27/11/2013, 00.00
SIRIA - LIBANO
Enviar a un amigo

Líbano, más de 800.000 refugiados sirios viven en chozas o al aire libre

En diciembre, los sirios emigrados a otros países eran por lo menos 3 millones. Para la Catholic Near East Welfare Association, la situación será peor con la llegada del invierno. En el Líbano, la mayoría de los refugiados desplazados viven en 960 campamentos ilegales. La situación más grave se encuentra en el valle de la Bekaa. Sobre 800,000 personas 400,000 tienen menos de 17 años. En el inicio de la Missione sanitaria di Cor Unum, Caritas Líbano y el hospital infantil Bambin Gesù para ayudar a los niños sirios refugiados.

Beirut ( AsiaNews) - La guerra en Siria sigue obligando a cientos de miles de personas a cruzar las fronteras con el Líbano, Jordania, Iraq y Turquía. A finales de 2013 el número de refugiados que huyen del conflicto podría elevarse a más de 3 millones con la llegada del invierno. Del informe publicado en noviembre por la Catholic Near East Welfare Association (Cnewa), enviado hoy a AsiaNews, emerge que la situación es más dramática en el Líbano.

Según el Banco Mundial, a partir de 2011, la emergencia de refugiados en el Líbano ha costado al gobierno por lo menos 2,6 mil millones de dólares. Hoy Najib Miqati, el primer ministro libanés, viajó a Doha (Qatar) para discutir con las autoridades y los países árabes que participan en el apoyo a los insurgentes islamistas, la propuesta de crear una zona dedicada a las personas desplazadas dentro de la frontera con Siria. Esa estrategia debe evitar el colapso económico y político de la sociedad libanesa, cada vez más a merced de los enfrentamientos entre suníes (pro-rebeldes) y los chiítas favorables al régimen de Bashar al- Assad. Las estimaciones de la ONU hablan de 812 mil refugiados en el Líbano, pero para el gobierno serían más de 1,3 millones, aproximadamente un tercio de la población libanesa ( 4 millones de personas). Vienen principalmente de Homs, Idlib, Damasco, Alepo y se encuentran dispersos en 960 campos no oficiales entre las áreas más pobres y más inaccesibles del país. 53 % de los refugiados que residen en el norte de Líbano, el 42% se concentra en la Bekaa. El resto de los refugiados se distribuye entre Beirut (1 %), el área del Monte Líbano (2 %) y el sur del país (2 %).

Beirut ha optado por no aplicar los campamentos de refugiados en el país, prefiriendo dar cabida a los sirios en casas privadas o en centros de caridad. Quien está en posesión de los documentos necesarios es reconocido como refugiado, pero de acuerdo con las estadísticas recogidas por el CNEWA pertenece a esas facciones rebeldes que huían al Líbano y entran como polizón. La asociación informa que estas personas están viviendo en condiciones desesperadas, sin refugio o acurrucados en tiendas de campaña y chozas.

En el valle de la Bekaa la mayoría de las familias ni siquiera tienen baños y sin la posibilidad de hacer una comida. Los recién llegados se han asentado en los claros fangosos y construido sus cabañas a partir de cero, utilizando los residuos. Antes de la guerra, muchos refugiados trabajaron como médicos o profesores para sobrevivir ahora recogen patatas y verduras que siembran las pocas granjas de la zona en condiciones de ofrecer un salario o pago en especie. La situación es probable que caiga con la llegada del invierno y el CNEWA está recaudando fondos para la distribución de colchones, mantas, ropa de abrigo, estufas y combustible.

Más de 2 millones de refugiados sirios alrededor del 52% están formados por niños y niñas menores de 17 años, sólo en el Líbano son más de 400.000.
Para proporcionar ayuda a los refugiados, especialmente los niños, el Pontificio Consejo Cor Unum, en colaboración con el Hospital de Niños Niño Jesús y Caritas Líbano ha puesto en marcha la Misión sanitaria para los niños sirios refugiados en el Líbano. La iniciativa se ha presentado hoy en rueda de prensa presidida por el Card.  Robert Sarah, presidente de Cor Unum.  A la reunión asistieron el p. Simon Faddoul, presidente de Caritas Líbano, Profiti Joseph, presidente del hospital Niño Jesús y May El Hachem, líder del proyecto de la Misión. El proyecto se iniciará en los próximos días en Deir el-Ahmar, una ciudad predominantemente cristiana en el valle de la Bekaa. La zona está rodeada de varios campos y pueblos musulmanes y se construirá aquí el primer ambulatorio básico para los niños.

En su intervención el cardenal Sarah ha tomado la invitación del Papa para "ayudar al pueblo sirio, más allá de los grupos étnicos y religiosos para proporcionar una contribución directa a la construcción de una sociedad abierta a todos quienes la componen". El cardenal estará en el Líbano del 4 al 8 de diciembre para reunirse con los obispos y los diversos organismos de utilidad pública.  Al describir las actividades de Caritas Líbano, el p. Simon Faddoul señaló que desde abril de 2011, la Iglesia ha ayudado a cerca de 160 mil personas : entre ellos, el 90 % son musulmanes, mientras que los cristianos son alrededor del 5 %. (S.C.) 

 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Obispo de Kurdistan: Acojamos como a hermanos a los prófugos sirios
07/10/2013
Gregorio III Laham: "La misión de los cristianos en Siria es la reconciliación entre los musulmanes"
02/12/2013
Gregorios III: los cristianos no necesitan de Assad para sobrevivir
17/10/2013