04/09/2014, 00.00
FILIPINAS
Enviar a un amigo

Manila, la Iglesia inicia cursos de adiestramiento para el trabajo, para frenar el éxodo de los filipinos

A causa de la desocupación galopante, más de 13 millones de ciudadanos viven en el extranjero y envían parte de sus sueldos a casa. Para estimular a los familiares de estas personas a hacerse independientes, la Comisión episcopal filipina para la atención a los migrantes ha ideado una serie de iniciativas para mejorar las capacidades laborales. Se inicia en Mindanao y Luzón.

Manila (AsiaNews)- Para tratar que se hagan independientes los familiares de aquellos que viven y trabajan en el extranjero, la Comisión episcopal filipina para la atención de los migrantes decidió lanzar una serie de iniciativas para "inserir en el mundo del trabajo" a las familias menos pudientes de la zona de Luzón y de Mindanao. Lo anunció el presidente de la Comisión y obispo de Balanga, mons. Ruperto C. Santos, en una entrevista a la Radio Veritas. Los seminarios apuntan a "mejorar las capacidades de estas personas, liberándolas de la dependencia de los envíos del extranjero".

Según los datos de la Comisión gubernamental para los filipinos de ultramar, por el momento son casi 13 millones los conciudadanos que viven en el extranjero: de éstos, más de 2 millones están registrados como migrantes. Sin embargo es "muy alta" la posibilidad que también los otros estén empleados en países extranjeros, pero "no registrados por motivos legales o de explotación laboral". Los economistas nacionales acusan a la desocupación en Filipinas, que de hecho "obliga a quien busca trabajo a irse".

El otro lado de esta medalla está representado por las familias de estos trabajadores, que siempre y más a menudo cuentan sobre todo en los sueldos que les llegan de sus queridos. Según mons. Santos, la finalidad del programa es la "de mejorar las capacidades de ganancia de estas personas y de su estilo de vida. Estamos en contacto con las Autoridades del gobierno para la instrucción técnica y con otras organizaciones, que consignarán los materiales para los cursos y nos indicarán las prioridades a seguir".

Por el momento las zonas interesadas son las de Mindanao y Luzón, pero "antes de noviembre llegaremos a las diócesis de Dipolog, Pagadian, Iligan y Ozamiz. La finalidad verdadera, el único deseo es que los más rápido posible los filipinos no estén obligados a dejar a sus familias para buscar "pastos más verdes, para poder ganarse un salario".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Migrantes y niños apátridas, ‘un desafío’ para la Iglesia de Filipinas
02/03/2019 07:36
Emigrantes, la Iglesia reza y se solidariza con los filipinos en el extranjero
19/02/2018 13:24
Jizan, fue obligada a beber lejía: una doméstica filipina se encuentra en grave estado
17/04/2018 15:01
Duterte hace la vista gorda ante los chinos irregulares. Mons. Santos: Es 'Injusto' para con los filipinos
28/02/2019 12:44
Duterte corta el envío de trabajadores filipinos: ‘Son abusados y maltratados’
22/01/2018 11:03