10/10/2019, 16.30
UE-CHINA
Enviar a un amigo

La UE advierte sobre los riesgos de la red 5G: ataque velado a Huawei

de Emanuele Scimia

La Unión no minimiza el riesgo asociado al uso de la 5G, pero hasta ahora ha excluido la opción de prohibir a Huawei, el principal proveedor de esta tecnología. Expertos: para el lanzamiento de la red 5G, el verdadero problema es el marco jurídico chino, que obliga a las sociedades tecnológicas chinas a cooperar con los servicios de inteligencia de Beijing.

Bruselas (AsiaNews) - En una evaluación del riesgo asociado al uso de tecnología china wireless de quinta generación (5G), publicada el 9 de octubre, la Unión Europea no levantó el dedo acusador contra Huawei de forma directa. Sin embargo, queda claro que el objetivo de su investigación es el coloso chino de las telecomunicaciones. El documento fue redactado en vista de la ola de preocupaciones, por los peligros potenciales que implica el uso del hardware 5G de Huawei en las infraestructuras e industrias clave de Europa.  

En sus conclusiones, la Comisión Europea declara que los desafíos de seguridad que supone el desarrollo y uso de sistemas 5G se derivan principalmente del “rol de proveedores en la construcción y gestión” de dichas redes. Además, la Comisión subraya que los Estados ajenos a la UE o los actores sostenidos por un país no pertenecientes a la Unión – un eufemismo para referirse a China y Huawei – son la amenaza más grave y plausible para las redes europeas 5G. 

Antes de finalizar el 2019, la UE debiera acordar una serie de medidas de “mitigación” para afrontar los riesgos identificados en el reporte. 

Huawei es un líder mundial en 5G y también proveedor de dispositivos móviles para muchas redes 4G de la UE. Las infraestructuras 5G mejorarán la conectividad en el ámbito de la economía digital, en particular, en los sectores como la inteligencia artificial, la realidad aumentada y los vehículos autómatas. Presionados por los Estados Unidos, los países miembros de la UE están evaluando la posibilidad de excluir a las compañías tecnológicas chinas de la construcción de la red europea de bancha ancha 5G.

Los EEUU los han amenazado respetuosamente, exigiendo reconsiderar las alianzas y vínculos de colaboración estratégica con los países que adquieren tecnologías 5G chinas. Los líderes estadounidenses afirman que Huawei podría actuar por cuenta del gobierno chino y del Ejército de Liberación Popular a través del backdoor (o vulnerabilidades) del sistema 5G de otros Estados, espiando y saboteando sus infraestructuras y plataformas wireless esenciales. 

El gobierno de los EEUU destaca asimismo que la adopción de la tecnología china por parte de países de la OTAN podría poner el peligro las futuras capacidades militares de la Alianza del Atlántico. 

En el pasado mes de mayo, los EEUU incorporaron a Huawei a la “lista negra”, lo cual significa que el coloso chino ya no podrá entablar negocios con empresas norteamericanas. Japón y Australia también han prohibido a las compañías Huawei y ZTE (una de las empresas más importantes de China en el rubro telecomunicaciones) en sus sistemas 5G. En lugar de apostar a la prohibición absoluta, la UE apunta a introducir medidas comunes que puedan ser utilizadas a nivel nacional para proteger datos sensibles. Pero lo cierto es que Huawei ya ha roto la mayor parte de sus contratos 5G en Europa. 

Alemania y Gran Bretaña se volcaron a Huawei para la construcción de sus futuras redes 5G, en tanto Francia hasta ahora ha evitado usar esta tecnología china para sus infraestructuras. Huawei también brinda equipamiento al gigante de las telecomunicaciones Vodafone, en Italia, y a otras firmas del sector en Europa. Los chinos sostienen que los problemas se seguridad ligados a la tecnología 5G podrían ser resueltos a través de soluciones técnicas. 

Para disipar las sospechas estadounidenses y europeas, el CEO y fundador de Huawei, Ren Zhengfei, declaró el 26 de septiembre que su empresa podría compartir la tecnología 5G con los entes administradores de telefonía occidentales. Además de generar condiciones equitativas para los competidores, la concesión de la licencia de propiedad intelectual relativa a la 5G de Huawei permitiría a los compradores modificar el código fuente de su futuro hardware 5G. Según Ren, con ello quedarían eliminados los riesgos en la utilización de la tecnología Huawei. 

Sin embargo, según el Cooperative Cyber ​​Defense Center of Excellence (CCDCOE) - un hub de defensa informática acreditado por la OTAN, con sede en Estonia - los países occidentales no pueden eliminar el riesgo de que agencias de inteligencia chinas puedan controlar las redes 5G a través de Huawei, a menos que se evite totalmente la compra de tecnología made in China. 

Tal como fue subrayado a AsiaNews por Kadri Kaska, un experto en el área legal del CCDCOE, “según percibe Occidente, el riesgo para los usuarios de Huawei deriva de una combinación de factores, de los cuales la tecnología es un aspecto importante, pero no decisivo”. Según Kaska y Beckvard (otro importante investigador del CCDCOE), el verdadero problema es el marco jurídico del país. Ellos aluden al hecho de que las empresas tecnológicas chinas se ven obligadas, por ley, a cooperar con los servicios de inteligencia de su país. Kaska ha observado que, en rigor, es imposible proteger activos tecnológicos en presencia de vulnerabilidades que “podrían habilitar el acceso ilegítimo a servicios vitales, y permitir que el cliente controle el código fuente no mitigaría completamente este problema”. 

Kaska insistió en el hecho de que la mayor parte de las naciones y operadores de telefonía, siendo realistas, no tendrían los recursos para sacar partido de la oferta de Ren. “La modificación del código fuente -explicó - no es una acción individual; ella requiere de una constante investigación y de un gran esfuerzo por parte de un equipo especializado que conozca bien la tecnología 5G”.  El experto agrega: ‘No se han descubierto graves vulnerabilidades en la seguridad ni siquiera en los software de código abierto más difundidos, a pesar de que han estado bajo el constante control de la comunidad global de expertos, por años”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Venezuela es un banco de prueba para las ambiciones globales de China
11/03/2019 11:53
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
La ausencia de Europa y los intereses de los EEUU en la crisis entre Riad y Doha
14/06/2017 13:50
Xi Jinping está perdiendo la guerra de los aranceles
30/07/2018 14:31
Descontentos y aplausos, frente a los proyectos de la Nueva Ruta de la Seda
29/04/2019 14:29