19/01/2017, 14.00
INDONESIA
Enviar a un amigo

Libertad religiosa y lucha contra el extremismo: la promesa de Widodo a los líderes protestantes

de Mathias Hariyadi

El presidente indonesio se reunió con los miembros de la cúpula del Sínodo de las Iglesias protestantes (PGI). El tema central del coloquio fueron los “crecientes fenómenos” de intolerancia y violencia que ponen en peligro la “tolerancia, la paz y la unidad”. Widodo asegura que el Estado no está “inerte y pasivo”, como sucedió en el pasado, frente a los grupos radicales. 

Yakarta (AsiaNews) – El gobierno y las máximas instituciones de Indonesia no permanecerán inertes y pasivas, como ocurriera en el pasado, frente a los ataques, la violencia y las proclamas actuados por los grupos extremistas (islámicos), que se proponen fomentar las divisiones y los enfrentamientos entre las diferentes almas del país. Es lo que ha subrayado el presidente Joko “Jokowi” Widodo, durante un encuentro oficial en el Palacio con los miembros de la cúpula del Sínodo indonesio de las Iglesias protestantes (PGI). Un cara a cara a puertas cerradas, organizado para discutir sobre los “crecientes fenómenos” que ponen en peligro “el espíritu de tolerancia, paz y unidad en la diversidad” [Bhinneka Tunggal Ika, en el idioma local].

En el encuentro de ayer con Widodo, participaron el presidente del PGI, la Rev. Henrietta Lebang, junto al secretario general, Rev. Gomar Gultom y al pastor Albertus Patty. Al término de la reunión, la delegación cristiana expresó su satisfacción por la atención prestada por el jefe de Estado al problema, que se ha agudizado en el último período a raíz de algunos episodios controvertidos.

Entre los muchos ejemplos del último tiempo, está el caso que ha involucrado al gobernador de Yakarta, Basuki Tjahaja Purnama, apodado “Ahok”, que terminó procesado por un presunto caso de blasfemia. Le siguió el ataque a un funcionario local de Bantul, que se vio obligado a transferirse  tras haber terminado en la mira del ala extremista islámica a causa de su fe católica en un área mayoritariamente musulmana. Y, en los últimos días, la protesta organizada por los nativos Dayak de Kalimantan Occidental, que impidieron el desembarco y la conferencia de un líder islámico radical (cercano al MUI).

El presidente, según explica la Rev. Lebang a AsiaNews, confirmó que el Estado no es “silente” frente a la escalada que se está produciendo, al contrario de lo que ocurriera en el pasado, cuando “las administraciones anteriores no hicieron absolutamente nada” para contener el fenómeno.  Widodo también explicó que la ideología radical de algunos grupos, como es el caso del infame Frente de defensa islámico (FPI) “ha sido favorecida por algunos partidos políticos” que han querido valerse de la franja fundamentalista en vista de un mero beneficio electoral.

“Cualquier organización de masas que promueva la intolerancia en la sociedad será perseguida de acuerdo a la ley”, prosiguió el jefe de Estado. No debéis pensar que el Estado está “silencioso o, peor aún, asustado” por estos elementos que fomentan las visiones y la violencia.

La semana pasada, las fuerzas del orden de Bandung convocaron a Rizieq Shihab, líder del FPI, para notificarle su inscripción en el registro de los indagados por una caso que se remonta al año pasado. En algunas apariciones en público, él habría insultado a la Pancasila, los principios fundadores del Estado indonesio, y habría atacado directamente a la comunidad cristiana local. Un caso de blasfemia pero “al revés”, en el cual –raramente- es un líder islámico radical el imputado por ofender a la religión cristiana y a sus fieles. Hace meses que el líder islámico está a la vanguardia cuando se trata de criticar y acusar al gobernador cristiano de Yakarta, que ha sido denunciado por blasfemia del islam. Junto al FPI, Rizieq Shihab ha organizado varias manifestaciones masivas para exigir la condena del político.  

“Aprecio los esfuerzos mostrados por el presidente indonesio –concluye la Rev. Henrietta Lebang – a favor de toda la población, y no sólo en lo que a derechos se refiere: también por el crecimiento económico, a pesar de la recesión mundial, los proyectos de infraestructura, la eficiencia en el gasto público, cortando con la llamada ‘economía roja’ que hizo que Indonesia se precipitara en la recesión”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Semarang: después de las protestas de los musulmanes, el festival del cerdo cambia de nombre
23/01/2017 11:54
Semarang, musulmanes se oponen al festival gastronómico chino del cerdo: es “haram”
20/01/2017 15:18
Indonesia, alerta máxima por el temor de atentados en Navidad: en la mira “esposas” y “conciertos”
21/12/2015
Card. Barbarin: En María, la misericordia de Dios abraza también al islam
10/04/2015