02/09/2020, 14.45
CHINA
Enviar a un amigo

Los chinos se convierten al cristianismo porque ‘buscan la verdad’ (II)

de Bernardo Cervellera

Los motivos que llevan a muchos chinos a convertirse al cristianismo son, ante todo, “metafísicos”; los “pragmáticos” (sanaciones, barrer con la soledad, buscar ayuda…), vienen después. Los resultados del sondeo realizado por un pastor protestante muestran que las comunidades cristianas están conformadas por un 72% de mujeres y que el nivel intelectual ha crecido mucho: el 22% es graduado universitario.

Roma (AsiaNews) – Los chinos se convierten al cristianismo porque ‘buscan la verdad’, y ‘un lugar en el paraíso’, pero también suplican sanaciones y bienestar; son atraídos a la fe por el testimonio de un amigo, de la madre o de la vida alegre y plena de un cristiano y por la lectura de la Biblia: estas son algunas características que surgen de un sondeo realizado por el pastor Steven Z., publicado en una serie de artículos que aparecieron en ‘China Source’, cuya primera parte publicamos ayer.

En un primer artículo (véase aquí el original), el pastor expresa algunas consideraciones sobre la demografía de las comunidades protestantes chinas. En base a las respuestas recibidas en el sondeo, él destaca que el 72% de las respuestas proviene de mujeres; el 21%, de hombres; el 7% no indicó cuál es su sexo. 

Que las comunidades estén conformadas por una mayoría de mujeres es un hecho casi obvio y universal. Sin embargo, en los resultados, el nivel de estudios de los encuestados es bastante insólito. En efecto, al menos un 22% es graduado universitario; el 32% tiene  estudios secundarios completos; el 15% asistió a escuelas de formación profesional; el 23% cursó la escuela primaria y solo el 8% es analfabeto.  Estos datos difieren mucho de los que cita el Libro Azul de las Religiones, una obra de la Academia China de Ciencias Sociales en la que se afirma que el 54% de los protestantes estaría conformado por personas analfabetas o con educación primaria básica.

Esto significa que las comunidades cristianas actuales tienen un nivel cultural muy superior al de las de 1949, cuando la mayoría de los fieles era de zonas rurales, y con frecuencia, analfabetos. Según el pastor Steve Z., esto permite que los cristianos contemporáneos puedan leer la Biblia de un modo personal y profundizar la fe desde el punto de vista ideológico. Además, les permite entrar en contacto con otras comunidades del exterior, gracias al dominio de alguna lengua extranjera. 

El sondeo muestra asimismo que el grupo más consistente de fieles está formado por personas nacidas en la década del ‘60, que hoy se acercan a los 60 años de edad. Esto significa que “nacieron en un período de hambrunas y grandes privaciones [el Gran Salto adelante – ndr] o en el turbulento período de la Revolución Cultural. La mayoría fue educada en los años ‘70. Estas personas vivieron el impacto del crecimiento del materialismo a partir de la Revolución Cultural, hasta el período de las reformas y la apertura. De esto se desprende que en su conversión, el tiempo ha dejado una importante marca y que tienen una profunda visión personal”.  Para Steve Z., ellos son el alma de las comunidades actuales. Cabe destacar que la mayoría de los miembros tienen entre 40 y 60 años de edad, y que hay pocos jóvenes.   

En un segundo artículo, dedicado al estudio de los resultados del sondeo (véase aquí el original), el pastor Steven Z. revela que al menos el 75% de los entrevistados proviene de un ambiente cristiano formado en los años ‘50 o antes, que fue redescubierto más tarde. 

Pero la revelación más sensacional del sondeo tiene que ver con los motivos que llevaron a estas personas a volverse cristianas. A diferencia del cliché pragmático que se atribuye a los chinos, los razones para convertirse al cristianismo son “conocer la verdad” e “ir al cielo”. El autor define estos motivos como “metafísicos”. Ciertamente también hay motivos “prácticos”, como “obtener una sanación”  “recibir la ayuda de Dios en la vida”, pero estos se colocan al mismo nivel del “pedido de perdón por los pecados”. 

Según el autor, “estas preocupaciones metafísicas son la principal fuerza que ha impulsado el crecimiento de la Cristiandad china en los últimos 40 años”. 

En un último articulo (véase aquí el original), Steve Z. enumera las principales razones que llevan a un chino de hoy en día a creer en Jesucristo. La primera es el testimonio de alguien que comparte su fe; la segunda, el deseo de obtener la sanación y la ayuda para resolver este problema; el tercer motivo es el descubrimiento del amor que viven los miembros de una comunidad. 

Por último, con respecto a las personas que más han influenciado su adhesión a la fe, las respuestas del sondeo subrayan ante todo la figura del pastor; luego, los evangelizadores (catequistas, predicadores, etc.). Solo en tercer lugar se menciona a la propia madre o a la familia de origen. 

Todas estas observaciones impulsan a una revisión de los métodos de evangelización.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
¿Qué impulsa a un chino a convertirse al cristianismo? (I)
01/09/2020 16:57
Libro blanco sobre las religiones: Beijing se defiende a sí misma
03/04/2018 15:24
Linfen: Los cristianos lloraban viendo la destrucción de su iglesia (video)
12/01/2018 10:15
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Beijing, desalojaron y dejaron sin sede a la comunidad protestante de la Iglesia de Sion
07/09/2018 13:34