24/11/2020, 11.55
BIELORRUSIA-RUSIA
Enviar a un amigo

Iglesia ortodoxa en el exterior: anatema contra Lukašenko

de Vladimir Rozanskij

El documento, publicado en Toronto, define al presidente como un “dictador”, un “verdugo del pueblo bielorruso” y un “poseído por el demonio”. La Iglesia ortodoxa autocéfala bielorrusa está presidida por el arzobispo Svjatoslav Login y mantiene lazos con la Iglesia ucraniana reconocida por Constantinopla. En Minsk, manifestaciones, huelgas y despidos. 

 

Moscú (AsiaNews) - La Iglesia ortodoxa autocéfala bielorrusa (IOAB) publicó un solemne anatema contra el  presidente Lukašenko, a quien define como “el ex presidente de Bielorrusia”, “auto-proclamado” (samozvanets, un término histórico para referirse a los revoltosos rusos), un “dictador” y el “verdugo del pueblo bielorruso”, además de declarar que está “poseído por el demonio”, como informa la emisora bielorrusa de Radio Svoboda.

La IOAB es un conjunto de parroquias bielorrusas distribuidas en varios países (Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña y Australia, y actualmente también en el suelo patrio) que se unieron en el exilio durante los años soviéticos. Éstas se auto proclamaron Iglesia autocéfala, pero la misma no fue reconocida por las demás Iglesias ortodoxas del mundo. La IOAB está presidida por el arzobispo Svjatoslav (Login, foto 1), nacido en Cherníhiv, en Ucrania, donde a principios de la década del ‘90 se vuelve sacerdote del Patriarcado ucraniano de Filaret (Denisenko), para luego confluir en la nueva Iglesia autocéfala ucraniana, reconocida por Constantinopla, y posteriormente por Alejandría y Chipre. Svjatoslav vive en Nueva York y lleva el título bielorruso de Novogrudsk.

El anatema contra Lukašenko (foto 2) fue pronunciado el 22 de noviembre durante una solemne liturgia en la iglesia de San Cirilo de Turov (en honor a un antiguo obispo de la primitiva Rus’, hoy territorio bielorruso) en la ciudad candiense de Toronto, donde viven muchos bielorrusos. En el texto oficial, se lee que el arzobispo y sus sacerdotes ruegan “por la salud de las víctimas y de los reclusos, y por la salvación eterna de las personas pacíficas asesinadas durante las protestas, por los defensores de Bielorrusia, cuyos sufrimientos y sacrificios no quedarán sin fruto, e inspiran a los compatriotas en la lucha contra el mal y la mentira, en favor del bien, de la libertad y la independencia de nuestra patria”. Lukašenko fue excomulgado y expulsado de la Iglesia ortodoxa, a la que no pertenece formalmente. 

La autocefalia de la Iglesia, a imitación de la ucraniana, es uno de los peores y más temidos escenarios para el cuestionado presidente. En mayo de 2019 él hizo que un tribunal de Minsk condenara a dos sacerdotes de la IOAB. El padre Leonid Akalovitch y el hieromonje Vikentij (Kavalkov) fueron acusado de “organizar acciones políticas subversivas de carácter masivo” y de atentar contra el Estado por reunir a una multitud en la plaza de la Libertad, en el centro de Minsk, para rezar un rosario ortodoxo (moleben) en memoria de las víctimas del estalinismo. 

En tanto, en el país se suceden las marchas de protesta: el domingo 22 de noviembre culminó con más de 300 arrestos en Minsk y numerosos hechos de violencia, de diverso tipo, perpetrados por las brigadas de los Omon. Decenas de miles de manifestantes se dieron cita en varias zonas de la capital, subdivididos en pequeños grupos, para tratar de huir de los bloqueos y redadas de la policía. Los cortejos se formaron en los patios de los condominios de casi toda la ciudad, y se recurrirá a este mismo formato en las próximas convocatorias de protesta.  

Las manifestaciones de la etapa actual también deben hacer frente a la segunda ola de difusión del Covid-19, que en Bielorrusia es muy intensa y conlleva la necesidad de respetar las medidas de prevención sanitaria. En el país son muchísimas las personas que han perdido el trabajo a causa de las protestas y las huelgas, que han provocado despidos en masa y el abandono de los puestos de trabajo. Despierta gran preocupación la parálisis casi total en la producción y en las ventas de neumáticos de invierno, sin los cuales será muy difícil circular por las calles durante los meses fríos. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El Ministerio Público de Minsk acusa a católicos y ortodoxos: fomentan la discordia en el país
20/11/2020 10:11
Tikhanovskaya al Papa Francisco: La crisis de Bielorrusia también es una cuestión moral y de fe
09/12/2020 09:58
El nuncio del Vaticano brinda con Lukašenko. El destino de Kondrusiewicz es incierto
10/11/2020 09:56
Lukašenko, dispuesto a dejar el poder y a emigrar a Rusia
18/11/2020 10:13
Minsk, arrestaron a dos sacerdotes católicos
05/12/2020 10:18