06/10/2016, 13.12
YEMEN - ARABIA SAUDITA
Enviar a un amigo

Los saudíes cortan el financiamiento a los aliados en Yemen

Eliminados los fondos asignados al ex presidente Hadi y las milicias armadas que luchan contra la huzíes. Abandonados o detenidos los miembros de la "Conferencia de Riad". Los señores de la guerra sacan del Banco Central (transferido a Aden) el producto de la venta de gas y petróleo. La situación favorece a los rebeldes chiíes, en ventaja en los diversos frentes de guerra.
 

Riad (AsiaNews) - Arabia Saudita, que por años ha sostenido económicamente los conflictos en el Medio Oriente - ver Siria, Bahrein, Yemen - ha decidido retirar el financiamiento al ex presidente de Yemen, Abd Rabu Mansur Hadi y su gobierno. La medida, abrupta e inesperada, también se aplica a la lucha de las milicias armadas pro-saudí contra los rebeldes chiitas Houthi y los señores de la guerra de Yemen en el exilio en Arabia Saudita. Para muchos analistas y expertos detrás de esta decisión está la confirmada grave crisis económica que también ha afectado a Riad.

El ex presidente Hadi tendría que volver a Aden en los últimos días, después de asistir a la Asamblea General de la ONU que se celebró en Nueva York a finales de septiembre. Sin embargo, los problemas "relacionados con la seguridad" - estos son los términos utilizados por su entorno - le impidieron llegar al destino establecido.

Fuentes autorizadas en Riad, tras el anonimato, informaron que en el reino saudí está cada vez más la idea de abandonar a los miembros de la llamada "Conferencia de Riad", que pasan por un período de grandes dificultades en la capital saudí. Muchos miembros de la oposición yemení cerca de Riad, hasta hace poco, claramente visibles en el vestíbulo de los hoteles más lujosos de la capital, se han quedado sin medios de vida. Y se les priva incluso de los documentos legales que le permiten mantenerse en el Reino y a los que, al mismo tiempo, se asignó un presupuesto llamado "fondo de la hospitalidad".

Varios miembros de la oposición yemení, recibidos en Arabia al inicio del conflicto bajo disposición de la propia familia real, que intentaba legitimar la guerra y la intervención militar junto con los "aliados" de la coalición árabe, están ahora en prisión. Otros se ven obligados a pagar fuertes multas en efectivo, por una cantidad casi igual a las cantidades recibidas en los últimos años por la alianza con Arabia Saudita.

El dirigente político yemení Salah Al Sayadi, secretario general del Partido Popular Democrático, escribió en su página de Facebook: "Lo que los miembros de la conferencia Riad sufren es una clara humillación y una ingratitud hacia el papel desempeñado por ellos y su apoyo a los aliados".

La guerra que estalló en Yemen con el consentimiento de Riad ha ido más allá de las predicciones de la monarquía, especialmente después de que las tropas yemeníes que se oponen a Hadi - y la intervención de la coalición - han logrado empujar a los combatientes a territorio saudí . La guerra ha envuelto a la ciudad de Najran Jizan en el sur-oeste del país, y también registro el bombardeo de zonas fronterizas con misiles de largo alcance. Estas son las armas disponibles por las milicias rebeldes que controlan Sana’a, y con las que se las arreglan para golpear las bases militares en Arabia Saudita.

El gobierno dirigido por el ex presidente Hadi vive encerrado en los pasillos del poder en Aden, que se vio obligado a regresar a Yemen tras la presión de Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Sin embargo no ha logrado imponer su autoridad, estando privado de órganos militantes capaces de contrarrestar los señores de la guerra, que han llenado el vacío de poder y se han apropiado de todos los ingresos de los bienes públicos. Las autoridades locales de Hadramot, Al Mahra y Maareb han rechazado la solicitud de Hadi de pagar el importe debido al estado de las arcas del Banco Central,que  recientemente se trasladó - de nuevo, a petición de los saudíes y los Emiratos - a Aden.

El Sheikh Hashem Al Ahmar, de la provincia de Maareb, ha justificado la negativa a pagar el impuesto al Estado - dos mil millones de riales al mes - con el hecho de que estas sumas se utilizan para "encubrir el esfuerzo de guerra de las fuerzas en favor de la reforma". Con esta justificación los señores de la guerra en las zonas controladas por el ex presidente pro-Hadi Arabia siguen apropiándose de las ganancias de ingresos de petróleo y gas. Sumas que, en realidad, deberían ser pagados en las arcas del banco central en Adén.

Esta situación, combinada con la interrupción de la financiación saudí, ha puesto el presidente Hadi en la imposibilidad de poder garantizar los salarios de los funcionarios (75 mil millones de riales al mes) y a decenas de miles de pensionados (de los cuales 36 por mil sólo en Adén). Una situación muy delicada en la que tiene que enfrentarse a la ira de más de 1,2 millones de empleados sin sueldo, pensionados y presiones de los señores de la guerra. Un escenario que, combinado con el abandono de los saudíes, ve cada vez más a los Houthi en ventaja en casi todos los frentes de guerra. (PB)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Los Estados Unidos atacan posiciones de los radares de los rebeldes Houthi en Yemen
13/10/2016 11:28
Saná, miles de ciudadanos se toman las calles contra Riad para protestar por la masacre en el funeral
10/10/2016 12:39
Yemen, los ataques aéreos de la coalición encabezada por los sauditas causan nuevas víctimas entre la población civil
30/09/2016 10:36
Riad acusa a los Houthi de violar el cese del fuego en Yemen
21/10/2016 12:42