07/07/2014, 00.00
INDONESIA
Enviar a un amigo

Líderes cristianos: si a las elecciones presidenciales gana Subianto, se arriesga la libertad religiosa

de Mathias Hariyadi

Preocupa el manifiesto político del Gerindra Party del ex general, que abre el camino para la injerencia del estado en las religiones. El gobierno "obligado" a verificar el uso de la libertad religiosa. Corren riesgo las minorías, en particular los ahmadi, chiíes, testigos de Jehová y mormones. Subianto apoyado también por el ala islamista y radical.


Yakarta (AsiaNews)-A pocos días del voto por las presidenciales en Indonesia, programadas para el 9 de julio, los líderes cristianos- católicos y protestantes- lanzan la alarma por una posible injerencia del estado en clave "totalitaria" en el caso de victoria del ex general Subianto. Para desconfiar es la pareja formada por el gobernador de Yakarta, Joko "Jokowi" Widobo y por su vice Jusuf Kalla, ex número dos del actual presidente Susilo Bambang Yhudoyono en su primer mandato, y el general Prabowo Subianto y el vice Hatta Radjasa. Los sondeos dan  a la primera pareja una ligera ventaja, pero la carrera está abierta y todo podría decidirse al último voto. Lo que acarrea preocupación es el "Manifiesto político" de Gerindra Party, del ex general, publicado el pasado abril. Este contiene dos "elementos sensibles", ligados al "poder del Estado" de erradicar las enseñanzas religiosas "ilícitas" que contrastan con el "sentido común" y la "oficialidad" de las religiones admitidas por el Estado.

Quien lanzó la alarma, entre otros, es el profesor e intelectual jesuita, el p. Franz Magnis.Suseno y el presidente del Sínodo cristiano indonesio el Rev. Andreas Yewangoe. El manifiesto político del Gerindra afirma en línea de principio que "el Estado garantiza la libertad religiosa", pero el gobierno está "políticamente y socialmente obligado a verificar cómo esta libertad se concretiza". Y es siempre el deber del ejecutivo y de las instituciones del Estado "garantizar la pureza de las religiones reconocidas" en vía oficial- islam, catolicismo, protestantismo, Kong Hu Cu/taoísmo, budismo, hinduismo- de cualquier "aspecto blasfemo o herejía".

Contra las líneas trazadas por el candidato a presidente y por su partido se expresó en tonos durísimos el p. Magnis-Suseno, que lanzó la alarma sobre la intromisión del Estado en una esfera personal y delicada como lo es la religión y la libre práctica del culto. Lo que alarma al jesuita de origen alemán, es el apoyo garantizado por los partidos extremistas y filo-islámicos a la coalición guiada por Subianto, que hace todavía más inquietante una posible intervención del estado en materia de fe.

La hipotética administración Subianto tendría el poder de reprimir a todas las minorías religiosas que no estén en línea con "los grupos oficiales", entre ellas la secta musulmana ahmadi, ya objeto de persecuciones en Indonesia, los chiíes, y entre los cristianos los testigos de Jehová y los mormones. Estas normas, explica el sacerdote jesuita, que el año pasado había criticado la asignación al presidente Yudhoyono de un premio pro derechos humanos, contrastan con la Constitución de 1945 y los Pancasila, los principios de los fundadores del estado, que garantizan y tutelan la libertad religiosa. Entre las figuras más controvertidas que que apoyan la candidatura de Subianto está el actual ministro de Asuntos religiosos y líder del United Development Party Surydharma Ali, que en estos años cometió violencias contra los ahmadi y grupos comunitarios menores. Está también los islamistas del Prosperous Justice Party (Pks), conocidos por tener una visión extrema de la religión musulmana y ligados al mundo árabe, promoviendo el velo para las mujeres y la barba para los hombres.

Preocupaciones compartidas por el Rev. Andreas Yewangoe, presidente del Sínodo cristiano indonesio (Pgi), que condena todo el manifiesto político de Gerindra, porque "no es tarea del estado controlar la pureza de una religión". Él no se ahorra críticas tampoco contra la administración saliente de Susilo Bambang Yudhoyono, que no hizo nada para evitar discriminaciones o persecuciones contra los ahmadi, chiíes y otras minorías por razones de naturaleza confesional.

En Indonesia, nación musulmana más poblada en el mundo, los católicos son una pequeña minoría compuesta de casi 7 millones de personas, casi el 3% de la población total. En la sola arquidiócesis de Yakarta, los fieles alcanzan al 3,6 de la población. La Constitución sanciona la libertad religiosa, sin embargo la comunidad es víctima de episodios de violencias y abusos, sobre todo en las áreas en las cuales está más radicada la visión extremista del islam, como en Aceh.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Tensiones y acusaciones entre los que apoyan a Widodo y Subianto. La Iglesia llama a la unidad
16/07/2014
Entre temores de violencia y alerta de seguridad, Indonesia va a las urnas para elegir un nuevo presidente
08/07/2014
Indonesia, próxima a votar. Mons. Rubiyatmoko: no a las abstenciones y al voto en blanco
14/02/2019 14:28
Indonesia a las urnas: de parte de los obispos un pedido al voto, según valores "éticos y morales"
07/04/2014
Indonesia. Los obispos piden un "voto responsable" en las presidenciales

04/06/2014