorado y traté en vano un momento de soledad para orar. Mi corazón está roto", dijo el prelado de nuevo.

"Las cuatro iglesias históricas de Ma'aloula se vieron afectados. Nuestra iglesia parroquial, dedicada a San Jorge, están acribilladas. La cúpula del monasterio fue dañado en dos lugares. Las paredes fueron demolidas por el fuego de cañón. Ciertas partes del convento están en peligro de colapso y deben ser reconstruidas. Los iconos se encuentran dispersos en el suelo, sucios o robados. Actualmente es completamente inhabitable". "En el Convento de los Santos de Sarkis y Bakhos (en la foto), el histórico altar pagano, convertido en un altar cristiano, el único de este tipo, está roto en dos".

El mismo espectáculo de devastación es ofrecido a las miradas en las iglesias de San Elías y Santa Tecla, del Patriarcado greco- ortodoxo.

En opinión de Gregorio III, la devastación Ma'aloula es "un crimen organizado" y un "verdadero crimen de guerra". La Carta de Londres (1946) define como crímenes de guerra "el saqueo de la propiedad pública o privada, la destrucción sin motivo de ciudades y aldeas, o la devastación no justificada por necesidades militares". "No hay - dice el Patriarca - ninguna justificación militar al vandalismo. Se tiene la impresión de que se trataba de un vandalismo mandado". Y "¿por qué han hecho de posiciones atrincheradas de nuestras iglesias?" para intentar dar una explicación de todas estas destrucciones.

Con amargura, Gregorio III acusa a Occidente de ser ciegos a la verdad de la guerra en Siria. Según él, no se ha hecho frente a la " Guerra siria" o una "guerra civil". Cierto, hay una parte de conflicto entre los mismo musulmanes, pero no es una guerra entre el Islam y el cristianismo. Es un "crimen organizado".

En términos de seguridad, la población Ma'aloula puede soñar con volver, dijo el patriarca, a pesar de la incertidumbre de la situación de la infraestructura (electricidad, agua, teléfono). Añade que algunos jóvenes están volviendo a inspeccionar las casas y estudiar la posibilidad de retorno.

Pero Gregorio III llama la atención sobre las dificultades que tendrá "reparar el lazo social" entre la población cristiana y musulmana de Ma'aloula. Algunas familias del pueblo se han plegado a los insurgentes islamistas y la reconstrucción de la confianza en realidad plantea problemas. Muchos jóvenes no quieren una reconciliación superficial, de "hipócritas abrazos".

La Iglesia tiene el deber de impedir que toda la población musulmana sea asimilada a lo que algunos han hecho. Los cristianos no deben vivir en un gueto, dice, en esencia, Gregorio III. En su opinión, la verdadera conspiración está ahí. Su objetivo es romper el tejido social de la sociedad siria, en la que nunca hubo discordia entre musulmanes y cristianos. Se insiste en la barbarie de los comportamientos que, a sus ojos, no se explica más que en el deseo de destruir a la Siria "profunda".

En apoyo de lo que dice, indica la muerte atroz, en presencia de testigos, de un panadero de Adra, un municipio cerca de Damasco. El desafortunado hombre fue arrojado, vivo y juntos con sus hijos en el horno en el que recién había horneado pan para los combatientes islamistas.

Gregorio III denuncia la "criminal indiferencia con la que el mundo occidental, con el falso pretexto de defender la democracia, sigue siendo testigo de este espectáculo de destrucción. Absolutamente se debe evitar que el virus del odio se propague", concluye, después de recordar todavía no hay noticias de las seis habitantes de Maalula secuestrados, como los obispos greco- ortodoxo y sirio-ortodoxo de Aleppo, desaparecidos desde hace más de un año.

 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Patriarcado greco-ortodoxo: "No hay noticias de las 13 monjas de Maaloula, no confiamos en el video"
11/12/2013
Arzobispo de Beirut: Maaloula signo de la crisis de la civilización árabe
02/01/2014
Miles de cristianos sirios piden la ciudadanía rusa
17/10/2013
Beshara Rai va a Damasco para la Asamblea de los patriarcas
08/06/2015
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14