18/05/2018, 11.27
VIETNAM – RUSIA - CHINA

Mar de China meridional: Beijing arremete contra las perforadoras ruso-vietnamitas en aguas disputadas

El yacimiento de Lan Do u “Orquídea roja” se encuentra en el Bloque 06.1, a unos 85 km dentro de un área reivindicada por China y Vietnam. Hanói afirma que “las operaciones están autorizadas y se desarrollan en zonas bajo la soberanía y la jurisdicción vietnamitas”. Temor de los expertos por las relaciones sino-rusas.

Hanói (AsiaNews/Agencias) – Las perforaciones que lleva adelante Rosneft Vietnam BV –una unidad de la compañía petrolera estatal rusa Rosneft- en aguas reivindicadas por Beijing arriesgan agudizar las tensiones en el Mar de la China meridional.

Hace tres días, Rosneft anunció que comenzaría a perforar el pozo LD-3P, parte del yacimiento de Lan Do u “Orquídea roja”, situado en el Bloque 06.1. Éste está localizado a unos 370 km al sudeste de Vietnam. El bloque se encuentra dentro del área trazada por la “Línea de nueve puntos”, con la cual Beijing delimita una porción de mar que se extiende por unos 1.800 km al sur de la China continental.

El vocero del ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, afirmó que, sin permiso previo del gobierno chino, ningún país, organización, compañía o individuo puede desarrollar actividades de exploración o explotación del petróleo o del gas en aguas que estén bajo jurisdicción de Beijing. “Exhortamos a las partes involucradas a respetar los derechos soberanos y jurisdiccionales de China, y a no hacer nada que pudiera influenciar las relaciones bilaterales o afectar la paz y la estabilidad de esta región”, declaró ayer el funcionario.

El ministerio vietnamita de Relaciones Exteriores ha afirmado que las actividades en el sector petrolero y gasífero se conducen en conformidad con la Convención de la ONU de 1982 sobre el Derecho del Mar. El vocero del ministerio, Le Thi Thu Hang, reafirmó que “las operaciones están autorizadas, y se desarrollan en zonas que están bajo la soberanía y la jurisdicción vietnamitas”.

Sacando partido de algunas ambigüedades del derecho internacional, Beijing reclama una porción importante de mar (casi el 85% del territorio). Además de las islas Spratly, el área incluye; el Golfo de Tonkín, situado entre Vietnam y China; las Islas Paracelso, disputadas por Hanói, Beijing y Taiwán; Scarborough Shoal, una formación de escollos y rocas reivindicada por Manila, Beijing y Taipéi. Para asegurarse el control de las importantes rutas marítimas que atraviesan estas aguas (más de un tercio del mercado global) y la explotación de recursos energéticos submarinos, el gobierno chino ha emprendido la construcción de una serie de islas artificiales, con bases militares y faros para la navegación. Beijing incluso ha impuesto, de manera unilateral, la prohibición de la pesca en la zona. El gobierno chino reclama la soberanía sobre amplios sectores de la Zona Económica exclusiva de Vietnam.

Los mapas de la zona señalan que el Bloque 06.1 se encuentra a unos 85 km, dentro del área disputada. En los últimos años, China ha patrullado y reforzado cada vez más intensamente la zona, reivindicando derechos históricos sobre los recursos y las islas dentro de ella. En marzo, tras recibir presiones de Beijing, Hanói interrumpió un proyecto de perforación petrolífera en un bloque cercano, el “Emperador rojo”. A través de una licencia, este último fue concedido a la sociedad energética española Repsol, que ha solicitado a Vietnam un resarcimiento.

Las compañías rusas Rosneft y Gazprom tienen importantes proyectos de desarrollo en las aguas vietnamitas, que se extienden hasta el área reivindicada por China. Hay analistas que sostienen que sería un duro golpe para el entendimiento sino-ruso, que ahora Beijing reclamase a Moscú poner fin a sus planes energéticos en Vietnam. Beijing se ha convertido en el principal destino de para las exportaciones de Rusia, sobre todo porque Moscú es su principal proveedor de petróleo y gas.

Las perforaciones de Rosneft son importantes para Vietnam. El país cubre cerca del 30% de sus necesidades de gas con el suministro proveniente del bloque 06.1, gracias a las operaciones petrolíferas y gasíferas que se han establecido por primera vez hace quince años. La gestión de dicho bloque es llevada adelante por Rosneft, siendo éste propiedad de un consorcio administrado por ONGC, Rosneft y Petro Vietnam.

Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Mar Chino: Hanói ante la ONU por los misiles chinos. Beijing contra EEUU: militarizan el área
20/02/2016 14:06
Mar Chino meridional: pescadores vietnamitas son atacados por embarcaciones chinas
05/01/2016
Mar Chino meridional: Hanói y Manila hacia un recurso a la Onu. Ira de Beijing
12/12/2014
El eje Tokio-Delhi irrita a Beijing, que ensancha sus miras en el Mar de China meridional y oriental
27/01/2014
Mar del Sur de China, Hanoi y Beijing en desacuerdo
26/06/2017 14:47