20/08/2018, 13.08
CHINA-VATICANO
Enviar a un amigo

La sinización y la música sagrada católica

de Aurelio Porfiri

El plan quinquenal para la sinización de dibujos y música sagrada arriesga hacer que surjan producciones culturales no católicas. Demasiado antagonismo entre “chino” y “occidental”. Para el Card. José da Costa Nunes, ya obispo de Macao, el arte barroco, románico, gótico es universal, no occidental. Ningún Papa citado en el documento. Un comentario del compositor Porfiri.

 

Macao (AsiaNews)- Leí con interés el artículo del p. Bernardo Cervellera en AsiaNews del 17 de agosto que llevaba por título: “Una nueva prisión para la Iglesia en China”: la sinización”. Esta última palabra, ya se convirtió en una passe-partout. El pensador brasilero Plinio Corrêa de Oliveira decía que palabras como esta, “palabras talismán”; puede significar cualquier cosa y son usadas en modo vago como finalidad de propaganda. No siempre está claro que signifique esta “sinización” y en qué consistiría, si es antagónica en manera excluyente contra las otras culturas y así adelante.
En el artículo que hemos citado arriba, el p. Cervellera presenta el documento que guiará el plan quinquenal para la sinización de la Iglesia Católica ( y documentos análogos estará seguramente disponibles para las otras religiones reconocidas). Este plan quinquenal debe ser presentado dentro de fines de agosto a la Asociación Patriótica y al Consejo de los Obispos.
Se trata de un documento interesante, sobre el cual puedo detenerme en detalle, pero del cual quiero comentar brevemente lo que se dice sobre la música sagrada y la liturgia, siendo este tema una cosa que me toca muy de cerca.
Digo inmediatamente que no problematiza a nadie el hecho que en diversos países se puedan tener inflexiones locales de música sagrada o usos litúrgicos particulares. La música sagrada de un compositor italiano tendrá diferencias de las de un americano o español, y así sucesivamente. Pero todas estas diferencias son aceptables bajo un paraguas general, que es el de la aceptación de algunas características generales que la música sagrada y la liturgia deben poseer en cada país. Esta es la universalidad de la cual hablaba San Pío X en su Motu Proprio de 1903, o sea que en cualquier país la música se componga, debe tener un carácter católico, o sea universal.
Continuando con las palabras talismán, el “Concilio Vaticano II” se lo cita 8 veces y siempre para justificar la inculturación/sinización, justamente en la “Sacrosanctum Concilium”, dice claramente que la regularización de la liturgia que le toca a la Iglesia, pero no a los organismos gubernamentales. Ningún Papa es citado en el plan quinquenal.
Se pide producir dibujos y música sagrada con elementos chinas. Ciertamente, a veces esto  fue hecho teniendo en cuenta que la técnica y el vocabulario de estos artes se desarrolló ya desde hace muchos siglos: se puede ciertamente crear nuevas cosas pero sin despojar esos elementos católicos (que en vez en el documento son definidos como “occidentales”) que han forjado estas disciplinas a través de los siglos. Lamentablemente en el documento se advierte esta contraposición “chino contra occidental”, como cuando se dice que “no todo debe ser occidentalizado”. Pero, por otro lado: aquí no se está hablando de importar un cierto arte o música porque sea occidental (si bien históricamente conoció su desarrollo en occidente), pero porque era católico. Sería como si dijese que debemos evitar la orientalización del budismo. Pero, el budismo se desarrolló en esa parte del mundo y muchísimos elementos de su vocabulario están impregnados de la cultura en la cual se desarrolló. ¿Cómo se lo puede extirpar sin empobrecer al budismo mismo?
Se dice que las iglesias pueden tener un estilo “chino-occidental”, chino tradicional o étnico”. Pero los chinos, y con gran alegría, rezaron por siglos en hermosas iglesias de estilo occidental. Por qué esto hoy no debería ser más permitido (junto a otras posibilidades) si no son sin embargo sinicizadas? Es verdad que el Card. Celso Costantini deseaba un estilo artístico idóneo al genio de cada nación, pero esto no iba nunca contra la gran tradición católica. El Card. José da Costa Nunes, que fue obispo de Macao por muchos años, era un seguidor del Card. Costantini en sus teorías estéticas, pero advertía, en algunos escritos suyos sobre el argumento, que el arte barroco, románico, gótico e iba adelante es universal, no occidental, por lo tanto puede ser usado en cualquier latitud.  
En un pasaje del plan quinquenal se dice: “En referencia al Seminario nacional de la Iglesia católica en China, será instituido el “Centro católico chino de formación musical y artística”.; la Asociación patriótica y el Consejo de los obispos desarrollar´pan el trabajo principal para la compilación de una colección de himnos con características católicas chinas”. En este y en muchos otros pasajes, se tiene la impresión que el énfasis recaiga en la “sinización”, no sobre la “catolicidad”. La urgencia no es hacer a la Iglesia más católica y ni siquiera más china, sino más sinicizada (que no es la misma cosa).
La música sagrada fue llevado por los misioneros, enseñada por los misioneros, propagada por los misioneros. Los mismos ya intentado de inserir “características chinas” en algunas de sus composiciones, pero esto para acercar al pueblo a esta música y no para alejar a la música misma de su raíz profunda e ineludible en la tradición litúrgica, musical y artística de la Iglesia católica.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Católico arrestado por cultivar cannabis para tratar a su esposa en fase terminal
08/04/2017 12:24
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18