22/04/2015, 00.00
SRI LANKA
Enviar a un amigo

Justicia y Paz: la Iglesia y el gobierno juntos por la reconciliación de los tamiles y cingaleses

de Melani Manel Perera
La Hermana Miriam Deepa Fernando ha representado a Sri Lanka en la conferencia internacional "La paz y la reconciliación en el contexto de Asia". Después de la Guerra Civil, "hay que seguir a Jesús y su idea de reunir a los hijos dispersos en una familia y traer la unidad y de la comunión".

Colombo (AsiaNews) - Una oportunidad única para conocer a "muchos activistas que trabajan en el ámbito de la justicia y la paz. Saber cuáles son sus batallas y las muchas dificultades que enfrentan para defender los derechos humanos nos ha dado la oportunidad de discutir y clarificar nuestra percepción de los demás y comprender los conflictos que cada nación atraviesa". Le dijo a AsiaNews Sor Miriam Deepa Fernando, asesora de la casa provincial de la Congregación de la Sagrada Familia en Sri Lanka, después de participar en la conferencia internacional sobre "La paz y la reconciliación en el contexto de Asia". El evento se celebró del 7 a 11 abril 2015 en el centro de la pastoral del Camilliani en Bangkok (Tailandia). La monja fue invitada como representante de Sri Lanka. AsiaNews la entrevistó al regresar de la conferencia.

De acuerdo con lo que hemos visto durante esta experiencia internacional, ¿está feliz con los aportes del gobierno y la Iglesia de Sri Lanka a la reconciliación del país?


La Lessons Learnt and Reconciliation Commission (Ltte), que ha sido creada por el precedente gobierno de Sri Lanka para indagar sobre las violaciones de los derechos humanos [durante la Guerra Civil, ndr] y la falta de credibilidad de los resultados de otras comisiones similares, generado desconfianza en la población, especialmente entre aquellos que habían sido afectados por el conflicto. Muchos grupos en el pasado han llevado a cabo sus investigaciones de acuerdo a los caprichos y fantasías de sus líderes, y no han logrado dar ningún resultado aceptable que ayudaría a aliviar las tensiones entre las comunidades étnicas. Desafortunadamente [estos comités] han agravado aún más la situación y ha creado desconfianza en la comunidad. Creo que este "decir la verdad" es lo que falta en nuestro país y que la obligación de responder por lo sucedido no ha sido considerada como una parte fundamental de la reconciliación de construcción. Tenemos las herramientas pero no las usamos adecuadamente.

Por ejemplo, a nivel de la Iglesia la carta pastoral de la Conferencia Episcopal (8 de diciembre de 2013) sugiere tantas medidas concretas para lograr la reconciliación con el gobierno, pero es sólo un documento; no existe un mecanismo para la aplicación y evaluación de los trabajos. Hace poco estuve en el norte [del país] para visitar algunas zonas y me enteré de que las mujeres y niños víctimas de la guerra siguen viviendo una vida muy difícil. Incluso si usted ha dado su tierra y algunos de los detenidos fueron liberados, todavía hay muchas cuestiones por resolver. Para construir una reconciliación tenemos que entender que la tierra (o lo que sea) que les estamos dando no es "nuestro": le estamos dando la espalda a sus propios bienes.

Ha encontrado representantes de varias naciones y ahora está lleno de nuevas ideas. Teniendo en cuenta lo que ha visto y aprendido, ¿qué piensas del compromiso de la Iglesia en Sri Lanka?

Podemos ser una minoría en nuestra propia tierra, pero tenemos tantos recursos a utilizar para lograr la reconciliación en la Iglesia. La idea de Jesús es reunir a los hijos dispersos en una familia y traer la unidad y la comunión. El objetivo principal de nuestra misión de bautizados es traer la reconciliación.

Me temo que incluso los líderes de nuestra Iglesia no llevan el mensaje real de la población. No nos hemos convertido la Buena Nueva. Tenemos más de 40 congregaciones religiosas y de muchas instituciones eclesiásticas. Tenemos los recursos físicos y una herencia espiritual, pero me pregunto si utilizamos todo esto para lograr la reconciliación, que es la necesidad básica de nuestro país después del conflicto. Creo que no hicimos uso de todos nuestros recursos y para eso tenemos que tener un plan a largo plazo para poner en práctica la verdadera paz y la reconciliación en el país. En este momento el gobierno, la sociedad civil y la Iglesia deben tomarse de las manos y trabajar juntos para este propósito.

¿Piensa en hacer algo nuevo para cambiar la situación, al menos en su congregación?

Sí, creo que nuestras oficinas de Justicia y Paz en Colombo y Jaffna deben trabajar como una sola entidad. Tenemos algunas actividades comunes, pero tenemos que sacar los programas a largo plazo y las iniciativas prácticas. Tenemos que hacer de la "reconciliación" una prioridad en nuestros ministerios.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Activistas de Colombo: Acelerar la reconciliación. Se necesita el compromiso de los líderes religiosos
02/02/2017 14:44
Papa Francisco en Sri Lanka, mensajero de reconciliación para tamil y senegaleses
12/01/2015
Katchatheevu, más de 10 mil tamil juntos en la fiesta de S. Antonio (foto)
27/02/2018 13:45
Papa en Sri Lanka: S. Joseph Vaz, un modelo de la misión de "los seguidores de Jesús hoy"
14/01/2015
Budistas y musulmanes: Aprendemos de Francisco a ser un pueblo unido
13/01/2015