21/07/2017, 13.53
IRAN
Enviar a un amigo

Los parlamentarios tratan la abolición de la ley de ciudadanía que discrimina a las mujeres

Sólo los hombres pueden brindar la ciudadanía a los hijos y al cónyuge. De esta manera, miles de niños son privados de la ciudadanía. Los más vulnerables son los hijos de refugiados afganos 

Teherán (AsiaNews/RFE) – Un grupo de parlamentarios iraníes está procurando cancelar una ley que hace largo tiempo niega la ciudadanía e iguales derechos a los niños iraníes nacidos de padres extranjeros. De ser aprobado por el parlamento, el proyecto de ley podría dar un giro de 180 grados a una legislación discriminatoria que incide sobre la vida de miles de niños, tanto fuera como dentro de Irán –y que afecta particularmente a los niños iraníes cuyos padres pertenecen a la gran comunidad de refugiados afganos y migrantes que viven en la República islámica.  

Los activistas que defienden los derechos humanos hace años que insisten para que se proceda a la abolición de la ley según la cual sólo los hombres iraníes pueden pasar su nacionalidad a las esposas e hijos.

Por años, la ciudadanía de los niños nacidos de matrimonios entre mujeres iraníes y refugiados afganos ha sido el motor para el cambio de la ley. Actualmente, estos niños son esencialmente apátridas. Recientemente, la campaña a favor de la abolición de la ley tuvo un inesperado impulso a partir de la muerte de Maryam Mirzakhani, una matemática premiada, oriunda de Teherán, que murió de cáncer en los Estados Unidos el 15 de julio pasado. La única hija de Mirzakhani, Anahita, tiene 6 años, y su padre es checo, con lo cual no es idónea para obtener la ciudadanía iraní.

La agencia de prensa semioficial Fars informó que el 16 de julio pasado, un grupo de diputados solicitó oficialmente que se acelerara la votación del proyecto de ley. Según la agencia, en su testamento, Mirzakhani pidió que se le reconociera a su hija la ciudadanía iraní. Radio Free Europe/Radio Liberty (Rfe/Rl) no ha podido verificar la afirmación de manera independiente.

El 17 de julio, Reza Shiran contó al diario partidario de gobierno Mashregh que estaba juntando firmas para introducir la ley en la asamblea. Afirmó haber obtenido 60 firmas de los 290 miembros de la cámara. Para él, la medida está orientada a “asegurar la ciudadanía a la hija de Mirzakhani”, añadiendo que “igual atención” debiera ameritar la situación de los niños nacidos de madres iraníes y padres afganos.

Sus afirmaciones fueron dadas a conocer luego de que el 11 de julio, el Comité parlamentario cultural aprobara la formulación de la propuesta de ley, que extendería la idoneidad para la ciudadanía iraní a los descendientes de progenitores extranjeros. Antes de convertirse en ley, la norma debe ser aprobada por el parlamento y ratificada por el Consejo de los Guardianes, el poderoso órgano clerical llamado a aprobar toda legislación que se proponga.

Los activistas por los derechos humanos han recibido favorablemente los esfuerzos orientados a abrogar la ley, que marcaría un paso rumbo a la igualdad de géneros en Irán.

Tara Sepehri Far, investigadora de Human Rights Watch (HRW), sostiene que la norma que rige actualmente es discriminatoria en relación a las mujeres, y niega iguales derechos a miles de niños en Irán. “En el caso de matrimonios entre mujeres iraníes y refugiados afganos, en los cuales los últimos en su mayor parte carecen de documentos,  son muchos los niños nacidos y criados en Irán que se encuentran sin ninguna posibilidad de llegar a obtener la ciudadanía, y esto incide en sobre el acceso a muchos derechos, como es el caso de la instrucción, la salud, el trabajo”, sostiene Far.

Las Naciones Unidas estiman que el número de ciudadanos afganos que viven en Irán está por debajo, aunque muy cerca, del millón. Muchos de ellos afirman en la República islámica ellos son víctimas de la violencia y de injusticias. Según Teherán, el número de refugiados y migrantes afganos, sumando aquellos con y sin documentos, se aproxima a los 3 millones. Teherán ha expulsado a muchos afganos y cada tanto amenaza a aquellos que permanecen prometiendo llevar a cabo expulsiones en masa. Muchos de éstos llegaron a Irán con la ocupación soviética en Afganistán y la guerra civil que devino tras el retiro de las tropas de la URSS. También hay quienes buscaron refugio en Irán tras la toma del poder perpetrada por los talibanes. Muchos aceptaron trabajos humildes que resultan poco atractivos para los iraníes, y sin embargo, a menudo se los acusa de generar inseguridad y desocupación.

En el año 2015, el líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei, emitió un decreto que permite que todos los niños afganos puedan asistir a la escuela. De todos modos, a los afganos aún se les deniegan los servicios más básicos,  como el acceso a la salud y a la atención médica, al trabajo, e incluso a la vivienda.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Teherán, ya no se arrestará a quien viole el ‘código de vestimenta islámico’
29/12/2017 10:02
Teherán: el desafío de las conductoras iraníes al velo obligatorio
11/07/2017 16:08
Elecciones municipales en Irán, el camino de la política para las mujeres
19/05/2017 14:01
Riad otorga las primeras licencias de conducir femeninas, pero mantiene a las activistas en prisión
05/06/2018 14:25


Viajes