25/10/2018, 17.17
ARABIA SAUDITA- EEUU-UE
Enviar a un amigo

Homicidio Khashoggi y armas a los sauditas: para Occidente, los negocios están por encima de todo

Hasta ahora sólo Alemania se pronunció a favor de una cancelación de las órdenes de compra. Para Trump no se pueden cancelar negocios de 110 millardos de dólares. Aún entre matices diversos mantienen la misma línea Canadá, España y Francia. El silencio de Italia. Y, en el China y Rusia prontas a subentrar en un mercado en continuo crecimiento.

 

Riad (AsiaNews)- La cuestión Khashoggi y las sombras que suben hasta los más altos rangos de Arabia Saudita, sobre todos el príncipe heredero Mohammad bin Salman (Mbs), hacen volver como de extrema actualidad un tema por mucho tiempo debatido entre las cancillerías y las Ong occidentales: el de la venta de armas a Riad. Hasta ahora sólo Alemania se pronunció a favor de la cancelación de las exportaciones, mientras que otros países varían entre la necesidad de mantener intactos los negocios (léase EEUU) y tímidos remordimientos, quizás de fachada, de conciencia (léase Canadá).

Entre los más decididos en preservar los acuerdos están los Estados Unidos, que por boca del presidente Trump dijo: “Cierto que no amo- declaró el inquilino de la Casa Blanca- la idea de cancelar una inversión de 110 millardos de dólares”. Sobre la misma onda el Premier español Pedro Sánchez, que si bien denunció el “terrible asesinato” reafirma la prioridad: “La defensa de los intereses de España, del trabajo de un sector estratégico en su mayor parte localizado en un área del país donde es ya alta la tasa de desocupación”.

El Premier canadiense Justin Trudeau dice que hay que “evaluar” si respetar o no la más importante venta de armas canadienses a Riad, donde se  refiere a la transferencia de 742 blindados livianos. “Estamos evaluando la opción”, declaró, si bien admitiendo que será “muy difícil” anular el contrato. Los vértices franceses prefieren en cambio tomarse tiempo hasta que no serán dadas por “ciertas” la responsabilidad o la complicidad. Y en el horizon te ya se delinean a China y Rusia prontas a subentrar sin particulares rémoras en un mercado del valor de miles de millones de dólares.

Por otro lado el reino saudita es para muchos países occidentales un socio comercial privilegiado en lo que concierne al sector de las armas. Riad de hecho se colocó en el segundo lugar, inmediatamente después de India, por volumen de importaciones en el período que va del 2013 al 2017. Según cuanto emerge de un estudio del  Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI), en el último quinquenio las importaciones de armas aumentaron un 225% respecto al periodo 2008-2012.

Entre los principales países exportadores hacia Arabia Saudita están los EEUU y Gran Bretaña, cuyos volúmenes están alrededor del 61% y al 235 del total. A los dos gigantes anglófonos se agregan también Italia y España, que mantienen siempre una cuota significativa de mercado. “Hasta hoy- subraya el investigador SIPRI, Peter Wezeman- EEUU y Europa son los mayores importadores de armas en la región y unidos, proporcionaron el 98% de las armas” al reino wahabita. Un mercado floreciente que no se detuvo ni siquiera frente a las acusaciones lanzadas por el secretario general de la Onu, Antonio Guterres, que había puesto a Riad en la lista negra de los países que violan los derechos de los niños en las zonas de conflicto. En el centro de la disputa, que suscitó las iras de los sauditas (apoyados por el aliado estadounidense), las violencias cometidas contra los civiles, también menores, en el contexto de la guerra en Yemen.

En marzo de 2018 el Departamento de Estado americano anunció la venta de armas a los sauditas por un valor alrededor del millardo de dólares, entre los cuales misiles, repuestos para los tanques y helicópteros de fabricación estadounidense. Un acuerdo, fruto del encuentro, que se realizó algunos días antes, entre el príncipe heredero Mohammad bin Salman y el secretario de Defensa, James Mattis, los cuales han relanzado el eje Washington -Riad en clave anti-iraní.

El mercado de armas sigue siendo de primera importancia también para Italia, que hasta ahora no expresó ningún comentario oficial sobre la cuestión Khashoggi, quizás para no desencadenar las iras del socio saudita. Solo en 2017 el reino habría comprado bombas al país por 45 millones de euros, utilizándolas (fuentes de la ONU) en la guerra en Yemen. A las armas “made in Italy” hacia Riad se deben agregar los pedidos por otros 245 millones de euros para cazas y otros medios ya reportados en los respectivos programas intergubernamentales.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Homicidio de Khashoggi: el hijo del disidente está en Washington
26/10/2018 16:35
Khashoggi: la ONU sostiene que el homicidio fue ‘planificado y perpetrado’ por Riad
08/02/2019 12:43
Khashoggi: nueva inspección de la policía científica turca en el consulado saudita. Trump exige pruebas
18/10/2018 11:12