24/09/2021, 14.25
MALASIA
Enviar a un amigo

Kuala Lumpur, una 'pandemia de violencia doméstica' con el covid-19

de Steve Suwannarat

Las denuncias se han disparado, los centros de ayuda colapsan. Muchas veces las víctimas se ven obligadas a regresar de todos modos a la casa donde sufren abusos, porque las medidas contra el coronavirus desaconsejan pernoctar en los centros de salud.

Kuala Lumpur (AsiaNews) - Entre los países del sudeste asiático, Malasia está sufriendo de manera especialmente grave una "pandemia de violencia doméstica", paralela y agravada por la del covid-19. Ya el año pasado los datos disponibles indicaban un aumento del 57% de los casos denunciados, pero ahora, con el agravarse de la situación de la pandemia y sus consecuencias económicas, ha empeorado aún más.

Los centros que funcionan dentro de los hospitales para atender a las víctimas de abuso físico y mental en la familia y de violencia sexual (One-Stop Crisis Centers) están colapsados y la dificultad para responder a los pedidos de ayuda lleva a que muchos casos no se denuncien o se preste menos atención a las situaciones de riesgo y al castigo de los agresores.

El último de los muchos reclamos de una intervención más eficaz es el de Charlene Murray, directora de Women's Aid Organization, una ONG malaya que ofrece hospitalidad, asesoramiento y apoyo material a mujeres y niños víctimas de abuso. La alarma se refiere no solo a la falta de apoyo adecuado, sino también a las alternativas para no volver al entorno doméstico donde generalmente se origina la violencia. "A menos que haya heridos, la mayoría de los hospitales solo brindan servicios esenciales a las víctimas y no las alientan a pasar la noche en los centros de salud por miedo al contagio de covid-19". Pero de esa manera”, señaló Murray, "las mujeres quedan expuestas a nuevos riesgos cuando vuelven a casa".

Estas tensiones no son desconocidas pero se agravan en una situación de creciente empobrecimiento y desempleo, que abre la puerta a mayores abusos en el ámbito social y familiar, propiciados también por las restricciones de movimiento y actividades. De esa manera se agravan para las mujeres las desigualdades de roles, ingresos y oportunidades. Antes de la pandemia las mujeres malasias dedicaban un 64% más de tiempo a las actividades domésticas que los varones, con una carga de compromiso promedio tres veces superior que la de sus parejas; los estudios muestran ahora una situación más deteriorada.

Por su parte, la Policía niega que la investigación de los casos de violencia intrafamiliar haya quedado relegada a un segundo plano durante el confinamiento debido a la escasez de personal, que se habría ocupado sobre todo de velar por el cumplimiento de las medidas de contención del contagio. Aunque varios distritos han admitido que hay un solo funcionario asignado específicamente a estos casos.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Kuala Lumpur, parlamentario musulmán: Negarse a tener sexo con el marido es un ‘abuso’
27/07/2017 14:26
Cristianos, hindúes y budistas contra el super-poder de los tribunales de la sharia
17/10/2016 14:02
Kuala Lumpur, deniegan la ciudadanía a los hijos nacidos de mujeres malasias y extranjeros
15/09/2021 15:27
Con la pandemia, también creció la violencia de género
11/12/2020 13:53
Kuala Lumpur, último lugar en la lucha contra el covid-19
31/08/2021 15:39