18/03/2021, 15.56
VATICANO
Enviar a un amigo

Mañana comienza el año especial de la familia, instituido por el Papa

El Año está dedicado a San José, "esposo y padre". La pandemia ha mostrado la fragilidad de muchas familias, pero también su fuerza. La pastoral debe abarcar numerosas situaciones nuevas: familias en crisis, personas solas, familias pobres y desintegradas. Es urgente "llevar a los niños y jóvenes a descubrir la belleza" de la vocación matrimonial. Superar el abandono de la fe por parte de los jóvenes y la soledad de los adultos ante los desafíos de la educación.

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - Mañana, solemnidad de san José, comienza un año especial dedicado a la familia, en el quinto aniversario de la exhortación apostólica Amoris Laetitia. El Papa Francisco ya lo había anunciado y hoy se realizó el anuncio oficial en una conferencia de prensa en el Vaticano que ofreció el Card. Kevin J. Farrell, Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

El cardenal explicó que fue el mismo Francisco quien dedicó este año a San José, "esposo y padre, tan amado que fue elegido por Dios para cuidar a la Sagrada Familia". Uno de los objetivos de este año es retomar el documento Amoris Laetitia, “fruto de un largo camino sinodal”. Es muy importante porque este tiempo de pandemia afecta “muy fuerte” la vida familiar "de muchas maneras", pero también pone en evidencia "su rostro de 'custodio de la vida'" precisamente en medio de los problemas actuales.

El año debe tender a renovar la pastoral de las familias, que enfrentan muchas dificultades. “Pensamos en el acompañamiento de parejas y familias en crisis, en el apoyo a los que han quedado solos, en las familias pobres y en las desintegradas. Muchas familias necesitan ayuda para descubrir en los sufrimientos de la vida el lugar de la presencia de Cristo y su amor misericordioso”.

Al mismo tiempo, las familias deben convertirse en “sujetos” de la pastoral. "Las familias - subrayó el cardenal - están llenas de potencialidades y dones para el conjunto de la sociedad y para la Iglesia y, por tanto, deben ser reconocidas e involucradas activamente como protagonistas de la pastoral ordinaria de las parroquias y diócesis".

En la conferencia de prensa también estuvo presente la profesora Gabriella Gambino, subsecretaria del Dicasterio, quien en su intervención destacó la urgencia de "revitalizar la belleza del sacramento del matrimonio y de las familias cristianas", especialmente entre los jóvenes y los niños. En nuestra época "en la que la fragilidad está tan extendida - dijo - hay un gran deseo de familia, pero al mismo tiempo mucho miedo ante la decisión del matrimonio". Por eso es necesario "volver a partir desde los cimientos de la fe, para llevar a los niños y jóvenes a descubrir la belleza de una vocación: el matrimonio".

Gambino propuso un método inmediato: una pastoral “transversal”, no en “compartimentos estancos” para que haya una puesta en común de la fe entre padres, hijos y abuelos. Esto podría ofrecer una solución para el hecho de que los hijos abandonan el camino de la fe y la soledad de los adultos ante los desafíos educativos que se plantean a medida que la familia crece.

Hay que repensar los horarios y los métodos de la pastoral, porque hoy muchas familias "viven en las grandes ciudades y tienen que compaginar los compromisos laborales de los cónyuges y los compromisos escolares y extraescolares de los hijos".

Gambino considera que los videos mensuales sobre la exhortación apostólica producidos por el Dicasterio pueden ser una ayuda para vivir este año en profundidad. Cada video incluye una intervención del Papa y algunos testimonios sobre distintos aspectos de Amoris Laetitia.

“Hoy - concluyó - estamos viviendo una emergencia vocacional, no solo en la vida religiosa, sino también en el matrimonio, porque, como ya hemos dicho, elegir el matrimonio no es como elegir un trabajo, es una vocación. Este año, más que nunca, todos estamos llamados a trabajar para revitalizar la institución familiar, no solo en la Iglesia sino también en la sociedad”.

Por último ofreció su testimonio un matrimonio, Valentina y Leonardo Nepi, quienes hablaron sobre la experiencia de maduración de su vocación matrimonial y su experiencia actual como padres de una hija de cinco años, Ilaria. Ambos destacaron que "cuando éramos adolescentes era importante ver parejas jóvenes de novios y matrimonios que nos dedicaban su tiempo gratuitamente, animados por un fuerte sentido de comunidad cristiana".

Ellos también consideran que es urgente que el mensaje sobre la vida matrimonial como vocación llegue a los jóvenes: "En efecto, las semillas de este anuncio se siembran en la juventud y es importante que la pastoral familiar y juvenil estén estrechamente relacionadas".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Mons. Barwa: La herencia de los mártires de Orissa
29/08/2020 11:22
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013