31/07/2015, 00.00
INDIA
Enviar a un amigo

India, después de la violación un aborto al sexto mes: "Pero el niño es inocente"

de Dominic Savio Fernandes
El Tribunal Supremo ha dado permiso a una niña de 14 años a interrumpir el embarazo, aunque está en la semana 25. En la India el plazo legal para un aborto es la 20ava. Obispo auxiliar de Bombay a AsiaNews: "Una violación que culminó en un embarazo es como tirar sal sobre una herida". Sin embargo, "el pequeño es inocente: mejor que lo den a luz. Nuestros orfanatos católicos están siempre disponibles para cuidar de estos niños".

Mumbai (AsiaNews) - El Tribunal Supremo de la India ha concedido a una chica de 14-años de edad, víctima de violación, para abortar el bebé fruto de la violencia. La ley no permite la interrupción del embarazo más allá de la semana 20: lal adolescente está embarazada de 25 semanas. Los padres de los jóvenes han recurrido al más alto tribunal del país después de que el Tribunal Superior de Gujarat – del cual proviene - les había negado el permiso. El violador sería un médico, Jatin Mehta, ya en prisión. En la concesión de la opción de interrumpir el embarazo "si no hay riesgos para la salud de la madre", la Corte Suprema también ordenó llevar a cabo pruebas de ADN en el feto abortado, para confirmar la identidad del violador. El Dr. Pascoal Carvalho, un miembro de la Academia Pontificia para la Vida, dijo a la agencia del PIME: "Nuestros corazones están con esta joven adolescente, que es víctima de la violencia de un agresor injusto. Pero también la vida de un niño inocente no nacido es una agresión injusta". En Ahmedabad, recuerda, "las hermanas de la Madre Teresa llevan una casa llamada Nirmala Shishu Bhavan, donde el niño podría ser aceptado".

A AsiaNews Mgr. Domingo Savio Fernandes, obispo auxiliar de Bombay y presidente de la Comisión Episcopal para la familia de la región occidental, nos invita a analizar la historia recordando la delicadeza de los "dos grandes temas involucrados en este caso: la violación y el aborto." (Traducción de AsiaNews)


La violación es un pecado que va en contra del sexto mandamiento. Y, para la víctima de un asalto sexual, siempre es una muy traumático, doloroso y humillante. Por otra parte, la víctima desarrolla un sentido de tremendo disgusto y repulsión contra el abusador, por el hecho de que la ha violado y profanado.

El dolor, la humillación y disgusto se intensifican y prolongan si la violación culmina en un embarazo: es como tirar sal sobre una herida. Quedar embarazada significaría que parte del violador y la memoria de la agresión se quedaría con ella para toda la vida. Abortando al bebé, ella quiere borrar estos recuerdos, eliminarlos de su vida. Un niño es siempre un don de Dios y fruto de una relación de amor mutuo en el matrimonio. No es así en este caso, entonces se puede entender y ser comprensivo con la víctima.

El aborto es un pecado que va contra el quinto mandamiento y es un mal grave. La Iglesia Católica siempre ha condenado el aborto directamente, del momento que es causa de la muerte de un ser humano. Un niño concebido por violación es inocente, que no ha cometido ningún delito, ni pecado, ni herido a alguien. La Iglesia Católica siempre ha estado a favor de la vida, y aunque se solidariza con la víctima de la violencia, no puede y no apoya una cultura de la muerte. Dejemos nacer el bebé y, a continuación, confiarlo a un orfanato. Nuestros orfanatos católicos están siempre disponibles para cuidar de estos niños.

(Nirmala Carvalho ha colaborado)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Católico arrestado por cultivar cannabis para tratar a su esposa en fase terminal
08/04/2017 12:24
Bombay: La Iglesia india siempre está en favor de la vida
09/04/2019 14:18