11/03/2014, 00.00
INDONESIA
Enviar a un amigo

Iglesia indonesia: Todos vayan a votar, para combatir la crisis política y la corrupción

de Mathias Hariyadi
En el 2004 el país está llamado a las urnas para dos citas cruciales. Las elecciones generales de abril y las presidenciales de julio. El electorado no tiene confianza, está cansado de las "mismas caras" y pide una renovación de la clase dirigente. La dirigencia católica promueve cursos de formación e invita a la participación activa en el proceso democrático.

Yakarta (AsiaNews)- Este año 2014, será un año crucial para el futuro político, social y económico de Indonesia. La nación está llamada dos veces al voto en pocos meses, para renovar el Parlamento y elegir al jefe de Estado y su vice. Las elecciones generales de la Cámara baja están programadas para el próximo 9 de abril; para las presidenciales, en cambio, se deberá esperar el verano, para el día 9 de julio. Sin embargo, la doble cita llega en un período "crítico" en la historia de la nación y en el electorado predominado por sentimientos de escepticismos y desconfianza hacia la clase dirigente. Muchos critican la presencia, también en esta campaña pre-voto, de las "mismas caras de siempre" y desean una renovación real de la política. Los recientes casos de corrupción y malos negociados que han visto involucrados a políticos, administradores y figuras de primer plano de las instituciones, con el bienestar del gobierno y del presidente Susilo Bambang Yudhoyono, han aumentado las distancias entre "Palacio y pueblo", que jamás como en este año parece intencionado a optar por "el menos peor".

Para responder a la crisis de la política y al fenómeno en expansión de la corrupción en la esfera pública del País, la Iglesia católica indonesia promovió y continúa a proponer "cursos de formación" política, para preparar a los ciudadanos a elegir en manera "consciente" a los futuros líderes. La parroquia del Sagrado Corazón de Kroya, en la diócesis de Purwokerto, en Java central, organizó un encuentro dirigido en particular a más de 50 agricultores pobres y obreros mal pagados. Quien promovió esta iniciativa fue el p. Handy Kristan, presidente de la Comisión para los laicos de la diócesis.

Los activistas católicos no se limitaron a ilustrar las figuras de los candidatos al Parlamento y a la Presidencia, ilustrando las varias posiciones políticas; ellos han querido dar a los presentes una explicación del País a nivel geográfico, político y estratégico, describiendo los recursos naturales a disposición del archipiélago y las potencialidades escondidas. Los sacerdotes han lanzado una llamada a los fieles, pidiendo a ellos que participen con convicción y entusiasmo al voto, que es el momento de más alto de expresión democrática y el solo modo para marcar el futuro de la nación. Cada voto individual, subraya a AsiaNews, el p. Agustinus Dwiyantoro, párroco de la iglesia del sagrado Corazón, podrá "cambiar" el rostro al País, por esto es necesario "estar atentos a los nombres de los candidatos, eligiéndolos según conciencia y corazón".

Tales iniciativas han interesado también a la arquidiócesis de Yakarta, como explica la presidente del Forum de la comunidad católica Vero W. Sulistyo: "Estamos activos en diversas parroquias de la capital-explica la dirigente católica-promoviendo diálogos y confrontaciones sobre los temas más urgentes y actuales del panorama electoral". Sin embargo, agrega la mujer, el objetivo primario queda el de "alentar a que voten", porque eso es "vital para el futuro de la nación y hasta de nuestra iglesia".

El p. Guido, director ejecutivo de la Comisión para los laicos de la Conferencia episcopal indonesia (Kerawam Kwi), explica que también para los obispos es importante "a nivel moral y político" la participación de los cristianos en la vida política activa de la nación y de sus instituciones". "cada voto- agrega- es un paso fundamental en la óptica de crear el futuro de la nación". El desinterés, el abstencionismo y los votos en blanco- un fenómeno siempre creciente, en particular en  los jóvenes- son "amenazas a la vida" democrática y graves daños ha causado en los últimos 20 años.

Indonesia es la nación musulmana (sunnita) más poblada del mundo (el 86% profesa el islam) y si bien garantizando entre los principios constitucionales la libertad de las personas de base (entre las cuales el culto), siempre se convierte en lugar de violencias y abusos contra las minorías. Los cristianos son el 5,7 % de la población, los católicos poco más del 3%, el 1,8 es hindú y el 3,4 5 profesa otra religión. La Constitución sanciona la libertad religiosa, sin embargo la comunidad es víctima de episodios de violencia y abusos, sobre todo en las áreas en las cuales está radicada la expresión más extremista del islam, como en Aceh. Ellos son parte activa en la sociedad y contribuyen al crecimiento y desarrollo de la nación o a la obra de ayudas durante las emergencias, como sucedió en ocasión del devastador aluvión del año pasado. 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Las elecciones presidenciales en Indonesia: favoritos Jokowi, incógnita islamista sobre el voto
14/05/2014
Tensiones y acusaciones entre los que apoyan a Widodo y Subianto. La Iglesia llama a la unidad
16/07/2014
Entre temores de violencia y alerta de seguridad, Indonesia va a las urnas para elegir un nuevo presidente
08/07/2014
Jakarta: Jusuf Kalla será el número dos de Jokowi en la carrera por la presidencia de julio
19/05/2014
Indonesia a las urnas: de parte de los obispos un pedido al voto, según valores "éticos y morales"
07/04/2014